Como crear una gran estrategia de social media

Una de las mejores herramientas que han surgido para ayudarnos en las tareas de marketing de nuestros negocios es el social media, o medios sociales. Con estas un negocio pequeño o mediano puede alcanzar audiencias mucho mayores de lo que puede alcanzar con medios tradicionales.

Es de vital importancia crear una estrategia para alcanzar lo que queremos. Imagen de ButchLebo

Sin embargo para hacerlo bien es necesaria una buena estrategia y para crear una buena estrategia necesitamos hacernos algunas preguntas:

1. ¿Para qué?
La primera pregunta, y la más importante es preguntarnos ¿para qué queremos estar en medios sociales? Podemos tener varios objetivos: incrementar nuestra imagen, formar una comunidad con nuestro clientes actuales, aumentar nuestra base de clientes potenciales, investigar mercado, entre otras. Así que debemos empezar por definir cuales son los propósitos por los que queremos estar en medios sociales.

2. ¿Qué queremos lograr?
Aquí vamos a ser más específicos. Una vez que tenemos nuestras razones principales debemos definir que queremos de ellos. Por ejemplo, aumentar ventas 20%, retener 50% más clientes, reducir reclamaciones en 10%, etc. Es decir, metas específicas que queremos lograr con el uso de social media.

3. ¿Con quién queremos conectar?
Esta pregunta la vamos a contestar definiendo la audiencia a la que queremos alcanzar. Tal vez queramos encontrar profesionistas entre 25 y 30 años de edad, mujeres casadas de más de 30 años, parejas con niños de entre 6 y 12 años de edad, jóvenes que están buscando universidades, etc. Es decir, vamos a describir el tipo de cliente que queremos para poder enfocar nuestras esfuerzos y determinar cosas como promociones hasta la mejor hora del día para interactuar.

4. ¿Qué voz vamos a usar?
Dependiendo del tipo de cliente al que hablemos vamos a elegir que tipo de voz o personalidad usar, si nos vamos a ver como amigos, socios, colegas, formales, informales, etc. Un buen ejercicio es crear a una persona ficticia, con su propia historia y personalidad que va a llevar a cabo la comunicación e imaginar como hablaría, como contestaría a las cosas y como reaccionaría ante diferentes situaciones.

5. ¿Qué redes vamos a usar?
Aunque Twitter y Facebook son las más populares actualmente hay cientos de redes sociales que podemos usar, pero hay que saber cuales serían el mejor canal para nuestra empresa, nuestra personalidad y la de nuestra audiencia. Si hay una red donde nuestra audiencia esté participando activamente, obviamente debemos estar ahí. En cambio, aunque una red sea popular, si nuestra audiencia no tiene presencia, pues no tiene caso. Dependiendo de la red y el tipo de interacciones que se den vamos a elegir diferentes tácticas para empezar con nuestra participación, pueden ser comentarios relevantes, posts de diferente longitud, preguntas a los participantes, etc.

6. ¿Cómo lo vamos a medir?
Un factor importante para alcanzar el éxito tal como lo definimos es ver si vamos por buen camino. Para esto debemos crear métricas que nos digan quien está recibiendo nuestros mensajes y si están reaccionando a ellos (haciendo RT, dando Like, visitando las ligas, preguntándonos, etc.) Hay varias herramientas que nos pueden ayudar a dar seguimiento, pero primero debemos determinar que es lo que vamos a medir y como.

Espero que estos puntos te ayuden a crear una estrategia de social media con buenos resultados ¿tienes algo que añadir o alguna pregunta? No dudes en dejarla en los comentarios.

Como elegir un buen tema para el podcast de tu empresa

Tener un podcast corporativo, para tu empresa u organización, es una herramienta increíblemente útil para encontrar nuevos clientes, mantenerte en la mente de los actuales y formar una comunidad a tu alrededor.

Los podcasts no nada más nos dan a conocer, también nos ayudan a reforzar nuestra autoridad, exponer nuestra experiencia en nuestro campo y reforzar lazos con quienes nos escuchan.

No se necesita mucho para iniciar un podcast, pero sí es importante saber de que tema vamos a hablar. Foto de Robert Scales.

Y lo mejor de todo es que una vez que está hecho los episodios del podcast quedan flotando en la red. Si los categorizamos bien y los asociamos a un post que tenga texto relevante, nuestro mercado potencial los encontrará una y otra vez. Durante años podemos seguir atrayendo nuevos contactos gracias a nuestros podcasts.

La razón por la que muchas empresas no hacen podcasts es variada, principalmente se trata de una de tres cosas: falta de conocimiento para hacer un podcast, falta de tiempo y no saber de que hablar.

Los primeros dos obstáculos son fáciles de superar: contratas a alguien que sepa hacerlos (ejem, si tiene dudas nomás pregunte), se puede agendar el tiempo y meterlo dentro de las actividades de los involucrados.

El tercer obstáculo requiere un poco más de coco pero está muy lejos de ser insuperable. Lo primero que se nos puede ocurrir es hablar de lo que hacemos. Pero esto no siempre es lo mejor porque es muy fácil caer en el ombliguismo. Lo mejor es darle un enfoque desde el punto de vista del cliente y hablar de los problemas que resolvemos. Hablar de cosas que le interesan a nuestros clientes.

Por ejemplo, si eres una empresa dedicada a la ingenieria, no hablarías de como usar AutoCAD, porque aunque sea tu herramienta más importante, tus clientes no te pagan por usar AutoCAD sino para resolver un problema de ingeniería. Puedes hablar de estructuras, materiales, ventajes y desventajas, como obtener los mejores costos, como planear mejor y cosas que pueden ayudar a tus clientes.

Otras empresas pueden también ser más flexibles y hablar de otras cosas que también sean de interés a su audiencia. Una empresa dedicada a la moda y maquillaje puede no nada más hablar de nuevas tendencias, vestidos y combinaciones de bases y sombras, sino también de relaciones, empoderamiento y avance laboral que son temas que le interesarían a un audiencia femenina más general.

Una alternativa a producir nuestro propio podcast es encontrar un podcast que ya hable de algo en nuestro campo, que tenga la audiencia que nos interesa y patrocinarlo. Por supuesto, no tendremos control sobre los episodios, pero de vez en cuando nos podemos ofrecer para una entrevista.

Una buena temática es importante para crear el tipo de podcast que queremos y atraer al tipo de gente que más nos gustaría tener como cliente. Es muy importante elegirlo bien para que quede alineado con los objetivos de tu empresa.