Todos para uno y HTML5 para todo

18-01-2011

Hace unas horas la W3C, el consorcio encargado de estandarizar todas las cosas que giran alrededor de la World Wide Web presentó el logo que usarán para promocionar HTML5, la más reciente versión del estándar que usan todos los navegadores para presentar la información que ves en todos los lugares de la Web y que por tanto resulta de vital importancia para todos los que trabajamos y navegamos en ella.

El logo no está tan mal, aunque no es de mi agrado. Por lo menos hay que reconocer que lo podemos reducir un buen y todavía se verá bien, cosa que no pasaría con un logo más complejo.

El problema no es ése, después de todo al final acaba uno acostumbrándose a un logo feo. El problema es la W3C pretende agrupar dentro del término HTML5 a una serie de tecnologías que no forman parte del estándar: CSS3, SVG, WOFF, etc.

Esto al principio tal vez no parezca gran cosa. Después de todo un montón de gente se ha estado refiriendo a ellas como HTML5 desde hace un buen rato. Está bien, pero esa gente no se dedica a hacer sitios profesionalmente, no se dedica a la enseñanza de los estándares y no se dedica a sacar el mayor provecho de la tecnología que gira alrededor de internet.

Es decir, son el público en general, medios no especializados y demás que tienen un interés tangencial en las tecnologías de internet. Si ellos identifican cosas como la geolocalización y el uso de múltiples fondos o tipografía diversa en un sitio como HTML5 da igual.

El problema empieza cuando es la propia W3C la que revuelve las aguas al poner todo esto bajo el mismo término. Será difícil explicar a alguien porque un sitio puede ser perfectamente HTML5 sin usar un solo transform en el CSS y tener todo el texto en Arial.

Si la W3C hubiera creado un término nuevo para agrupar a todas estas tecnologías, hubiera estado muy bien, pero usar un término que ya tiene un significado específico muy bien entendido entre los seguidores de estándares, no ha sido muy buena idea.

Por supuesto, apechugaremos, como siempre.

Roberto Baca

Escribo cosas de vez en cuando