El backpack de National Geographic

Dentro de unas horas más estaré partiendo en mi viaje al norte de Ontario, mientras mi casa se llena de agua de deshielo yo estaré visitando el Science North y el tren de la nieve.

Antes de irme quería un back pack más amplio que el que tengo actualmente que es uno genérico de manufactura china, de esos que se consiguen en cualquier lado y no tienen mayor chiste. Sirve muy bien cuando salgo a tomar un café, andar por la ciudad un rato y tomar unas cuantas fotos por ahí. Pero para este viaje más largo quería algo que pudiera guardar la cámara y los lentes de manera segura, tuviera espacio para mi chirriscomputadora, le pudiera guardar cables, cargardores, baterías extras y tarjetas de memoria; y tal vez espacio para alguna cosilla más.

El lunes fui a la tienda de Black’s Photography en el Atrium on Bay para comprar una batería extra para la cámara, y fui cuando vi el back pack pequeño de National Geographic. La dependienta, simpática y de no mal ver, me lo mostró (el back pack) y me pareció excelente para lo que traía en mente.

El back pack cerrado

Este es el back pack pequeño, tiene más bolsas y otras bolsas dentro de las bolsas.

Aunque es el modelo pequeño le caben perfectamente bien un cuerpo de cámara, varios lentes, y además trae un número de bolsas, bolsillos y bolsitas para meter cables, accesorios y un par de sandwiches por si da hambre o un suéter por si hace frío. Tiene además un compartimento donde se puede meter tranquilamente una chirriscomputadora (dudo que una laptop de tamaño medio) o un par de revistas (si no son muy grandes).

Como la gente de National Geographic es muy previsora también incluyen un impermeable para el back pack por si empieza a llover. Ya es cosa tuya si llevas uno para ti también o no, pero es un muy buen detalle.

Además de éste hay otros dos modelos más grandes y otros modelos de bolsas sobre el hombro. La construcción parece muy aguantadora y bien hecha. Ya les iré contando como se porta durante el viaje.