En el futuro los diseñadores web podrían desaparecer

Por lo menos eso dice este artículo de opinión en la revista Smashing y que ha causado reacciones entre casi todos los diseñadores de renombre. En lo personal dudo mucho que el papel del diseñador deje de tener relevancia al corto o mediano plazo.

El argumento central de la columna editorial se centra en que lo más importante de la web son los datos y el contenido; conforme estos datos se liberan para poder presentarse en cualquier dispositivo (listófono, tableta, televisión, reloj despertador, cafetera, yoyo, etc.) el diseño en cada sitio dejará de ser relevante ya que la interfaz principal será la del dispositivo donde estés viendo la información.

El problema con el artículo es que olvida dos cosas: 1) La web como la conocemos hoy, con páginas y sitios, no va a desaparecer; y 2) el fin de esa información y datos es impulsar a quien la consume a que haga algo.

El primer punto es más fácil de abordar. Estos dispositivos nuevos no vienen a reemplazar a la web, sino a hacerla más accesible, más disponible y más flexible. Si acaso el papel del diseñador (y el sufrido desarrollador esclavizado tras bambalinas sin esperar reconocimiento) será más importante, ya que necesitará la experiencia y conocimiento para hacer que la información pueda adaptarse a los diferentes dispositivos y las circunstancias en que se estén usando.

El segundo tiene que ver con lo que debería ser la finalidad de todo sitio web. La información que ponemos (por lo menos si buscamos trascender de lo meramente personal) generalmente busca un objetivo: aumentar ventas, conseguir votos, concientizar, crear presión social, etc. Este objetivo debe quedar claro en los consumidores y además les debemos dar un camino que ellos puedan seguir fácilmente para aumentar las probabilidades de que nuestra audiencia haga lo que queremos.

Más o menos lo que Ryan Carson quiso dar a entender con su tweet y el post de “Ser Profesional de UX no es un trabajo de verdad”.

Los diseñadores y desarrolladores irán cambiando la manera en que resuelven los problemas de información de un paradigma centrado en el navegador o el dispositivo a un paradigma centrado en la experiencia de usuario y lo que queremos que haga.

Es algo que ya estamos viendo pero que va a cobrar cada vez más relevancia.

WordPress recibirá los blogs de Microsoft ¿hay peligro?

Depende de a que se le llame peligro.

Microsoft decidió darse por vencido en la pelea de ser un proveedor de espacio para blogs, tal vez para concentrarse más en otros aspectos de la plataforma Live, como Office Live. Pero para no dejar huérfanos a sus usuarios decidió pasarlos a WordPress.com, la red de Automattic, padres de WordPress, la plataforma que mueve a éste y muchísimos sitios más.

¿Es este el fin de la historia? Puede ser que no. Se rumora ahora que Microsoft podría comprar Automattic con todo y blogs. ¿Significaría esto el fin de WordPress? Lo dudo. Recuerda que WordPress es software libre que depende, no de Automattic, sino de la Fundación WordPress a la que Matt Mullenberg le ha cedido los derechos de marcas recientemente, a lo mejor fue por algo.

Tal vez habría que preocuparse por lo que pasará con Gravatar y Akismet, que son usados en miles de blogs y cuyo control podría pasar a Microsoft. Pero en lo que eso pasa no debemos preocuparnos de más.

En fin, son rumores, vale la pena mantener un ojo atento a estas noticias, pero mientras no pase algo no nos podemos adelantar.

Los videojugadores: mejores en todo

Por supuesto es algo que ya sabía: jugar videojuegos, sobre todo de acción, te da mejores reacciones, mayor capacidad de análisis, mejor percepción de las situaciones y mejor capacidad para planificar.

Ahora hay un estudio que lo confirma. En el estudio los participantes tenían que decidir si un grupo de puntos aparentemente desordenados se movían todos en una misma dirección o no. Y los videojugadores pudieron decidir correctamente de forma más rápida que los no videojugadores.

Para una persona que lleva más de 25 años jugando esto no es nada nuevo. Seguramente tú también habrás notado que te es más fácil seguir objetos en movimiento, planear rutas, ser más conciente de lo que pasa en tu visión periferica y tomas decisiones más fácilmente que los inútiles de tus amigos que no juegan.

Si a esto le sumamos las experiencias con juegos de rol y multijugadores veremos que los jugadores también somos mejores trabajando en equipo, tenemos mayor imaginación, más empatía y adaptabilidad.

En conclusión, las personas que jugamos videojuegos somos mejores seres humanos que los demás. Además de ser muy modestos.

Por que los números en medios sociales no importan /v @boagworld

Gracias a Paul Boag me entero de este excelente post en el blog de eConsultancy acerca de la diferencia entre “uso e involucramiento“.

No todos los que ves en tus estadísticas están realmente comprometidos con la marca

El involucrar a los visitantes es el Santo Grial de los medios sociales: que se comprometan con la marca y que compren. Sin embargo, muchas veces vemos a los consultores y “espertos” más preocupados por medir cosas como número de visitantes, fans y retweets. Cosas que son fáciles de medir pero que no implican necesariamente estar involucrados.

Como dice en el artículo, una persona que pasa 3 minutos en el sitio puede estar más involucrada con la marca que una que pasa 20, simplemente porque sabe lo que quiere y a lo que va. Igualmente una persona que te hace retweet o se une a tus “fans” no necesariamente va a hacer nada más.

Es un artículo imperdible para todos los interesados en hacer mercadotecnia a través de medios sociales y para recordarnos que al final se trata de conocer a todas las personas con las que interactuamos, no de seguir una estadística.

