Implementando las ideas

Ahora que ya somos más creativos y tenemos ideas todo el tiempo llega el momento de implementar esas ideas.

Sin una implementación ninguna idea vale nada, por muy buena que sea. Lo más importante de una idea es llevarla a cabo y para eso tenemos que seguir algunos pasos:

1. Identificar las ideas que podemos llevar a cabo.
2. Buscar gente que sepa identificar e implementar buenas ideas y hablar con ellos.
3. Establecer un plan de acción.
4. Llevarlo a cabo.

No temas hablar de tu idea, si es una buena idea seguro que ya se le ocurrió a alguien más, además lo importante es la manera en que se implemente y es ahí donde puedes diferenciarte y lo que va a distinguir tu idea de otras similares.

Steve Jobs es una de las personas más creativas e innovadoras de las últimas décadas, pero lo que ha llevado a Apple al lugar donde está es en la magnífica implementación de ideas tecnológicas que culminan en productos que la gente quiere usar.

Para Jobs lo importante de tener una idea no es la base técnica y ni siquiera la idea en sí, sino como cambiaría la vida de la gente, el por que alguien desearía tener el producto o servicio derivado de esa idea. Para él la implementación consistía en empezar por la experiencia del usuario y luego ir hacia atrás hasta encontrar lo que tenía que hacer para llegar a esa experiencia.

Esta habilidad para ver el resultado antes que nada es parte de la filosofía que ha hecho a Apple una de las empresas más exitosas de todos los tiempos y es algo que podemos aprender para adoptarlo en nuestras propias vidas.

Como ser creativo y tener más y mejores ideas

Este es el nuevo podcast de RobertoBaca.com. Para el primer episodio vamos a hablar de como ser más creativos y tener más ideas.

La creatividad no es un don misterioso con el que unos cuantos afortunados nacen.
Todos somos creativos, es parte del ser humano. Todos tenemos la capacidad de formar nuevas ideas.

La creatividad es un músculo, mientras más lo usemos más se desarrolla.
Si lo dejamos de usar su capacidad se atrofia, pero no desaparece, podemos ejercitarlo de nuevo.

La creatividad es la capacidad de generar buenas ideas.

Una persona creativa tiene más ideas, de esas, la mayor parte son malas ideas, pero de entre tantas algunas son buenas y unas pocas son excelentes.

Si quieres tener mejores ideas necesitas tener más ideas, malas, regulares, de todo.

¿De dónde vienen las ideas?

Del libro Where Good Ideas Come From: The Natural History of Innovation de Steven Johnson (Versión para Kindle) ¿No tienes un Kindle? Compra uno y sirve que contribuyes a este podcast. O descarga la aplicación gratuita para Android, iPhone, Windows o Mac OS X.

Las ideas son fruto de nuevas conexiones que hacemos mentalmente entre cosas que ya conocemos pero que no necesariamente relacionamos entre sí.

El truco para tener más ideas consiste en dos partes:

  1. Conocer más cosas.
  2. Interconectar más cosas.

Conocer más cosas es simple: leer más, no solo de lo que nos gusta y conocemos sino también de cosas que no nos atraen o son desconocidas. Conocer más gente, ir a lugares distintos, hacer cosas diferentes, hablar con extraños, ver programas de televisión que ordinariamente no veríamos. En fin, es tener más experiencias.

Lo segundo es un poco menos sencillo pero tampoco es tan complicado y consiste en ver las cosas de diferente manera. Tomar algo que conocemos y pensar como sería si fuera más grande (exageradamente grande), muy pequeño, de colores diferentes, si flotara, si no lo hubiéramos vista antes ¿qué pensaríamos que es?

Hay muchas técnicas para desarrollar la imaginación y hacer que nuestro cerebro forme conexiones entre cosas diversas.

  • Brainstorming
  • Escritura libre. Elige un tema y escribe una historia corta.
  • Listas de palabras: cosas, verbos y adjetivos.
  • El tarot

Acostúmbrate a cargar una libreta o algo así donde puedas apuntar las ideas que se te ocurran cuando andes en la calle u otro lugar. Los celulófonos actuales toman notas habladas.

Repasa tus apuntes de ideas de vez en cuando y agítalos.

No te olvides que lo más importante de una idea es llevarla a cabo. Por muy buena que sea una idea no vale nada si no se aterriza.

Con música de:

¿Qué nos espera en un mundo sin webOS?

Ahora que HP nos ha dejado sin webOS (¿deswebOSados?), es decir el sistema operativo móvil desarrollado por Palm antes de su adquisición, quedan solamente 2 y medio sistemas para dispositivos móviles. Los dos enteros son iOS y Android que se disputan sin duda la tajada grande del mercado. El otro medio es Windows Mobile 7 que tiene una porción pequeña del pastel pero que podría crecer en el mediano plazo.

