Primeras impresiones de Apple Music

Apple lanzó su servicio de música en streaming el día de hoy. Está disponible en México y muchos otros países y viene con tres meses gratis para probarlo. Después de eso costará $99 (mexicanos) al mes para una sola persona y $149 para una familia de seis; más barato que en los Estados Unidos pero de vez en cuando hacen ajustes a los precios para que no se salgan mucho del nivel.

Empezar a usar el servicio es bastante fácil (una vez que se ha hecho la actualización de iTunes o iOS) y es divertido elegir el tipo de música y bandas que queremos escuchar. A partir de aquí vienen dos cosas negativas:

1. Para funcionar adecuadamente el servicio sube tus archivos de música a la nube para que la puedas reproducir desde cualquier lugar, parecido a lo que hace Google Play. A diferencia de Google Play reemplaza lo que hayas subido con los que se le pegue la gana, aún peor, le pone protección anticopia, así que si algún día decides cancelarlo no podrás escuchar ni siquiera la música que hayas subido tú y después descargado a tu computadora o teléfono.

2. No es fácil encontrar todo lo que quieres escuchar. A pesar de presumir el catálogo más extenso por lo menos por ahora no me ha sido fácil encontrar las bandas rusas y japonesas que me gusta escuchar. No sé si sea por la región o por el alfabeto. Aún así esto podría ser mucho más fácil, o tal vez no he buscado bien. De cualquier manera, tanto en Google Play como en Spotify encontrar bandas de lugares diferentes o muy poco conocidas siempre arroja resultados a la primera.

La conclusión es que Apple Music está bien, pero le falta mucho para realmente poder competir con Spotify, Google Play y otros de los servicios ya establecidos. Por lo menos espero que la competencia se ponga las pilas con los planer familiares.

El ¿último? MacWorld

Hace un par de horas la organización de MacWorld, la feria de expositores más grande del mundo Apple, cerrará “temporalmente” y no llevará a cabo su evento anual el año que entra.

Es muy extraño que en estos momentos que Apple y todo el ecosistema que gira en torno a sus productos está a la alza MacWorld se vea en la necesidad de hacer esta pausa.

Lo más probable es que los problemas vengan desde la empresa principal: IDG, otrora un gran editor de algunas de las más grandes revistas de tecnología, pero que no ha tenido mucho acierto haciendo el cambio a lo digital. Recientemente cerraron MacWorld, la revista. No estoy muy seguro cual es el costo de organizar la expo, o si representa una utilidad importante, pero tal vez la empresa no quiera convertirse en una organizadora de exposiciones sino seguir como publicadora de contenido.

Hace unos años Apple usaba a MacWorld como escaparate para su productos y para anunciar las novedades a todo mundo, pero después les dio por hacer los eventos por su cuenta, controlando totalmente los tiempos y la manera de hacer los anuncios. Y sin embargo MacWorld seguía contando con una presencia fuerte de expositores y visitantes.

¿Tal vez Apple quiera meterse a organizar la expo? No sería MacWorld, sino otra cosa, tal vez paralela o independiente de los anuncios de sus nuevos productos.

O tal vez la era de las expos ya ha pasado. No mucha gente se siente muy feliz viajando cientos o miles de kilómetros para que lo aplasten en colas interminables y visitar cientos de stands para ver productos de incierta utilidad con tal de encontrar una joya o dos entre esas ofertas. Compradores y vendedores pueden lograr mejor presencia y usando el escaparate permanente de la World Wide Web.

Nueva Mac Pro ¿renovación de la línea o su fin?

La presentación principal del WWDC de este año terminó hace un par de horas y entre los anuncios más importantes estuvo el superesperado de una nueva Mac Pro, la computadora choncha de Apple, la más poderosa y sácalepunta de las PCs de escritorio de la manzana.

Ya llevaba un par de años o más que no se renovaba, si acaso una manita de gato en la velocidad del procesador y eso. Mucha gente temía que ya no se renovaría nunca más y que Apple le daría un tiro cualquier día de estos.

Es una computadora muy necesaria por profesionales del video, cinematografía, diseño, etc. que necesitan un megamontón de memoria y harta velocidad de procesamiento para el renderizado.

Pero por fin, después de muchas decepciones, los usuarios pro de Apple tienen algo que alegrarse. La nueva Mac Pro es una bestia de computadora, con dos GPUs, hasta 12 núcleos de procesadores Xeon de arquitectura Sandy Bridge y uno de los SSDs más rápidos del mercado, si no es que el más rápido. Todo esto en un paquetito que es un hito de ingeniería.

El problema es que no se puede expandir internamente. “¿Y eso qué?” se preguntarán, “con el Thunderbolt2 se puede añadir expansión externamente, incluso tarjetas PCIx y coprocesadores para tareas específicas”. Sí, pero hacerlo así significa más cables, más fuentes de poder y más cajas regadas por ahí. En un ambiente de trabajo eso puede llegar a ser bastante importante.

Además, limita mucho el uso que le puedas dar a futuro a tu Mac Pro. Si va a seguir la nueva filosofía de Apple (y lo más seguro es que sí) no podrás cambiarle el disco duro interno, ni CPUs, ni los GPUs. La memoria parece que sí. Cuando necesites más potencia en tu Mac Pro tendrás que cambiar de computadora completamente. Y no van a ser nada baratas. Si solo usas una o dos tal vez no haya problema. Si tienes una granja de renderizado, lo más probable es que sí.