Por que celebrar la Independencia

Al contrario que muchos otros países la independencia en México ocurrió por casualidad. De un movimiento que pedía el retorno del Rey legítimo de España y algo de autonomía, se pasó a la concertación de plena soberanía once años después, de un modo azaroso, con tropiezos y al final resultado de una negociación más que de una lucha armada.

Durante muchísimos años México siguió luchando para encontrar una forma de gobierno, primero Imperio, luego república federal, luego república centralista, luego federal, luego imperio otra vez, luego república, etc. Por ahora México es más o menos una república más o menos federal, más o menos representativa. Creo que así se va a quedar, a los mexicanos no nos gustan las cosas firmes y definitivas (ya sé, la frase es contradictoria internamente, ni pedo, así somos).

México también pasó mucho tiempo para encontrarse a sí mismo: novohispanos, mexicanos, mestizos, esclavos, indígenas, inmigrantes ¿qué chingaos somos? ¿qué significa ser mexicano cuando cada mexicano es diferente? Te encuentras desde una Xochiquetzalli de ojos verdes hasta un Hoffman de pelos lacios. Sin olvidar que fueron los negros de Veracruz los que formaron el primer pueblo libre de América post-colombina (incluso antes de la fundación de la colonia de Jamestown y mucho antes que el Mayflower, ¡tómenla gringos!)

Hasta el momento México todavía no se encuentra a sí mismo. Es una especie de Cheech y Chong, o un dude de 40 o 50 años que está más o menos contento viviendo día a día sin preocuparse gran cosa. Mientras los políticos nos jodan pero nos dejen más o menos en paz, está bien. Mientras no me roben demasiado está bien. Mientras de vez en cuando me haga justicia la revolución está bien.

Desafortunadamente, como cuando al dude le orinan el tapete, México se está dando cuenta que eso no es suficiente y llega un momento en que hay que afrontar las consecuencias.

La impavidez, irreflexión y, casi siempre, la complicidad silenciosa o mañosa, de los mexicanos, que más que ser la fuente de donde emana el poder parece que sufren de síndrome de Estocolmo, han dejado al pueblo en una situación delicada otra vez entre grupos anarquistas y políticos organizados pero gandallas, entre la corrupción y el crimen cortoplacista y la pretendida estabilidad que le daría al país viabilidad a largo plazo. Entre la gloria o convertirse en simples ruinas curiosas como Tartessos, ¿alguien se acuerda de Tartessos? ¿No? Pues eso, precisamente.

La razón para celebrar lo 200 años del inicio de la lucha que acabó en independencia es esa: no el pasado, sino el futuro. Porque México todavía está a tiempo de reconsiderar su lugar, de ver lo que ha hecho mal, admitir su responsabilidad y tomar las riendas de su destino, en vez de confiar en caciques, ungidos y mesías (llámense partidos políticos, el Peje, Calderón, Obama, etc.) y dejar de echarle la culpa a los políticos (que son mexicanos), la corrupción (de todos los demás menos yo), los gringos y otros extranjeros (pueblos más en manos de los extranjeros como Japón, Corea del Sur y Alemania no puede haber y mírenlos ¡Hasta Vietnam ya nos está rebasando!), o algún otro masiosare.

Difícil realidad dura de admitir, pero hay que aprovechar ahora, estos 200 años, para que por fin salgamos de la pasividad y podamos simplemente actuar como una nación adulta, compuesta de gente que no busca victimizarse.

Y si no siempre estaré dispuesto a ser su emperador. Los usaré para formar mi ejército de mutantes.

Nuevo video de Shogun 2: Batallas

Para los que somos fanáticos de los juegos de estrategia la serie Total War tiene sin duda un lugar especial, son grandes juegos de grandes batallas donde impera el manejo de tácticas y maña.

La nueva adición a esta serie será Shogun 2: Total War, planeado para la primavera de 2011. Está situado en Japón del siglo 16 y tiene por objetivo la conquista del archipiélago.

Para ir abriendo boca han presentado un nuevo video centrado esta vez en las batallas contra la inteligencia artificial. Lo primero que se nota es la calidad increíble de los gráficos. Cada unidad tiene dos veces más partes animadas que en Napoleon: Total War, y los efectos de niebla, lluvia y luz son mucho más realistas.

Han puesto de nuevo el discurso del general, así que podrás escucharlo arengando a las tropas. Hay varios tipos de discurso que dependerán del tipo de general, la clase de batalla que tienen enfrente y las batallas pasadas. Espero que tengan traducción porque en japonés no voy a entender nada.

Las animaciones de los monitos luchando fueron hechas grabando a un maestro de artes marciales haciendo los movimientos, así que los combates individuales cuerpo a cuerpo son mucho más fluidos y los destripamientos más reales.

La inteligencia artificial ha mejorado bastante. Ahora la computadora puede crear trampas, montar emboscadas y llevarte a ellas mediante engaños. Pero no es invencible. Las tropas se asustan y pierden la moral cuando se enfrentan a un ejército mayor o cuando sus compañeros huyen de la batalla. La computadora tampoco sabe todo lo que está ocurriendo en el campo y se puede “distraer” preparando algo mientras tú atacas por la retaguardia o el costado.

Se supone que es una versión pre-alfa, es decir, muy lejos todavía de estar lista para el lanzamiento. Aún así se ve fantástico, sin duda una gran adición a la línea Total War y que definitivamente no me voy a perder (a diferencia de Napoleón: Total War, bueh, a lo mejor luego me lo compro).