Por que no odio Twittear

Recientemente (hoy) hubo un post invitado en el blog de ChicaSEO sobre el odio de alguien hacia twitter. Aunque no creo que sea realmente odio (una emoción fuerte, gacha y cucaracha) sino más bien indiferencia, creo que vale la pena analizar los puntos que expone la twitereje en el post:

1. Chicas con tetas. Pues sí, en todas las redes sociales el enseñar las tetas o la cola para atraer “amigos”, “followers”, “contactos” o como se le quiera llamar es un recurso de lo más utilizado y además efectivo para atraer adolescentes barrosos o adultos jóvenes calenturientos y chaqueteros. Twitter no podía ser la excepción pero hay que recordar que no hay ninguna obligación de seguir a nadie. Si no eres un chaquetero barroso tal vez lo de las tetas no resulte tan efectivo en ti y simplemente no sigues a esa persona. Igualmente, si tu intención no es la de atraer chaqueteros barrosos, pues simplemente no enseñas lolas y ya.

2. El uso de twitter como chat. El usar twitter como chat es cosa de cada quien. Es como una fiesta con diferentes grupos teniendo conversaciones y de pronto llega alguien más y se integra a la plática. Estoy de acuerdo que twitter no es el medio más eficaz para esto pero funciona adecuadamente. Nuevamente, si estás siguiendo gente que el 90% de sus tweets son conversaciones con alguien más, pues los dejas de seguir y ya. Eso sí, si alguien se entromete en tu “plática” por twitter no salgas con que “¡ay! no estaba hablando contigo”.

3. Twitter no sirve como SEO. Independientemente que el SEO no lo es todo en esta vida, Twitter puede ser una plataforma para formar una red de gente realmente interesada en ciertos temas, lo cual redituará en nuevos visitantes a tu sitio y que además es más probable que se vuelvan visitantes asiduos. Además de esto Google ahora está indexando tweets, lo cual te pude atraer más visitantes que encuentran tu tweet con la liga a tu sitio. Optimizar búsquedas en menos de 140 caracteres, eso sí es  un reto.

4. A mi me siguen tropecientos mil, shalalala la la. La neta, la neta, sí hay bastante divismo en twitter de “me siguen tantos”, “este es mi twitt chorrocientos millones”, “me dejaron de seguir 2 personas, se me cae el mundo”. Ya sé que para muchos twitter es una reafirmación del ego, pero hasta eso, las verdaderas divas twitteras son fáciles de reconocer y evitar. Nuevamente, si la persona que sigues no manda tweets útiles con la frecuencia que a ti te gustaría, pues los dejas de seguir. Y si se les cae el mundo por eso, pues que se les caiga, total es su problema, no el tuyo. Y si te dejan de seguir, pues mejor, por lo menos sabes que te está siguiendo gente que de verdad te quiere seguir.

Básicamente estos son mis contraargumentos para no odiar twitter que en realidad se pueden resumir en uno sólo: sigue nada más a quien quieras seguir.  Tomando esta mentalidad twitter se ha convertido una de mis herramientas más valiosas en mi arsenal de medios de información.

¿Quién más twittea?

  • Concuerdon contigo, es sólo un medio de comunicacion, la gente lo puede utilizar como utiliza como los medios actuales tanto tradicionales como los más modernos, cada uno le da el uso que más le conviene, desde perder el tiempo, hacer networking o pasar un buen rato viendo lolas