Sitios web con calidad

Hacer un sitio web de calidad es más que desarrollar buen código o tener un diseño visualmente atractivo. Muchas cosas influyen en la impresión final que va a dejar el sitio en las personas que lo visiten y lo más importante es definir con anterioridad cual queremos que sea esa impresión.

De Robertobaca.Net

Lo primero es definir que es calidad y si algo me acuerdo más o menos de mis clases en la universidad es que la calidad al final la define el consumidor en la medida en que cierto producto cumple con sus expectativas.

Es decir, lo primero que tienes que pensar es quienes van a ser los visitantes del sitio, que es lo que quieren de él, y entonces elaborar un sitio que les dé lo que quieren de manera fácil, rápida y accesible.

Entonces, un sitio de calidad, aparte de tener la información que los clientes desean, debe ser:

  1. Encontrable: Debe haber por lo menos una buena oportunidad de que aparezca en las búsquedas de términos relacionados.
  2. Accesible: Los requisitos técnicos para visitar el sitio deben ser fáciles de cumplir, pero no se debe excluir a los visitantes que no los cumplan.
  3. Utilizable: El visitante debe poder encontrar fácilmente la información que necesita así como todo lo que puede hacer en el sitio.

No hay una fórmula exacta para lograr todo lo anterior, pero sí hay mejores prácticas para aumentar la calidad de nuestros sitios y evitar caer en trampas que los hagan inservibles a nuestros visitantes.

Una de las mejores reglas a seguir es escribir en código estandarizado, no abusar de tecnologías restrictivas como flash y ajax, cuando se usen hacerlo en plena conciencia de sus limitaciones y buscar una manera de contrarrestarlas.

Escribir claro, sin verborrea, conciso y sobre el tema del sitio ayudará al visitante a hacerse de la información así como a los buscadores a indexarla correctamente.

Una buena navegación ayudada de un diseño visualmente interesante que ayude a clarificar las secciones y elementos importantes también es de gran utilidad para las personas que visitan el sitio por primera vez o incluso para aquellos que ya han estado antes.

Pero lo más importante es tener un objetivo bien definido de quien queremos que sean nuestros visitantes y como vamos a medir el éxito del sitio, ya sea por visitas nuevas, repetidas, por suscriptores, ventas, etc. Pero tiene que ser algo concreto y medible. Esto, junto con un sistema que deje a nuestros visitantes opinar sobre el sitio nos ayudará a corroborar si de verdad tenemos una página de calidad o no.