La nueva MacBook Air: la No Netbook de Apple

Hoy, hace unas horas, Apple presentó su nueva línea de productos iLife 11, OS X 10.7 (que va a salir hasta dentro de unos seis meses) y la nueva línea de MacBook Air.

La Air es la mini de las portátiles de Apple: pequeñita, menos potente, bien bonita y, hasta ahora, retecara.

El nuevo modelo sigue igual pero menos caro. Viene en dos sabores: pantalla de 11″ o de 13″. No tiene disco duro tradicional, sólo de estado sólido no reemplazable, vida de batería de 5 o 7 horas dependiendo del modelo y la misma tarjeta de video que las demás Macs.

Las limitaciones de disco duro y CPU (un Core 2 Duo de 1.4 GHz para la de 11″ y 1.83 GHz para la de 13″) significan que ésta no debería ser tu computadora principal, tal vez ni siquiera tu portátil principal.

Esto quiere decir que su papel va a chocar de frente con el de las netbooks. A pesar de que Apple es muy cuidadosa en no llamar a la MacBook Air una netbook, y técnicamente no lo es, las comparaciones son inevitables.

Más allá de las características técnicas y capacidades lo que define a una netbook es el tamaño y peso. Como bien dijo Jobs, “las netbooks no hacen nada bien” y es cierto, no están hechas para hacer algo bien, simplemente para resultar adecuadas y ocupar muy poco espacio.

Y esto es la nueva MacBook Air: no va a hacer nada bien, simplemente adecuadamente y ocupando poco espacio y peso. El problema es que el precio la coloca en una situación completamente desventajosa. Es justamente igual al de una MacBook normal, que es mucho más poderosa. Y un iPad resulta mucho mas ligero.

En lo personal creo que si estos modelos fueran unos US$200 más baratos, Apple podría tener un verdadero contendiente. Pero a este precio se va a dar un tiro en el pie: o la gente va a preferir la MacBook, o van a prefirir el iPad. Claro, es posible que sea un éxito, pero si lo es será a costa del MacBook.

Por el lado de las PCs las netbooks también han cambiado bastante. Ya no son la computadora casi de juguete de hace tres años. A pesar que por políticas de Microsoft la mayoría sigue teniendo procesadores débiles y un sistema operativo recortado, su precio es menos de la mitad que la Air.

Encima de eso hay una nueva generación de netbooks para este año lideradas por la Asus eee PC1215N que tiene un pantalla de 12″, un nuevo procesador Atom de dos núcleos a 1.8 GHz, que habrá que ver que tan bueno es en comparación con el Core 2 Duo de la Air, y Windows Home Premium sin recortes.

En comparación con la MacBook Air la vida de la batería es similar (6 horas de uso) y, como usa un disco duro mecánico la capacidad de almacenamiento es mucho mayor. Tal vez donde la Asus quede algo corta sea en la tarjeta gráfica, usa el nuevo chip ION de Nvidia que no sé que tal resulta contra el 320M que usa Apple. De todos modos ninguno de los dos son extraordinarios y para el uso que se les va a dar a estas computadoras resultarán más que suficiente.

La Air tiene un par de ventajas más. Gracias al disco duro de estado sólido y a que no se apaga puede despertar de inmediato de su estado de suspensión. Puede durar así unos 30 días con una carga de batería. Por su parte una netbook tradicional tarda como 30 o 45 segundos en despertar de hibernación, estado en el que puede permanecer indefinidamente. Así que la ventaja realmente no es tan grande.

Donde está la gran diferencia es en el precio. La Asus eee PC 1215N es US$400 dólares más barata que la Macbook Air más sencilla. Es incluso más barata que un iPad.

Al igual que la mini la Air nunca lo ha tenido fácil existiendo entre dos mundos, pero creo que el nuevo modelo se las verá más negras que nunca para encontrar un nicho significativo.

A menos que Apple comience a desfasar sus portátiles tradicionales. Según Jobs, la Air es el futuro de las computadoras, así que podría pasar.

