¿Les conté que me robaron el teléfono?

04-07-2010

La semana pasada me robaron el teléfono. Estaba yo sentado en el metro, no tarde, como a las 8:30 pm, jugando Angry Birds en mi iPhone 3GS, cuando un tipo me lo arrebató de la mano en la estación Castle Frank. Y no lo traía mal agarrado, de hecho le costó un poco de trabajo quitármelo, pero como contaba con el factor sorpresa salió ganando. Corrió justo al momento que se cerraban las puertas y aunque salí tras él me quedé atrapado entre ellas. Una persona más también corrió tras él pero igual se quedó atrapado.

Por lo general soy mucho más cuidadoso, los 12 años de vivir en la Ciudad de México desarrollan el sentido arácnido. Pero como Toronto suele ser bastante seguro se puede uno sentir muy cómodo cuando crimen pequeño como éste existe en todas las ciudades.

En fin, así pasa. Ahora estoy tratando de decidir si comprar uno de los nuevos Android, un iPhone 4, o si realmente necesito un listófono, porque en esta semana de andar sin teléfono la verdad no lo he extrañado.

Lo que más coraje me da es que ya estaba a casi nada de completar Angry Birds con tres estrellas en todos los niveles.

Por lo pronto reactivaré mi viejo teléfono, un HTC Touch que todavía sirve bien pero que ya se le nota la edad y los achaques.

Roberto Baca

Escribo cosas de vez en cuando