Primeras impresiones de Apple Music

01-07-2015

Apple lanzó su servicio de música en streaming el día de hoy. Está disponible en México y muchos otros países y viene con tres meses gratis para probarlo. Después de eso costará $99 (mexicanos) al mes para una sola persona y $149 para una familia de seis; más barato que en los Estados Unidos pero de vez en cuando hacen ajustes a los precios para que no se salgan mucho del nivel.

Empezar a usar el servicio es bastante fácil (una vez que se ha hecho la actualización de iTunes o iOS) y es divertido elegir el tipo de música y bandas que queremos escuchar. A partir de aquí vienen dos cosas negativas:

1. Para funcionar adecuadamente el servicio sube tus archivos de música a la nube para que la puedas reproducir desde cualquier lugar, parecido a lo que hace Google Play. A diferencia de Google Play reemplaza lo que hayas subido con los que se le pegue la gana, aún peor, le pone protección anticopia, así que si algún día decides cancelarlo no podrás escuchar ni siquiera la música que hayas subido tú y después descargado a tu computadora o teléfono.

2. No es fácil encontrar todo lo que quieres escuchar. A pesar de presumir el catálogo más extenso por lo menos por ahora no me ha sido fácil encontrar las bandas rusas y japonesas que me gusta escuchar. No sé si sea por la región o por el alfabeto. Aún así esto podría ser mucho más fácil, o tal vez no he buscado bien. De cualquier manera, tanto en Google Play como en Spotify encontrar bandas de lugares diferentes o muy poco conocidas siempre arroja resultados a la primera.

La conclusión es que Apple Music está bien, pero le falta mucho para realmente poder competir con Spotify, Google Play y otros de los servicios ya establecidos. Por lo menos espero que la competencia se ponga las pilas con los planer familiares.

Roberto Baca

Escribo cosas de vez en cuando