El tracópodo mágico de Apple: reporte de uso

El tracópodo mágico en su ambiente natural. Foto de Fabrico vía Flickr.Hace un par de meses o algo así Apple presentó un nuevo periférico llamado Magic Trackpad. Como el nombre me da tirria desde entonces le digo tracópodo mágico. Me gusta más como suena.

El aparato es una tablita de unos 10cm por lado que hace juego con un teclado de Apple y sirve para controlar el cursor usando la punta de los dedos como si se tratara del tracópodo de una portátil.

Antes de dar mi opinión debo confesar que a mí nunca me gustaron los ratones de computadora. Se me hacen toscos, imprecisos y hacen que te duela el brazo después de un tiempo. En casa uso una tracobola, pero mi dispositivo de control ideal sería una combinación entre el mando del Wii y un gatillo de pistola.

Pero en lo que llega este dispositivo ideal u otros como la toquibola y la toquisfera, este nuevo aparatejo creado por Apple es un avance bastante bienvenido.

Después de tardar como hora y media en la instalación (porque las estúpidas instrucciones de Apple están del nabo y además mal y hay que instalar un controlador de 90MB, actualizar el sistema operativo y reiniciar dos veces, sí, en la Mac, no en Windows) y configurar nuestras preferencias, el uso del tracópodo es bastante fácil y rápidamente me acostumbré a usar varios gestos para diversas acciones.

Es muy rápido aprender los gestos básicos y en unos minutos los estás usando como si nada. Hay gestos más avanzados que tal vez sea más difícil recordar, pero nada que te impida disfrutar tu computadora como siempre.

O, mejor que nunca. El tracópodo mágico se adapta perfectamente a OS X y es una gozada usarlo. Es bastante preciso, aunque no lo he usado todavía para cosas que requieran una exactitud extraordinaria. También responde muy ágilmente.

El tracópodo mágico te permite hacer lo mismo que harías en un portátil o un iAparato (iPhone o iPad): pinchar para hacer zoom, deslizar ventanas con los dedos, pasar páginas con un gesto, etc.

Incluso veo como este dispositivo se podría adaptar a juegos. Actualmente la mayoría están orientados a usar el ratón, pero definitivamente podrían adaptarse a usar un control multitáctil como el tracópodo mágico. Cosa de inventar gestos intuitivos que no estén basados en los movimientos del ratón.

En definitiva, creo que el futuro será cada vez más táctil y dispositivos como el tracópodo mágico serán la regla.

7 reasons why OS X 10.7 name is Lion

As you all know by now Apple will present the next version of its OS X system in a few days. They’ve named it Lion.

One might think that it’s just another big cat and how many big cats are there after all. However, Apple almost always has a reason to do the things they do and leave very little to chance. I think the same is true in this case and here are 7 possible reasons why Apply chose the name Lion for its next operating system:

  1. Lions have manes The male lions have an amazing mane of hair that makes them look bigger and more powerful than they really are. Maybe just like OS X 10.7.
  2. Lions live in prides These are groups with usually one or two males and five or six related females, and some cubs. It probably relates to some new kind of file system hierarchy.
  3. Lions eat their young When a new male lion moves into a pride, by fighting and defeating the previous lead male, he will eat the cubs to ensure his offspring have no competition. I think this is how Apple will now handle people with older operating systems.
  4. Female lions do all the hunting, but males feed first This is probably what Apple’s new relationship with developers and users will be. The male is Steve Jobs in case you still had any doubts.
  5. Lions have sex only once a year but it lasts 72 hours It probably relates to how long the feeling of elation after upgrading to OS X 10.7 will last. Then it’ll be like “meh” until the next Apple announcement.
  6. Lions are very strong but tire easily Although they are strong hunters, lions are not made for a long chase. Maybe the new OS X will be geared towards short bursts of work before sending you back to your iPad.
  7. Lions are born spotted, like leopards This probably means that OS X 10.7 it will feel a lot like Leopard in the beginning, but after a few weeks you will discover it’s totally different, though just one color.

There you go, seven reasons why Apple might have chosen to codename its new OS X Lion.