Aún más, al no poderse expandir internamente la Mac Pro se convierte en una iMac sin pantalla. Una iMac muy poderosa, sin duda, pero esencialmente no es diferente. Lo más seguro es que la siguiente generación de iMacs incluyan Thunderbolt2, así que podrán usar todos los periféricos de la Mac Pro. Seguramente serán menos poderosas, no tendrán el mismo CPU ni los GPUs duales, pero la diferencia en precio los haría mucho más atractivos. Podría darse el caso de preferir comprar tres iMacs y echarle montón al renderizado, en vez de una Mac Pro.

O pueden elegir simplemente irse con la competencia. Apple debe recordar que el mercado de la Mac Pro es muy diferente al hogareño o al de la mayoría de los profesionales. En esos casos la filosofía de diseño del todo-en-uno y “Apple hace todo por ti” es una ventaja, pero para la gente que tradicionalmente necesita una Pro puede ser más un obstáculo.

En fin, todavía falta mucho por conocer, la Mac Pro no ha salido al mercado y está por verse el precio, que tal funciona en la vida real y si en verdad no se podrán cambiar las partes.

Librería de Apple para México ya abierta

La tienda de libros de Apple en iTunes ya está abierta para México y otros países de América Latina. En realidad ya había abierto hace algún tiempo, pero solo tenía libros del dominio público. Por fin las editoriales se han animado y ya se pueden comprar libros para leer en el iPad. Como vivo en México le eché un vistazo a la tienda mexicana.

La entrada a la librería en iTunes.

La selección, por lo menos al primer vistazo, parece bastante buena, con varios autores populares y clásicos, como Frederick Forsyth, Umberto Eco y Stieg Larsson, pero también de los otros. Los precios varían entre los $120 y $229 para los libros más nuevos y populares, pero también puedes encontrar muchos libros baratos y Apple destaca una categoría por menos de $100, donde puedes encontrar títulos a $34, a $45 y hasta $99. El libro más barato que encontré fue a $15, creo que es el menor precio posible en la tienda.

No, no es verdad. Más baratos aún son los libros gratuitos que tienen su propia sección. Está dominada por libros de dominio público publicados por Apple, pero también hay un buen número de libros nuevos publicados directamente por sus respectivos autores.

La sección de libros gratis, dominada por títulos del dominio público.

Espero que la categoría de libros baratos y gratuitos vaya creciendo conforme más autores hispanohablantes elijan la tienda de Apple para publicarlos, cosa que cualquiera puede hacer, sin tener que pasar por una editorial. Solo espero que el trámite para darse de alta y poder cobrar sea un poco más sencillo, actualmente requiere llenar algunas formas para que no te cobren impuestos en Estados Unidos.

También se pueden comprar libros en otros idiomas, aunque no está toda la selección que tiene la tienda en otros países. Por ejemplo, al buscar libros en inglés no pude encontrar ninguno por S.M. Stirling, pero sí de Harry Turtledove. Pero una rápida mirada muestra que hacen falta muchos de los libros que puede uno encontrar si entra a la tienda de Estados Unidos. Tal vez con el tiempo las editoriales abran más sus restricciones.

Aún así, la selección es bastante buena, los libros me parece que están a buen precio y es una excelente opción para hacerse de material de lectura en formato electrónico para los dispositivos de Apple.

Sección de lo más “hot”, con lo que más se está vendiendo en estos momentos.

La ventaja de la tienda de Apple es que si no tienes una tarjeta de crédito puedes adquirir tarjetas prepagadas para comprar libros, música, etc. Esto lo hace más conveniente que hacerlo a través de Amazon y la aplicación Kindle, que también es muy buena opción, pero se necesita la tarjeta de crédito.

Lo malo es que la aplicación para leer los libros, iBooks, no es tan buena como Kindle. Por lo menos a mí me parece mucho mejor la de Amazon. Y el iPad es algo pesado en comparación con un lector electrónico como el Kindle.

A pesar de estas desventajas el hecho de no necesitar la tarjeta de crédito y el nuevo iPad Mini que es más ligero, puede que se convierta en una opción muy atractiva para muchos.

El nuevo iPad Mini es un nuevo reto al diseño web

Apple presentó hoy el iPad mini, que tiene el mismo número de pixeles que el iPad más grande. Pensarías que esto es bueno porque significa que las aplicaciones y sitios web no cambian de tamaño. Pero eso solo es en número de pixeles, en centímetros son bastante más pequeños que en un iPad grande. Esto quiere decir que los dedos tienen más oportunidad de tocar otra cosa, ciertos elementos serán más difíciles de ver y el texto aparecerá más pequeño.

Vamos a tener que echarnos otro clavado a los media queries para ver si podemos solucionar esto.

Cosas que Apple podría no presentar hoy

Falta menos de media hora para que inicie la presentación de Apple y para estas alturas todo mundo sabe que es lo que se presentará: que si un nuevo mini iPad, que un nuevo Mac Mini, que nuevo iTunes, que nueva MacBook, etc. pero en ningún lugar se dice lo que es poco probable que Apple presente. Para eso, y otras cosas inútiles, tengo la exclusiva.

