5 maneras de atraer a las multitudes

Una de las preguntas que más se hace la gente que no son expertos en medios sociales es “¿Cómo atraigo más visitantes a mi sitio?” o “¿Cómo aumento mis visitas?“.

Los que somos expertos en medios sociales, como tú y yo, sabemos que no es tan importante el volumen de visitantes sino el tipo de visitantes y las acciones de los mismos en nuestro sitio. Sin embargo, los números tienen una cualidad por sí mismos y hay servicios que sólo funcionan con una masa crítica detrás.

Brandon Mendelson detalla cinco maneras para atraer y dar poder a las multitudes en un fabuloso artículo para Mashable. Él opina que existen dos grandes caminos para formar un sitio o servicio exitoso: enfocarse exclusivamente en un nicho muy estrecho y muy bien definio; o darle a todo mundo la habilidad de crear algo, lo que ellos quieran.

A continuación detalla 5 pasos para atraer a las multitudes, los cuales interpreto:

1. Enfócate en la necesidad.

Encuentra una necesidad común y básica para mucha gente y enfócate en satisfacerla. La mejor manera de saber que es lo que necesita la gente es preguntando y escuchando lo que la gente tiene que decir, sobre todo las quejas.

2. Pon a la comunidad primero.

En vez de construir algo basándote en los beneficios que te traerá, hazlo teniendo en mente los beneficios a la comunidad. Esa será la única manera en que un grupo grande de gente encontrará utilidad y obtendrá satisfacción de tu servicio o sitio.

3. Determina tus puntos de contacto.

Busca ser accesible a la gente, utiliza otros medios sociales para que te puedan encontrar fácilmente. Ten en cuenta que esto no significa abrir cuentas a diestra y siniestra, sino elegir algunos servicios que frecuenten las personas a las que quieres llegar y convertirte en un miembro activo.

4. Ponte objetivos claros.

Si no tienes un objetivo definido, no un “Quiero que me visiten 5 millones de personas al mes”, sino del tipo “Quiero que el sitio sea el punto de encuentro para los amantes de las caricaturas” entonces tienes algo claro que lograr y la comunidad tiene algo de que agarrarse para encontrar un hilo común y crecer a partir de ahí.

5. Libera tu creación.

Una vez que tu comunidad ha alcanzado cierto tamaño y lleva algo de velocidad, es momento de soltarla y dejar que avance por su propio rumbo y encuentre su propio ritmo. Es como cuando le enseñas a un niño a andar en bicicleta: al principio se la sostienes, pero cuando aprende a pedalear la sueltas.

¿Qué opiniones tienes? ¿Qué métodos usas para formar tus comunidades?