Amazon.com Widgets

Conseguir un trabajo nuevo a través de tu portafolios

29-07-2008

AcordeónFotografía por Mireia vía Flickr

Muchos diseñadores gráficos, fotógrafos, artistas y similares saben de la importancia de tener un portafolios con sus trabajos para convencer a nuevos clientes o patrones y que los contraten.

Sin embargo el uso de un portafolios no tiene porqué limitarse a las ramas artísticas, sobre todo en esta era electrónica donde es muy fácil poner ejemplos de nuestros pasados logros. Programadores, escritores, ingenieros y otros pueden añadirle más interés a su curriculum o résumé añadiendo un portafolios en línea.

Pero no todo es tan fácil, un buen portafolios debe reunir los mismos requesitos de un sitio web: estar actualizado, ser fácil de usar y poderse encontrar. Thursday Bram nos ofrece una guía de 7 trucos para tener éxito con nuestro portafolios en el sitio de Stepcase Lifehack. El original está en inglés pero interpretado rápidamente dice más o menos así (notas adicionales mías en italicas):

  1. Ponerlo en línea. Si lo mandas como anexo en un correo electrónico puede que no lo abran por miedo a los virus (o que lo filtre el servidor de correo). Tampoco leerán un portafolios de papel. Una liga a tu portafolios tiene mejor oportunidad de verse.
  2. Que no haya que descargar nada. O sea, nada de PDFs, archivos de Word o cualquier otra cosa que haya que descargar y abrir. Si eres programador no incluyas ejecutables, sino capturas de pantalla.
  3. Organiza el portafolio. No necesariamente en orden alfabético (o histórico, o las plastilinas del kinder) pero debe ser lógico para el reclutador donde debe hacer clic y qué va a ver. Hazlo para que hasta tu abuelita lo entienda (a menos que tu abuelita sea Grace Hopper).
  4. Contextualiza. Incluye etiquetas y descripciones de lo que estás mostrando. Sin un contexto adecuado quienes vean tu trabajo no van a saber ni de que se trató ni porqué es importante. Usa esto como un reto para exponer tus habilidad de comunicación y pulir tu redacción.
  5. Dale enfoque. Expón los trabajos que reflejen a lo que te quieres dedicar (los que den a conocer las habilidades que quieres usar en una nueva carrera o que le interesarían a un empleador). Puedes crear portafolios separados para cada una de las carreras que te interesen.
  6. Usa una variedad de medios (me caga la palabra “multimedia”). No todas las habilidades se pueden expresar a través de la palabra escrita o la fotografía. Si quieres ser vendedor tal vez unas gráficas que demuestren tu desempeño sean lo mejor; si quieres ser animador, un video que demuestre como prendes al público es mejor que una simple fotografía.
  7. Compra tu propio nombre de dominio — o no. Si planeas mantener tu portafolios a largo plazo comprar tu nombre de dominio es buena idea, pero aún así puedes usar uno de los muchos sitios gratuitos donde puedes poner muestras de tu trabajo.

Thursday termina diciendo que ella se limita a poner trabajos que ha hecho bajo comisión para otros ya que los personales no han pasado por el mismo rigor de un trabajo pagado. Yo no he armado todavía un portafolios, pero he jugueteado bastante con la idea durante el último par de años, sobre todo para no olvidar que tanto he hecho.

¿Y tú? ¿Has hecho alguno? ¿Tienes planes para hacerlo? ¿Qué otra utilidad o peligro le ves?

Roberto Baca

Escribo cosas de vez en cuando