De Symbian (Nokia) y BlackBerry (RIM) mejor no hablamos. Aunque conservan una presencia más o menos importante en algunos mercados van en franco descenso a nivel mundial. Es una picada imparable.

A pesar de ser un muy buen producto, la Touchpad tuvo un muy mal recibimiento en el mercado, logró vender apenas el 10% de las unidades distribuidas.Foto de mbiebusch

webOS nunca logró atrapar una porción significante del mercado a pesar de ser un grandioso sistema operativo. Muchos analistas lo compararon favorablemente con iOS. Aunque no llegué a usar una Touchpad por más de unos minutos, la fluidez y lo agradable de usar me dejaron con muy buena impresión.

Sin embargo esto no fue suficiente para tener una buena presencia en el mercado y HP decidió cortar de una vez por todas. Siento que es un caso más de un gran producto en manos de una empresa que no sabe que hacer con él, como Commodore y la Amiga.

¿Es el final de la historia? HP ha dicho que aunque va a descontinuar los productos todavía tiene que ver que va a hacer con el software. Después de todo pagaron una millonada para comprar Palm.

Podría venderlo, podría usarlo en otra gama de productos que no vayan hacia el consumidor, o podrían licenciar su uso a otros fabricantes. Esta última posibilidad sería muy interesante en caso que HTC y Samsung decidieran ocupar esta plataforma para alejarse un poco de Googlorola.

En las próximas semanas sabremos más, comenzando por la decisión de HP sobre que hacer con su(s) webOS.

Usando CSS para poner guiones automáticamente

En la escuela nos enseñaron que para usar toda la hoja al escribir deberíamos separar las palabras que no quepan al final del renglón con un guión al final de una sílaba. De esa manera podríamos usar mejor el papel. Esa solución se ha utilizado en la tipografía desde las primeras imprentas.

En la web no tenemos el problema del uso de papel, pero tenemos otro problema. Por lo general no usamos texto justificado para que no se creen ríos de espacio blanco que dificulta el salto del ojo de renglón en renglón. El problema es que como las palabras son de una longitud muy variable muchas veces el navegador tendrá que pasar una palabra larga completa al renglón siguiente, dejando renglones de longitud muy variable.

Para el CSS3 se creó una propiedad llamada hyphens que le indica al navegador que puede separar las palabras con guiones. Si el idioma de la página tiene un diccionario apropiado, el navegador insertará los guiones y hará que la longitud de los renglones sea más uniforme. Estas son muy buenas noticias desde el punto de vista de la tipografía.

Desafortunadamente todavía no está completamente implementado. Solo funciona si le pones el prefijo del fabricante. En Safari funciona, pero Firefox solo lo ha implementado para el inglés y en Chrome tampoco funciona en español. Aunque a la velocidad con la que se implementan mejoras estos días debe ser cuestión de poco tiempo.

No te recomiendo que digas que tu página está en inglés porque las reglas para poner el guión en ese idioma son diferentes, así que te encontrarás con sílabas partidas a la mitad. Si es que funciona porque los diccionarios se supone que serán distintos.

El código que necesitas incluir en tu css es:

-webkit-hyphens: auto;
-moz-hyphens: auto;
hyphens: auto;

Puedes ver un ejemplo de su uso. Solo funciona en Safari, como dije, pero iremos probando de nuevo conforme se vayan actualizando los navegadores.

La world wide web cumple 20 años

El 6 de agosto de 1991, Tim Berners-Lee anunciaba en el grupo de usenet alt.hypertext su proyecto que permitía a todo mundo crear documentos y vincularlos entre sí usando sencillas etiquetas de hipertexto. Le llamó worldwideweb, una sola palabra, y era un navegador para ver páginas creadas por él mismo, o sea también era un editor, y todo mundo era usuario y creador al mismo tiempo. Unos pocos meses antes había terminado el protocolo de comunicaciones y el primer servidor que alojaría las primeras páginas.

Ahora, a 20 años de distancia, es increíble ver el camino que ha recorrido esta tecnología, desde el primer “editor/navegador”, hasta nuestros días de llevar toda la web en un dispositivo móvil (bueno, casi toda, mucha todavía no se ve bien). El concepto de ser creadores y usuarios a la vez es más fuerte que nunca gracias a los medios sociales, pero lo que mucha gente cree que es 2.0 en realidad estaba ideado desde la versión 0.1 de aquel entonces.

Muy grande el logro de Berners-Lee que lo único que quería era una mejor manera de compartir y referenciar artículos científicos, pero se dio cuenta de lo enorme que podía llegar a ser y, muy al contrario que la mayoría, en vez de apropiárselo, patentarlo y cobrar regalías, se decidió por abrir el protocolo, el lenguaje, y regalárselo al mundo.

¡Un brindis este día por Tim Berners-Lee y su gran creación!