He aquí cinco cosas que es muy poco probable que Apple dé a conocer hoy:

5. Tim Cook se gastó todo el dinero de Apple apostando en la lotería de monitos y ahora todo su financiamiento va a ser con Kickstarter.
4. Un iPad redondo que puedes llevar a todos lados arrastrando.
3. Jony Ive aprendió a hacer el pasito de Gangnam Style.
2. Apple va a dejar de vender cosas, en vez de eso les das dinero y te mandan algo de lo que tengan por ahí al azar.
1. Admiten que han estado usando una máquina del tiempo para copiarle a Samsung del futuro y hacer parecer que fue al revés.

¿Regresará el Newton? No. Imagen de moparx.

¿Cuál de estas cosas será lo más improbable? Lo sabremos en unos cuantos minutos.

Adobe se da por vencido y saca a Flash de los móviles

Desde que Apple anunció que sus aparatos móviles (iPhone, iPod Touch y el iPad) no incluirían la capacidad de reproducir Flash y jamás la añadirían, todo ha ido cuesta abajo para el que era (y tal vez sigue siendo) una de las partes más importantes de la web.

Flash fue el primer ambiente de desarrollo que permitió crear animaciones y programación compleja del lado del cliente para sitios web. Implementó por primera vez cosas que hasta ahora podemos hacer con javascript y canvas, muchas otras todavía no pueden hacerse.

Tuvo mucho éxito y se calcula que más del 96% de las computadoras tienen el reproductor de Flash instalado, lo cual lo convirtió prácticamente en la primera opción para muchos que necesitaban desarrollar un sitio. El problema fue que muchos diseñadores mal-usaron Flash para hacer sitios pesados, inaccesibles e inútiles, metiendo cosas sólo porque se puede y sin pensar en el usuario final.

Sin embargo, los obstáculos más grandes para Apple fueron que: 1) es un ambiente cerrado, bajo control de Adobe (liberaron el lenguaje después, pero no Flash Player) y a Apple no le gusta ceder control en nada, y 2) se convirtió en un software demasiado pesado, complejo y con grandes requisitos de hardware.

Esto último fue de mucho peso en la decisión de Apple de no incluir Flash en sus dispositivos. El tremendo consumo de potencia del CPU y de batería simplemente lo hacen demasiada carga para un aparato móvil.

En vez de Steve Jobs decidió que si había que presentar contenido rico en la web éste debería hacerse con estándares (HTML, CSS y JavaScript). Por supuesto esto alegró mucho a los que llevamos varios años abogando por lo mismo. Al mismo tiempo provocó una serie de críticas basadas en que estos aparatillos no podrían mostrar la verdadera “web”, presentar una parte importante del contenido que existe en ella, sobre todo la enorme cantidad de videos que dependen de Flash Player para reproducirse.

Tal vez las críticas hubieran tenido más fundamento si los dispositivos de Apple no hubieran resultado tan populares. Los que resultarían perdiendo no fue Apple, sino los dueños del contenido que ahora no se podía ver en el sector de más rápido crecimiento entre visitantes de la red. Muchos sitios mudaron su contenido a estándares, abandonando Flash casi por completo.

Esto no detuvo a Adobe, quienes desarrollaron una versión de Flash Player para dispositivos Android, pero nunca funcionó bien. Es lento, consume mucha batería y no soporta todas las funciones. Un sitio desarrollado en Flash para el escritorio simplemente no funciona nada bien en un teléfono, aunque pueda verse. Por lo menos los videos sí se ven bien.

Pero el problema más grave fue que la gente se dio cuenta que realmente no necesitan Flash, no se le extraña. Así que al fin Adobe ha decidido tirar la toalla, y anuncian que no desarrollarán más Flash Player para móviles.

Esto no significa la desaparición de Flash, va a continuar como aplicación para desarrollar contenido en la web, pero ahora junto con el tradicional swf también va a generar aplicaciones en formato nativo para Android, iOS y tal vez otros sistemas móviles (usando Air como plataforma). Flash Player va a seguir existiendo para PCs (Mac, Windows y Linux).

No está aún claro si esto quiere decir que también va a poder compilar animaciones en canvas y JavaScript, es decir, apegadas a los estándares de la web, pero no se antoja imposible.

Por otra parte, Flash aún ofrece funcionalidad que no es posible recrear con estándares, así que es muy poco probable que desaparezca por completo. Por lo menos pronto.

Las 22 leyes inmutables del marketing (1 y 2)

Hace casi 20 años Al Ries y Jack Trout escribieron un libro que se convertiría en un clásico infaltable para cualquier estudiante de mercadotecnia, Las 22 Leyes Inmutables Del Marketing.

Así que voy a hablar de estas leyes en el contexto de hoy, empezando por las dos primeras:

La ley del liderazgo

Es mejor ser el primero que ser el mejor. La ventaja de llegar primero con un tipo de producto al mercado es inegable. eBay fue el primer servicio de subastas por internet. PayPal el primer servicio de pagos electrónicos también en internet. Netflix el primero en rentar películas por correspondencia. Twitter el primer servicio de microblogging.

