Las noticias de la muerte de los sitios ha sido exagerada

Gaby Castellanos comenta hoy en su sitio:

Suelo decir en muchas de mis charlas que el microsite/la web ha muerto (tal como lo conocemos, para aclarar). Suele causar dolor de barriga, de tripas tal afirmación. Y a veces me lleva a traerme mucha gente en contra. Y se que es doloroso aceptarlo.La Web y el Microsite han muerto. Viva el Social Media. | gabycastellanos.com

No estoy de acuerdo. Las gráficas realmente no demuestran una tendencia general, son sólo algunos puntos dispersos que estadísticamente no tienen valor. Encima usa escalas de tiempo diferentes, compara sólo unas pocas marcas contra sólo unos pocos sitios de medios sociales (¿por qué no tomar MySpace o Friendster por ejemplo?). Vamos, me recuerda al análisis de los piratas y el calentamiento global.

Es cierto que el concepto de microsite ha cambiado y ahora debe incorporar a los medios sociales (por ejemplo, incluyendo los tuits que hablen de nosotros), extenderse a las redes sociales por medio de páginas de fans, y permitir la participación de los usuarios de redes sociales como usar su “login” de Facebook, compartir en diversas redes, etc.

Es decir, el microsite se convierte más en un agregador de las conversaciones, un punto de contacto que facilita encontrar y participar en esas conversaciones y no el simple mensaje de uno a muchos que era antes. Pero así tanto como muerto, no está.

Otra falla del análisis es confundir la cantidad de visitas diarias con la utilidad, efectividad o salud general del sitio. De siempre ha sido cierto que la gente no necesita visitar el sitio de una marca todos los días, no tiene caso. Sólo la consultarán cuando necesiten más información sobre la marca o estén a punto de realizar una compra.

Lo que las redes de medios sociales hacen es suplir parte de esa necesidad sirviendo como punto inicial para buscar información, preguntar a otros usuarios, compartir experiencias, etc. Por eso es tan importante para las marcas tener presencia en estas redes.

Sin embargo, esto no significa para nada que en algún momento no acudan al sitio de las diferentes empresas. Al contrario, cuando lo hacen será mejor informados, con preguntas diferentes y con un objetivo distinto al de antes. Y cuando lo hagan más te vale tener un buen sitio que se acomode a resolver esas preguntas o canalizar al visitante apropiadamente.

No, Gaby, creo que te equivocas del todo. El sitio web y el micrositio no están muertos, al contrario, están más vivos que nunca. Simplemente su orientación y objetivos, así como la manera de medir su éxito, han cambiado.

  • Error: La “presencia” de marcas en redes sociales concebidas como medio de comunicación entre usuarios a nivel personal es molesta y contraproducente. Lo que va a desaparecer es facebook y no la web de peugeot !!! existen alternativas de red social a salvo de dicha presencia corporativa (a la que yo en estos casos llamo simplemente y llanamente spam)

    Ejemplo : Facebook to FOAF
    http://simsocast.com/2007/facebook-to-foaf/

  • Gracias por el comentario, freising.

    Lo que pasa es que depende como se haga. Por “presencia en redes sociales” no debe entenderse mandar mensajes no solicitados o entrometerse en una conversación cada vez que alguien mencione a la marca. Efectivamente, eso es muy molesto y bastante contraproducente.

    Presencia en los medios sociales significa simplemente: monitorizar para saber que se está diciendo de la marca; proporcionar puntos de contacto a través de los medios sociales donde esté participando nuestra audiencia; y contestar preguntas. Nada más.

    Por supuesto, antes que desaparezca Peugeot puede desaparecer Facebook. Pero Facebook es sólo una herramienta en medios sociales, una red de muchas. Muy importante, claro está, pero no deja de ser una herramienta más que tenemos que considerar dentro de una estrategia y decidir si usar o no.

  • Coincido contigo Roberto, mostrar estadísticas del descenso de las búsquedas en Google no implica que los usuarios no naveguen más fuera de las redes sociales. Habría que analizar más allá del gráfico: Los usuarios utilizan menos los motores de búsqueda y hacen más ‘búsquedas sociales’, es decir, consultan a los usuarios en sus redes sociales y luego aterrizan en los sitios más recomendados por ellos.
    Saludos.

  • Red social difiere de granja de clientes potenciales a los que trazar y empachar de mensaje y producto. Ahora tenemos capacidad de saltarnos toda esa bazofia gracias a las mismas vías de comunicación con las que gobiernos y empresas quieren sacar tajada: Compartimos el código, construimos nuestras propias vias y redes de comunicaciones y no nos gustan las distracciones cuando tenemos objetivos concretos. El precio a pagar por servicios de hosting privados y garantizados es ínfimo comparado con lo mucho que arriesgamos rellenando el form de registro gratuito en el portalito de turno. Es cuestión de tiempo que por etiqueta nadie acepte socialmente enlaces ni relaciones a material en redes de ese tipo.

  • Tal vez, pero eso no implica que no habrá medios sociales. Es como decir que porque desaparece un canal de televisión desaparece toda la televisión.

    Digamos que desaparece twitter y facebook a favor de sistemas abiertos que usen RDF, la web semántica y todas esas cosas que permiten a los usuarios controlar no sólo su información sino la información que leen de los demás. Es decir, reciben sólo lo que quieren recibir de quien lo quieren recibir. Esto no quiere decir que haya desaparecido mi red social, al contrario, las conexiones se han hecho más fuertes y más perdurables.

    Esto tampoco quiere decir que las marcas o empresas dejen de ser, o no puedan ser, parte de las conversaciones. Usando la misma web semántica y usando el mismo software, pueden marcar su contenido de manera que la gente que esté buscando (por ejemplo, cambiar coche o irse de vacaciones) pueda recibir esa información fácilmente durante el tiempo que lo necesiten.

    También quiere decir que las personas pueden marcar su relación con una marca: “trabaja para”, “usuario de”, “fan de”, “enemigo acérrimo de”; y ser encontrado fácilmente por gente interesada en tal o cual marca o que busca hacer tal o cual cosa.

    Es decir, aunque desaparezcan (o cuando desaparezcan) facebook, twitter, flickr, y todas las demás, las redes sociales siguen existiendo y la necesidad de formar una estrategia mercadológica que las incluya también seguirá existiendo.

    La diferencia está que los usuarios tendrían mayor control de la información que reciben y comparten, lo cual es bueno.