Las PYMES y la estrategia en los medios sociales

En varias formas los medios sociales, o social media si lo quieren decir en inglés, vinieron a cambiar muchs cosas, pero muchas otras quedaron igual. Entre estas la necesidad de una estategia coherente que sepa aprovechar las fortalezas de los medios sociales y de nuestra empresa para lograr nuestros objetivos.

Muchas empresas se lanzan a abrir una cuenta de Twitter o una página en Facebook sin tener una idea clara de que irán a hacer con ella o para que. Aunque en algunos casos es necesario hacerlo, por ejemplo para que alguien más no se apodere del nombre, no vamos a sacar provecho hasta que no tengamos claros los objetivos que queremos lograr.

En un gran número de casos las empresas se limitan a usar sus cuentas como medios publicitarios, sin escuchar y mandando mensajes a quien se deje. Esto en el mejor de los casos se considera spam y puede afectar muy negativamente la imagen de la empresa y marca. En otros casos ponen a alguien de la empresa a tuitear o bloguear pero sin dirección y sin muchas ganas, agarran al primero que encuentran que más o menos le sabe a las computadoras y lo ponen a escribir.

Esto resulta en mucho tiempo perdido y frustración, ya que si a la persona no le interesa estar en contacto con otra gente y además no sabe que tiene que hacer o a donde hay que llegar, pues esto se va a notar. La gente con la que tenga contacto lo notará y en sus mentas esa empresa va a quedar como apática y desinteresada.

Lo primero que debemos hacer para conseguir la estrategia adecuada en medios sociales es preguntarnos ¿para qué? ¿queremos mejorar el servicio al cliente? ¿conocer lo que está hacendo la competencia? ¿demostrar nuestra experiencia en nuestro campo?

La segunda cosa es ¿cómo lo vamos a medir? ¿vamos a tomar en cuenta ventas o reconocimiento? ¿el crecimiento de nuestra comunidad? ¿menciones en otros medios?

Ya sabidas la respuesta a esas dos preguntas entonces podemos pasar al “como”: elegir las herramientas y los medios, ya sea un blog, twitter, facebook, etc. Y después al “quien”: no puede ser cualquier persona, sino alguien que pueda ayudar a conseguir los objetivos que ya trazamos y que además tenga la inclinación para usar los medios sociales, es decir, no cualquiera.

Sólo creando una estrategia coherente y bien pensada podremos obtener verdadero provecho de las herramientas de medios sociales. De otro modo simplemente vamos a desperdiciar tiempo o, lo que es peor, manchar irremediablemente el nombre de nuestra empresa.