Ser el primero te permite sacar mucha ventaja sore tus competidores. Foto de Daniel Weber

A pesar de que hubo otros después que hacían lo mismo y a veces hasta mejor, ninguno a podido destronar a los pioneros, porque la ventaja que les ha dado el llegar primero ha creado un nicho casi inexpugnable en la mente del consumidor.

La ley de la categoría

Y sin embargo, es posible tener éxito aún si no eres el primero en crear algo. Si no puedes ser el primero, crea una categoría donde sí lo seas. Toma lo que ya existe y dale la vuelta, una diferencia que te permita ser el primero en tal o cual mercado o con tal o cual cosa. Apple no inventó la primer computadora personal, pero fueron los primeros en tener un sistema fácil de usar. Tampoco inventaron el reproductor digital musical, pero fueron los primeros en hacerlos agradables a la vista y al uso.

Google no fue el primer buscador, pero fueron los primeros en darte resultados relevantes y categorizados.

Así que busca ser el primero en lo que hagas, pero si no se puede, inventa algo en lo que puedas ser primero.

Implementando las ideas

Ahora que ya somos más creativos y tenemos ideas todo el tiempo llega el momento de implementar esas ideas.

Sin una implementación ninguna idea vale nada, por muy buena que sea. Lo más importante de una idea es llevarla a cabo y para eso tenemos que seguir algunos pasos:

1. Identificar las ideas que podemos llevar a cabo.
2. Buscar gente que sepa identificar e implementar buenas ideas y hablar con ellos.
3. Establecer un plan de acción.
4. Llevarlo a cabo.

No temas hablar de tu idea, si es una buena idea seguro que ya se le ocurrió a alguien más, además lo importante es la manera en que se implemente y es ahí donde puedes diferenciarte y lo que va a distinguir tu idea de otras similares.

Steve Jobs es una de las personas más creativas e innovadoras de las últimas décadas, pero lo que ha llevado a Apple al lugar donde está es en la magnífica implementación de ideas tecnológicas que culminan en productos que la gente quiere usar.

Para Jobs lo importante de tener una idea no es la base técnica y ni siquiera la idea en sí, sino como cambiaría la vida de la gente, el por que alguien desearía tener el producto o servicio derivado de esa idea. Para él la implementación consistía en empezar por la experiencia del usuario y luego ir hacia atrás hasta encontrar lo que tenía que hacer para llegar a esa experiencia.

Esta habilidad para ver el resultado antes que nada es parte de la filosofía que ha hecho a Apple una de las empresas más exitosas de todos los tiempos y es algo que podemos aprender para adoptarlo en nuestras propias vidas.

Tu próximo iPhone lo controlarás con la mirada

Las últimas adquisiciones de Apple están comenzando a rendir frutos y una de ellas, Polar Rose, parece que es la responsable de que ahora se esté integrando el reconocimiento facial en iOS 5.

Lo más interesante de reconocer caras en este caso es que al estar integrado en el sistema operativo y contar con interfaces de programación, se pueden crear aplicaciones que “vean” caras. Parece ser que Apple incluirá comandos para reconocer la posición de la cara y algunos gestos en su próxima versión del sistema operativo para iPhones, iPads y todo eso.

A mí me parece un adelanto significativo porque estaríamos hablando de una manera diferente de controlar el aparato. Si puede ver nuestra cara puede reaccionar a ella. Es decir, podríamos crear una interfaz a la que le podemos decir que sí o no moviendo nuestra cabeza como lo haríamos con otra persona.

En el futuro es posible que estas interfaces se vuelvan más complejas, que puedan ver gestos como guiños, parpadeos, sonrisas y muecas. La comunicación facial es mucho más intuitiva que andar manoteando (bueno, hay gente que manotea más de lo que habla) y mucho más directa entre humanos.

También puede ayudar a que gente con problemas de movilidad pueda controlar su dispositivo más fácilmente. Combinándolo con el reconocimiento de voz podremos estar muy cerca de tener una interfaz de lenguaje natural con nuestro listófono.

Además del reconocimiento de caras, hay cierta evidencia que parece indicar que Apple va a revivir a Siri, el administrador personal que adquirieron hace un año o dos y que desapareció sin dejar rastro. Parece que se vuelve a asomar y por lo menos algunas de sus características estarán de alguna forma en iOS 5.

Ahora sí parece que la siguiente versión de iOS se ve prometedora. Pero no olvidemos que estamos hablando de Apple y nada es seguro hasta que lo anuncien.

La App Store para Mac

La tienda de aplicaciones para Mac anunciada hace unos meses ya está por fin abierta.

Quienes usen Linux seguramente conocen el concepto de repositorio, el lugar centralizado en la red desde donde puedes descargar e instalar software directo a tu computadora. La App Store para Mac es un repositorio con una interfaz muy muy bien lograda. La experiencia es bastante agradable y está orientada a ser lo más sencillo de usar para el usuario.

En esta tienda podremos encontrar aplicaciones gratuitas o de pago. Las de pago necesitan que tengas una ID de Apple y tarjeta de crédito, pero instalarlas y comprar es tan sencillo como en un iPhone o iPod Touch. Lo cual es muy peligroso porque las aplicaciones para OS X son mucho más caras que las de iOS.

