Nuevo vehículo espacial listo para pruebas

Uno de los nuevos cohetes que la NASA tiene proyectados para sustituir al transbordador espacial y llevar astronautas a la EEI es el Ares I-X. Recientemente recibieron un modelo de pruebas y ya está ensamblado. Tiene casi 100 metros de altura y se supone que deberá poder llevar a 6 personas hasta la EEI sin explotar en el camino.

Para asegurarse que no explote en el camino lo van a someter a pruebas comenzando a fines de este mes. Lo primero que van a hacer es sangoletearlo todo para ver si no se rompe. Luego lo van a rellenar de combustible y van a probar el motor principal. Finalmente lo van a lanzar en un vuelo de prueba con monigotes en vez de pasajeros y una etapa final simulada pero con la misma masa que la de verdad.

Una de las preocupaciones de los ingenieros es que el diseño es muy susceptible a vibraciones las cuales serían muy incómodas para los pasajeros o incluso podrían convertir al cohete en una máquina carísima para hacer confeti.

Si todo sale como debe la prueba debe ser más o menos así: