Como elegir un buen programador de páginas web

Hay muchos supuestos programadores de páginas web que crean sitios poco apropiados para sus clientes y que dejan mucho que desear tanto en el aspecto técnico como en el utilitario. He aquí como poder distinguirlos. De Robertobaca.Net

Para elegir un buen diseñador o programador de web pídeles un portafolio y también visita su propio sitio. Verifica que:

  1. No tengan ligas rotas dentro del sitio, especialmente si son ligas importantes.
  2. El sitio sea fácil de navegar y pueda verse bien en cualquier navegador: Explorer, Firefox, Opera, etc.
  3. Desactiva css, javascript y flash. El sitio debe poder usarse todavía, claro, no se verá igual, pero debes poder hacer la mayor parte de las cosas.
  4. Si sus sitios parecen haber sido hechos con plantillas, probablemente fueron hechos con plantillas. No es necesariamente malo, pero hace surgir la duda sobre si serán capaces de crear una solución adaptada a tus necesidades.
  5. Fíjate que valoren más cosas como accesibilidad, navegabilidad, y facilidad de mantenimiento. Si tratan de venderte diseños de flash, o te prometen cosas imposibles como número mínimo de visitantes y productos adicionales, es que no son muy serios.
  6. La agencia o diseñador también debe preguntarte cuales son los objetivos de tu sitio, lo que quieres hacer, quien quieres que la lea, cual es la llamada de acción, etc. Es decir, tienen que buscar la mejor manera de ayudarte y para eso tienen que conocerte.

Sé que suena tonto, pero en más de un sitio de “diseñadores” me he encontrado con uno o varios de los puntos de arriba. Contratar uno de ellos nada más te costará dinero.

No es necesario que un programador use las últimas técnicas de Ajax o Jason, o que sea totalmente POSH, pero sí que sepa las ventajas y desventajas de programar con flash contra php u otros lenguajes. Además que debe conocer la importancia de conceptos básicos como la usabilidad y accesibilidad y facilidad de mantenimiento de un sitio.

Actualización

El diseñador Andy Rutledge tiene esto que decir al respecto en su artículo Húyeles corriendo, no caminando:

Las primeras indicaciones de que estás tratando con una agencia sin nociones o sin escrúpulos se hacen evidentes incluso antes de iniciar un proyecto. Algunas de las señales son:

  • No hacen preguntas detalladas sobre ti o sobre el proyecto antes de aceptarte como cliente
  • Ofrecen o están de acuerdo con hacer trabajos específicos gratuitos para que veas sus ideas
  • No están planeando llevar a cabo una junta o proceso exploratorio intensivo contigo.

Si la agencia tiene idea de lo que está haciendo tu empresa básicamente tiene “hacer una entrevista de trabajo” para que la agencia te acepte como cliente. Las agencias que saben lo que están haciendo se esfuerzan por tomar sólo aquellos proyectos y clientes que encajan bien con sus habilidades, e incluso sus personalidades. Van a querer conocerte un poco y aprender mucho sobre tu proyecto, sus alcances, y tus exptectativas específicas antes de decidir si quieren trabajar contigo. Si sugieren de inmediato que debes trabajar con ellos y comienzan a hablar de mandarte un contrato, probablemente estás hablando con la agencia equivocada. Cuelga el teléfono.

El engaño de las visitas al sitio

Siempre que se compra algo hay que tener cuidado con los estafadores. Sobre todo cuando se trata de un campo especializado. De Robertobaca.Net

Hay empresas de diseño de sitios de internet que prometen un número mínimo de visitas a un sitio y atraen clientes con la perspectiva de que obtendrán un gran número de visitantes gracias a ese diseño.

Para cumplir con lo prometido estas empresas contratan gente de distintos lados y les pagan por visitar el sitio que ellos mismos crearon. Una simple visita de un puñado de gente y será suficiente para cumplir con la promesa pactada.

Obviamente, como cliente, no es esto lo que se quiere, sino que esos visitantes sean reales y de preferencia clientes potenciales que convertirán su visita en nuevo negocio.

Por eso hay que tener cuidado cuando contrates a una empresa de diseño. Deben ser diseñadores que se preocupen más por la usabilidad del sitio y la facilidad con que los buscadores puedan indexar el contenido que por ponerle efectos visuales al sitio o asegurar un número mínimo de visitantes.

Como cliente también debes tener claros los objetivos que quieres cubrir con una página, no nada más tener un sitio por tenerlo, sino saber que tipo de visitante quieres captar y que mensaje o acción quieres que tomen. Obviamente lo más importante será que el sitio ayude a captar clientes.

Para saber si el sitio está cumpliendo con su cometido, debe saberse que se va a medir e implementar, junto con los diseñadores, maneras de medir estos parámetros.

El número de visitantes tal vez sea el más obvio de los parámetros, pero no necesariamente el más importante ya que necesitamos también saber el perfil de nuestros visitantes y lo que hacen en el sitio para realmente poder saber si estamos llegando a la gente que queremos llegar y si estamos siendo efectivos en nuestro mensajes.

Incluir una lista de correos, ofrecer mayor ayuda a quienes se registren gratuitamente, información gratis, etc. son buenas maneras de obtener información de nuestros visitantes, siempre que nos cuidemos de no caer en prácticas de spam. Además, podemos cotejar estos números contra el número de visitantes para tener mejor idea de la efectividad de nuestro sitio.