No es perfecto, el modelo de negocios de Apple le da control total a la empresa para decidir que aplicaciones entran. En teoría no debe ser ningún problema porque todo mundo es libre de hacer el programa que quiera y el usuario de descargar e instalar lo que se le dé la gana sin tener que pasar por esta tienda. Pero el impacto que va a tener es inegable ya que la App Store será la primer, y para muchos la única, parada para conseguir soft para su Mac, al punto que si tu aplicación no está en la tienda se podría llegar a considerar que no existe.

Pero eso es lo que podría pasar en el futuro, puede que no, habrá que ver que pasa. Por otra parte, es un escaparate fabuloso para desarrolladores independientes que no tienen el dinero para establecer toda la infraestructura necesaria para poner su propia tienda de software y distribuir sus productos.

Otra de las desventajas es que pasará cuando tengan 10,000 o 100,000 o 500,000 títulos. Con los 1000 actuales no hay problema, pero si tiene el éxito que todo mundo espera va a ser imposible encontrar lo que realmente quieres o necesitas. Tal como en la tienda para iOS, aplicaciones que podrían caerte como anillo al dedo simplemente se pierden entre la multitud de ofertas, lo cual hace a la tienda poco útil cuando necesitas una aplicación que te resuelva un problema específico.

Afortunadamente las reseñas de software, blogs y revistas especializadas seguirán estando aquí para ayudarnos.

La nueva MacBook Air: la No Netbook de Apple

Hoy, hace unas horas, Apple presentó su nueva línea de productos iLife 11, OS X 10.7 (que va a salir hasta dentro de unos seis meses) y la nueva línea de MacBook Air.

La Air es la mini de las portátiles de Apple: pequeñita, menos potente, bien bonita y, hasta ahora, retecara.

El nuevo modelo sigue igual pero menos caro. Viene en dos sabores: pantalla de 11″ o de 13″. No tiene disco duro tradicional, sólo de estado sólido no reemplazable, vida de batería de 5 o 7 horas dependiendo del modelo y la misma tarjeta de video que las demás Macs.

Las limitaciones de disco duro y CPU (un Core 2 Duo de 1.4 GHz para la de 11″ y 1.83 GHz para la de 13″) significan que ésta no debería ser tu computadora principal, tal vez ni siquiera tu portátil principal.

Esto quiere decir que su papel va a chocar de frente con el de las netbooks. A pesar de que Apple es muy cuidadosa en no llamar a la MacBook Air una netbook, y técnicamente no lo es, las comparaciones son inevitables.

Más allá de las características técnicas y capacidades lo que define a una netbook es el tamaño y peso. Como bien dijo Jobs, “las netbooks no hacen nada bien” y es cierto, no están hechas para hacer algo bien, simplemente para resultar adecuadas y ocupar muy poco espacio.

Y esto es la nueva MacBook Air: no va a hacer nada bien, simplemente adecuadamente y ocupando poco espacio y peso. El problema es que el precio la coloca en una situación completamente desventajosa. Es justamente igual al de una MacBook normal, que es mucho más poderosa. Y un iPad resulta mucho mas ligero.

En lo personal creo que si estos modelos fueran unos US$200 más baratos, Apple podría tener un verdadero contendiente. Pero a este precio se va a dar un tiro en el pie: o la gente va a preferir la MacBook, o van a prefirir el iPad. Claro, es posible que sea un éxito, pero si lo es será a costa del MacBook.

Por el lado de las PCs las netbooks también han cambiado bastante. Ya no son la computadora casi de juguete de hace tres años. A pesar que por políticas de Microsoft la mayoría sigue teniendo procesadores débiles y un sistema operativo recortado, su precio es menos de la mitad que la Air.

Encima de eso hay una nueva generación de netbooks para este año lideradas por la Asus eee PC1215N que tiene un pantalla de 12″, un nuevo procesador Atom de dos núcleos a 1.8 GHz, que habrá que ver que tan bueno es en comparación con el Core 2 Duo de la Air, y Windows Home Premium sin recortes.

En comparación con la MacBook Air la vida de la batería es similar (6 horas de uso) y, como usa un disco duro mecánico la capacidad de almacenamiento es mucho mayor. Tal vez donde la Asus quede algo corta sea en la tarjeta gráfica, usa el nuevo chip ION de Nvidia que no sé que tal resulta contra el 320M que usa Apple. De todos modos ninguno de los dos son extraordinarios y para el uso que se les va a dar a estas computadoras resultarán más que suficiente.

La Air tiene un par de ventajas más. Gracias al disco duro de estado sólido y a que no se apaga puede despertar de inmediato de su estado de suspensión. Puede durar así unos 30 días con una carga de batería. Por su parte una netbook tradicional tarda como 30 o 45 segundos en despertar de hibernación, estado en el que puede permanecer indefinidamente. Así que la ventaja realmente no es tan grande.

Donde está la gran diferencia es en el precio. La Asus eee PC 1215N es US$400 dólares más barata que la Macbook Air más sencilla. Es incluso más barata que un iPad.

Al igual que la mini la Air nunca lo ha tenido fácil existiendo entre dos mundos, pero creo que el nuevo modelo se las verá más negras que nunca para encontrar un nicho significativo.

A menos que Apple comience a desfasar sus portátiles tradicionales. Según Jobs, la Air es el futuro de las computadoras, así que podría pasar.

