¿Respondiente o responsivo?

Como todos los que se dedican a hacer sitios web saben (o deberían saber) de un año o dos para acá se ha venido hablando más y más de diseño que se puedan ajustar todo tipo de pantallas, desde las pequeñas en un teléfono celular hasta monitores grandototes de 27 pulgadas, obviamente pasando por tabletas y laptops.

En inglés a esta práctica de diseño se le llama “Responsive Web Design” y en español se le ha dado por llamar “Responsivo”. Sin embargo a mí nunca me gustó mucho el palabro porque como que no transmite bien lo que se quiere decir. En inglés se le llama así porque así se le dice a las cosas que reaccionan a algo. En español tenemos también una palabra para eso, pero no es responsivo, sino respondiente.

Cuando algo reacciona, o responde, a un estímulo externo se dice que es respondiente. La palabra se usa en varias ramas científicas, sobre todo la psicología, en el área de la conducta. Y es precisamente de la conducta de la página web a la que nos referimos cuando hablamos de “responsive design”.

Responsivo, en cambio, es algo que da una respuesta a otra cosa. No es una reacción o una adaptación, sino la contestación a una pregunta o averiguación. Tal vez se pueda decir que el media-query que usamos es “responsivo”, pero el resultado total es “respondiente”.

En fin, yo prefiero decir “diseño web respondiente” porque me parece que la palabra tiene el significado que queremos transmitir, mientras que responsivo no se ajusta por completo.

Tal vez sea hilar muy fino, pero así soy a veces.

  • Hola Roberto, a mi también me disgusta escuchar o leer “Responsivo” sin embargo el término “Respondiente” no es muy identificable.
    Para describir de manera adecuada el concepto con mis clientes, me ha funcionado mucho mejor explicar que el contenido es “Adaptable” y que reacciona “adaptándose” al medio. Me parece que es más correcto y que comunica mejor de lo que se trata.

    • Tienes razón, adaptable explica mucho mejor lo que se quiere dar a entender, sobre todo cuando hablas con un cliente, que no siempre es el mismo lenguaje que usa uno que cuando se habla con otra gente que está dentro del diseño y desarrollo web.