Consiguiendo suscriptores

A veces podemos tener visitantes que simplemente pasan por nuestro sitio y se van sin dejar huella, ¿cómo hacerlos miembros de nuestra comunidad virtual? De Robertobaca.Net

Una amiga comentaba que su sitio recibía varias visitas al día, pero que sus visitantes no se registraban, simplemente pasaba de largo y preguntaba como podría hacer para que se registraran y se unieran a su comunidad virtual.

En los Estados Unidos hay un dicho muy cierto que dice “puedes llevar el caballo al río, pero no lo puedes hacer tomar agua”. Y lo mismo pasa con los sitios de internet y las comunidades virtuales, puedes atraer visitantes, pero no puedes obligarlos a convertirse en participantes.

Lo que se puede hacer es que vean más atractiva la oportunidad de convertirse en miembros de la comunidad, tienes que ofrecer algo a cambio de su información para registrarse, ya sea la oportunidad de hacer preguntas, de obtener puntos, mayor contenido, descuentos en tu tienda virtual, etc. Debe estar claro que los miembros de tu sitio van a ganar algo que los otros no.

Pero tampoco lo hagas tan cerrado que sea una obligación registrarse antes de poder ver contenido útil, eso simplemente ahuyenta y desanima a los visitantes que lleguen a pararse por ahí. El ofrecer contenido gratuito les va a permitir ver y probar lo que hay en el sitio y así saber si será útil para ellos el unirse o no. Si no ven nada no se van a molestar en poner sus datos y se van a ir.

No hagas el proceso de registro tedioso y largo, sino lo más sencillo que puedas. Si necesitas información detallada de ellos dales la oportunidad de empezar a llenar sus detalles y continuar más tarde. Recuérdales mantener actualizado su perfil y diles los beneficios que obtendrán. Claro, no todos los sitios necesitan un perfil extenso de sus usuarios, de hecho mientras menos información necesites sobre ellos, mejor.

Dales libertad, lo que hace verdaderamente atractiva a una comunidad es que los usuarios la sientan verdaderamente como suya y para eso deben sentir que son libres de publicar y actuar dentro de los límites de comportamiento que estarán claramente expresados. Eventualmente los moderadores deberán provenir de los mismos miembros de la comunidad y deben esforzarse por mantener cierta disciplina y explicar sus razones cuando haya que castigar a algún miembro. De esa manera los participantes no sentirán que se les está censurando injustamente y los más se ajustarán a las reglas.

Estos son unos pocos consejos que le di a mi amiga. Estoy seguro que se pueden hacer muchas más cosas para hacer a una comunidad atractiva y participativa. Lo importante no es darse por vencido, ya que echar a andar una comunidad virtual es cosa de mucho trabajo y lleva su tiempo.