7 reasons why OS X 10.7 name is Lion

As you all know by now Apple will present the next version of its OS X system in a few days. They’ve named it Lion.

One might think that it’s just another big cat and how many big cats are there after all. However, Apple almost always has a reason to do the things they do and leave very little to chance. I think the same is true in this case and here are 7 possible reasons why Apply chose the name Lion for its next operating system:

  1. Lions have manes The male lions have an amazing mane of hair that makes them look bigger and more powerful than they really are. Maybe just like OS X 10.7.
  2. Lions live in prides These are groups with usually one or two males and five or six related females, and some cubs. It probably relates to some new kind of file system hierarchy.
  3. Lions eat their young When a new male lion moves into a pride, by fighting and defeating the previous lead male, he will eat the cubs to ensure his offspring have no competition. I think this is how Apple will now handle people with older operating systems.
  4. Female lions do all the hunting, but males feed first This is probably what Apple’s new relationship with developers and users will be. The male is Steve Jobs in case you still had any doubts.
  5. Lions have sex only once a year but it lasts 72 hours It probably relates to how long the feeling of elation after upgrading to OS X 10.7 will last. Then it’ll be like “meh” until the next Apple announcement.
  6. Lions are very strong but tire easily Although they are strong hunters, lions are not made for a long chase. Maybe the new OS X will be geared towards short bursts of work before sending you back to your iPad.
  7. Lions are born spotted, like leopards This probably means that OS X 10.7 it will feel a lot like Leopard in the beginning, but after a few weeks you will discover it’s totally different, though just one color.

There you go, seven reasons why Apple might have chosen to codename its new OS X Lion.

Nuevo juego para el iPad: el sensacional Angry PRIs

¡Amiguito! No te pierdas el juego que está causando sensación entre chicos y grandes: ¡¡¡Angry PRIs!!!

En Angry PRIs controlas una banda de PRInosaurios cuya misión es rescatar los huesos sagrados robados por ¡¡¡los temibles puercos azules!!!

Y cuando creas que estás cerca del objetivo de pronto aparecerán ¡¡¡los dinoclones amarillos!!! Son como tú, conocen tus tácticas, usan tus mismas estrategias, ¡hasta hablan como tú!

¿Será tu Espada de Televisión suficiente para anular su Bola de Fuego del Comandante? ¿Usarás tus recursos buscando alianzas con La Maestra y otros seres de ultratumba? ¿O dejarás que se hagan pelotas entre ellos? ¡¡¡Las decisiones son tuyas!!!

En esta temporada de elecciones, o precampaña, lo que sea, pídele a tu mami… bueno, si no tienes… ¡pídele a tu padrino! el nuevo y sensacional juego Angry PRIs HD en exclusiva para el iPad.

Uno más con buenos resultados: Microsoft anuncia trimestre récord

Siguiendo los reportes financieros de Google y Apple que mostraron crecimientos muy importantes de año a año (24% y 62% respectivamente) le toca el turno a Microsoft, y no se queda muy atrás reportando 22% de incremento anual para conseguir aproximadamente US$16,040 millones de facturación.

Esto está apenas un poco más alto de los US$15,700 millones de recaudación de Apple, pero en materia de crecimiento está muy por debajo. Sin embargo, el crecimiento en las utilidades está mucho mejor: 48%, pasando de US$3,990 millones a US$5,930. Lo cual demuestra tal vez una mayor eficiencia en las operaciones.

Los manzanófilos argüirán que en materia de crecimiento Apple sigue superando a Microsoft por bastante, y es cierto. Pero también es innegable que la posición de mercado la sigue manteniendo MS, muy por sobre de Apple, por lo que es de esperar que tenga menos para donde crecer. Por otro lado, también creció lo que demuestra que Apple no le está comiendo mercado y que sus finanzas y la posición de sus productos están bastante sanos.

Lo que sí es que si tienes acciones te conviene meterlas en las dos compañías. Ambas tienen un gran futuro.

Apple como Jalisco: si no gana, arrebata.

Como muchos ya sabrán, uno de los hallazgos después de la presentación de Apple la semana pasada donde se dio a conocer la versión 4 del sistema operativo para iPhone fue un cambio en una de las cláusulas con las que los desarrolladores tienen que estar de acuerdo para que su aplicación sea aceptada en la App Store.

En resumen este cambio le prohibe a los desarrolladores usar un ambiente de desarrollo que no sean aquellos proporcionados por Apple o html, css y javascript.

Muchos en la industria han visto esto como un golpe bajo contra Adobe, que presentó la versión CS5 de su archifamosísima y supervendida suite de aplicaciones de diseño. Uno de sus principales argumentos de venta para esta versión es que el desarrollador Flash puede crear una aplicación nativa de iPhone. Así, los millones de desarrolladores y diseñadores que conocen Flash como la palma de su mano no tienen que preocuparse por aprender Objective-C, sino que pueden usar la herramienta que conocen bien y al final tener una aplicación que pueden vender para iPhone, Android y web.

Pero los cambios a la cláusula 3.3.1 han echado todo esto al suelo. Y no sólo para Adobe, sino también para MonoTouch, Unity y todos los demás frameworks que provéen una capa de programación intermedia y sirven para acelerar el desarrollo de un producto para diversas plataformas.

