Homosexualidad y adopciones

25-01-2010

Otra cosa que ha andado de moda en México es lo de la homosexualidad, con eso de la aprobación de los matrimonios entre personas del mismo sexo, y la posibilidad de que una pareja de homosexuales matrimoniados adopte.

A ver, vamos a dejar la cosa clara, punto por punto:

1. Todos somos iguales.
2. Como todos somos iguales merecemos los mismos derechos.
3. Eso incluye el derecho a matrimoniarse con quien se pegue la gana, y al que no le parezca pues muy su problema.

Una vez aclarada la primera parte, vamos a la segunda:
4. Los niños tienen derecho a un hogar estable.
5. Los matrimonios homosexuales pueden ser estables.
6. Ergo, los matrimonios homosexuales que sean estables, siendo que están en igualdad de derechos que los heterosexuales, deben poder adoptar.

Punto. Cualquier otra cosa es hipocresía pura. Veamos algunas de las estupideces que arguyen quienes están en contra:

1. “Se burlarán de los niños en las escuelas” Los niños se burlan de cualquier cosa en las escuelas. Uso lentes desde los 10 años y me apellido Baca ¿crées qué no se burlaban de mí? Sin embargo el problema no es mío, sino de la gente que se burla. Si las burlas se convierten en crueles y pasan de la diversión al ataque y el desprecio, eso es algo que no se debe tolerar. No se puede culpar a la víctima. Quien crea eso es un idiota.

2. “Se van a hacer homosexuales” La homosexualidad no es algo que se adquiera por contagio, contacto o ejemplo. Si así fuera no habría homosexuales, todo mundo sería heterosexual porque así es la cultura imperante. Si el escuincle es homosexual, va a ser homosexual sin importar quienes sean los padres, igual si es heterosexual.

3. “Atenta contra los derechos del niño” ¿Cuáles derechos exactamente? Muchos niños de padres heterosexuales viven en ambientes de violencia e inestabilidad. Muchos no merecerían ser padres, sin embargo pocos les cuestionan el derecho.

Espero que con esto quede concluido el falso debate.

Roberto Baca

Escribo cosas de vez en cuando