Pero la verdad es que el objetivo de Apple no es eliminar a Adobe, Adobe simplemente es una víctima del fuego cruzado. Lo que Apple quiere es asegurarse un lugar de privilegio en el mercado móvil.

Cuando el iPhone apareció hace unos cuatro años, gozaban de una ventaja técnica increíble. Nada se les acercaba. Pero ahora Android les está pisando los talones, su crecimiento en participación de mercado es agigantado y pueden alcanzar o sobrepasar a Apple en unos meses si la tendencia continúa.

La gran ventaja de Apple son sus aplicaciones y la App store, pero esta se nulifica si los desarrolladores pueden crear versiones para diferentes plataformas usando frameworks. Prohibir su uso es la manera de Apple de decir “o codificas nada más para mí, ¡o te jodes!” Y por joder significa que los desarrolladores tendrán que hacer las cosas dos veces con el consiguiente gasto en tiempo y dinero.

El argumento de Jobs de que lo hace para asegurar la calidad de las aplicaciones es pura caca de vaca. Muchas de las aplicaciones más vendidas, como Tap Tap Revenge, son programadas con Lua y estarían prohibidas bajo la nueva cláusula. Los juegos de Electronic Arts también están hechos con Lua y también estarían prohibidos. ¿Son productos inferiores? No. ¿Los va a quitar Apple de su tienda? ¡Ja!

Se pueden hacer productos muy malos usando frameworks, pero también sin ellos. No tiene nada que ver.

Apple se está jugando un albur de proporciones increíbles, confiando que los desarrolladores optarán por trabajar sólo para Apple. Pero muchos de ellos pueden preferir un sistema mucho más estable, que no les quitará su trabajo por capricho, en el que pueden experimentar libremente y usar las herramientas, paradigmas y conceptos que mejor se adapten a su solución.

Apple está en todo su derecho, igual que los desarrolladores de programar o no para una plataforma restrictiva, e igual que los consumidores de buscar ciertas aplicaciones o no. Ya veremos por dondo rompe el hilo.

La iPad y el diseño web

Steve Jobs llamó a la nueva iPad “el aparato definitivo para navegar en la web”, algo así. Claro, está por verse que pasará pero lo más seguro es que la iPad se venda muy bien sobre todo en un segmento del mercado más o menos afluente y que de pronto se encontrará con que tiene en sus manos una nueva manera de acceder a la información de la red: desde cursos y videos de gatitos en Youtube, blogs, foros y aplicaciones en línea.

Todo esto tendrá un impacto en los diseñadores y desarrolladores de sitios. Aunque el iPad es un aparato muy flexible con una resolución generosa para un dispositivo portátil, no deja de ser más pequeña que un monitor normal en estos días. Además que se puede voltear para cambiar la orientación.

Por lo que hemos visto en el iPhone esto no será gran limitante pero de todos modos querrás hacer tu sitio adaptable a las diferentes resoluciones del iPad. Por ejemplo, aunque es posible que el iPad haga un zoom automático para meter la página en su pantalla conservando todas las proporciones, tal vez no quieras conservar las proporciones y sea más importante mantener un área con cierto ancho.

O tal vez quieras hacer ciertos elementos y contenido más prominentes en la pantalla del iPad de lo que son en una pantalla de escritorio. Esto implica diseños líquidos y flexibles, el diseñador tendrá que pensar en términos de distintas resoluciones y orientaciones. Es algo que algunos hacían hace un par de años pero con las nuevas funcionalidades de zoom se dejó de hacer. Ahora va a rescatarse.

Afortunadamente el iPad incluye un gran navegador con soporte para HTML5, CSS3 y JavaScript por lo que hacer estas cosas no representará gran dificultad técnica. De hecho, si eres de los que sigue las mejores prácticas de desarrollo web probablemente no tengas que hacer absolutamente nada.

Lo más complicado será cambiar la mentalidad del diseñador, sobre todo aquellos que no entienden bien el medio en que se están desenvolviendo. En más apuros estarán los diseñadores que no saben hacer sitios flexibles o que no se molestan en aprender html (esa cosa que sale cuando le aprietas en vista de código en el Dreamweaver). Si sus clientes se comienzan a dar cuenta que su sitio no se ve bien en el iPad (a ver si friegan igual que como cuando no se ve en IE6) muchos van a tener que ponerse al día de manera acelerada.

Más color de hormiga la tendrán los flasheros. Por flashero no me refiero a todos los desarrolladores de flash, sino nada más a los que todo lo hacen con flash sin consideración por la accesibilidad y usabilidad del sitio.

El iPad, hasta donde sabemos ahora, no soportará Flash. Así que si has hecho un sitio que sea puro Flash o que tenga elementos importantes, como la navegación, hecha en Flash, no se verá nada o será inutilizable para quienes tengan un iPad.

A lo mejor no te importa mucho, pero tus clientes van a estar perdiendo clientes y visitantes, así que no les va a agradar (ok, a los que se den cuenta), y finalmente te va a repercutir.

En las filas de Adobe no están nada contentos y culpan a Apple de la falta de soporte para Flash. No dudo que tengan parte de razón, sobre todo cuando señalan que el iPad no puede ser el dispositivo definitivo para navegar por la red si no soporta Flash.

Para bien o para mal Flash es parte importante de la red y pasará mucho tiempo antes que HTML5 alcance una presencia suficiente para desbancarlo (y que se desarrolle un IDE con el que los diseñadores puedan trabajar de un modo parecido a que lo hacen en Flash).

Adobe dice que no hay por que temer, la versión CS5 te permitirá crear una aplicación lista para iPhone simplemente haciendo click en “Save As…”, pero una aplicación no es un sitio web y habría que ver que tan bien se implementa esta característica.

Por lo pronto los fans de Flash están haciendo trinchera, pero si el iPad es tan exitoso como el iPod a mí me parece que no les quedará otra que admitir derrota y aprender estándares si no quieren ser arrollados por la Appleanadora.

El diseñador británico Andy Clarke está de acuerdo conmigo, por lo menos en la parte sobre el diseño líquido.

Video con HTML5

De hace mucho tiempo una de las cosas más latosas de hacer en la web ha sido la inclusión de video en una página. HTML 4 tiene una etiqueta para incluir elementos de multimedios: <object> que gracias a la estúpida implementación de Internet Explorer casi siempre tenemos que usarla junto con el obsoleto <embed> para que funcione bien.

Hasta ahora la reproducción de video ha dependido de que el usuario tenga un aditamento (plug-in) instalado en su navegador con la consecuente pérdida de desempeño y riesgos de seguridad. Además de tener que ir a otro sitio a instalarlo antes de poder ver el video.

El reproductor más utilizado es Flash, propiedad de Adobe que se puede decir que son los dueños del pandero cuando se trata de producir video en internet.

HTML5 introduce una nueva etiqueta para video que se llama ¡<video>! y que no depende de un plug-in. Peero sí depende de un decodificadorr.

La pelea grande está entre el decodificador patentado y propiedad de Apple llamado H.264 y el libre y exótico (por poco común) Ogg Theora. El primero es apoyado por Safari y Chrome (Google le pasa una lana a Apple para poder usarlo). Los otros navegadores grandes, Firefox y Opera, apuestan por el Ogg Theora porque no tienen que pagar nada para usarlo y tampoco los creadores de contenido tendrán que pagar nada.

No me acuerdo cual es el que apoya Internet Explorer pero como seguramente no van a introducir la etiqueta sino hasta el 2020 pues no importa. Y cuando lo hagan seguro la van a romper. Espero equivocarme, pero no me extrañaría mucho.

El caso es que hace unos días Youtube anunció que servirá páginas HTML5 con la etiqueta de video pero el formato H.264, seguido al poco tiempo por Vimeo y otros servicios. Esto deja fuera de la jugada a Firefox y Opera que tendrán que pagar el precio de entrada a Apple, formar alianzas con otros servicios, o arriesgarse a quedarse atrás en la competencia.

Aunque H.264 es un formato más avanzado, compacto y rápido que Ogg Theora, creo que no hay que perder de vista lo que esto puede significar para el futuro de los navegadores. De acuerdo, hasta ahora hemos dependido de otro formato propietario, el de Adobe, pero todos los navegadores dependían del mismo y necesitaban el plugin. Ahora, hay unos que tienen ventaja sobre los demás.

¿Contraatacarán Firefox y Opera o se rendirán? ¿Liberará Apple su formato? ¿Dirá algo el WHATWG? ¿Soportará Youtube Ogg Theora? No se pierda el próximo emocionante capítulo cuando salga.

En Bitelia también están tratando el tema: ¿Por qué la versión en HTML5 de Youtube no funciona en Firefox?

La participación de Apple en el mercado se estanca

La desaceleración económica que afectó todo durante el año pasado, incluyendo las ventas de computadoras, da muestras de haber terminado.

El número de unidades vendidas va en aumento, pero casi todas las empresas se han visto en la necesidad de recortar precios para mantener las ventas. Muchos de los nuevos modelos vendidos son chirriscomputadoras (netbooks) que dejan un margen de ganancia muy pequeño a los fabricantes.

Prácticamente todos los fabricantes de computadoras presentaron una línea de chirriscomputadoras. Excepto Apple. La empresa californiana no nada más no le entró al juego de las chirriscomputadoras, sino que además dejaron bien claro que no les interesa, que no se puede hacer una computadora de buena calidad que cueste tan barato.

Así que a pesar de ser el único segmento en el mercado de computadoras que creció, Apple siguió con su línea de productos de siempre: iMac, Mac Pro, Macbook, Macbook Pro, Air y Mini; y manteniendo más o menos los mismos precios.

Como consecuencia la participación de mercado de Apple no creció. Sin embargo eso no es gran cosa. Lo realmente increíble es que tampoco bajó. Los consumidores de Apple son extremadamente leales y, aunque no añadieron más miembros al rebaño, por lo menos no perdieron.

Esto coloca a Apple en una posición única entre los fabricantes de PCs: son la empresa más redituable, tienen un producto excelentemente posicionado y están a punto de renovar su línea justo cuando mucha gente está otra vez en condiciones de comprar una nueva computadora.

Cierto, el segmento de Apple ha estado estancado estos últimos dos años, pero es casi seguro que este año vuelvan al camino del crecimiento.