Foto de WWarby http://www.flickr.com/photos/wwarby/4782818106/

Imágenes Getty pone sus fotos gratis pero con condiciones

El día de ayer uno de los bancos de imágenes más grandes del mundo, Imágenes Getty, anunció que ya se aburrió de que la gente del internet le robe sus imágenes y las usen en su blog o algún otro lado sin permiso y sin pagar nada.

Para tratar de detener un poco a esta horda de lacras ladrones, o por lo menos sacarle un provecho a su actividad malechora, Getty anunció que sus fotos serán utilizables de forma gratuita empezando ahora.

Foto de WWarby http://www.flickr.com/photos/wwarby/4782818106/

Esos lentes no son baratos y a los fotógrafos les da hambre casi a diario, así que hay que sacar dinero de algún modo. Foto de WWarby.

¿Quiere decir eso que ya podrás ilustrar tus artículos con fotografías profesionales de gran calidad? Sí, pero hay varias cosas que lo hacen poco deseable.

La primera es que tienes que usar el código de imagen que Getty te propocionará. Esto para descargar la imagen desde su sitio pero también pondrá el crédito y un anuncio de Getty. Si quieres la imagen sin anuncio tendrás que pagar.

Getty ha dicho que recopilarán toda la información proveniente de este código. Aunque no han dicho lo que harán con la información es posible que en un futuro la usen para vender publicidad que aparezca junto con tu imagen.

Además, Getty sigue en control de la imagen y pueden quitarla o cambiarla cuando se les dé la gana. No es posible saber si algún día tu artículo se quedará sin imagen de repente y como está 500 páginas atrás ni te darás cuenta.

Tal vez Getty pueda obtener alguna ganancia, y cualquier cosa que se encuentre de lo perdido es buena, pero no creo que impacte mucho en el robo de imágenes. De la gente que usa imágenes de terceros para su blog, Tumblr o muro de Facebook la mayor parte las usa sin acreditación no porque sean malas personas sino ignorantes, es decir, no sabe que las imágenes tienen dueño aunque te las encuentres en Google. Estos ni se van a enterar que existe algo llamado banco de imágenes y menos habrán oído hablar de Getty.

Otra parte sabe que tienen dueño pero como sí son malas personas se las roban. Esta gente se las va a seguir robando de todos modos, les da igual. Hay otras que usan racionalizaciones para justificar el robo, estas no son necesariamente malas personas, nada más pendejas.

Unos poquitos saben que existen imágenes en el dominio público o con licencia Creative Commons que se pueden encontrar en Flickr y otros buscadores. De esta minoría a los que no les importe no tener el control de la imagen tal vez usarán el código de Getty; pero son una pequeña fracción de una pequeña fracción.

Como ganar dinero con tus videos de Minecraft

Youtube deja que gente que hace videos se asocie con ellos y puedan ganar parte del dinero de la publicidad que aparece en el sitio o donde quiera que se reproduzca ese video. En general todo aquel que lleve algún tiempo en Youtube y no tenga faltas por infracciones de copyright (o sea que no suba videos o música sin permiso de sus autores) puede que se le ofrezca la oportunidad de ser un socio en Youtube. Bueno, socio de los sencillitos porque hay otro nivel pero reservado para los que tienen canales muy populares.

En el nivel para la raza Youtube actualmente paga alrededor de US$7.00 por cada 10,000 reproducciones de tus videos y una cantidad variable adicional por cada vez que alguien le pique a alguno de los anuncios. Estas cantidades varían de vez en cuando. Cada mes o cuando acumules US$100 te mandan un cheque o hacen una transferencia a tu cuenta bancaria. Probablemente pasarán varios meses antes de que veas tu primer pago, pero lo importante es hacer videos y seguir haciéndolos para que la gente los vaya descubriendo a su tiempo ese cheque vaya tardando menos en llegar.

Uno de los hobbies más populares es Minecraft, el juego donde le pegas a los árboles y sacas cosas del suelo para hacer otras cosas como castillos, trampas y muebles. Hay mucha gente que quiere aprender a hacer algunas cosas en Minecraft o simplemente ver como lo juegan otras personas para aprender algo o entretenerse viendo como te caes en la lava por tratar de agarrar un bloque de diamante más.

El problema recientemente fue que Youtube se puso muy ridículo con lo que según ellos constituye uso indebido de contenido de terceros y han empezado a bloquear los videos hechos por jugadores, a pesar de las protestas de los mismos creadores de los juegos porque para ellos es publicidad gratis.

Mojang-Monetization

Básicamente le dice a Youtube que le baje de espuma a su chocolate.

Mojang, los creadores y dueños de todo lo relacionado con Minecraft han declarado oficialmente en su sitio que puedes hacer lo que quieras con los videos y música del juego, incluso ganar dinero con ellos. Si tienes algún problema con la gente de Youtube que te pidan “necesitamos más datos para poder monetizar tu video” (algo así dice el correo que te mandan cuando se ponen de mamertos) los puedes mandar a la declaración oficial de Mojang.

¿Qué más puedes hacer para ganar más dinero con tus videos de Minecraft?

Van algunos consejos:

1. Cuenta historias. Busca algunos amigos, creen personajes y hagan una historia, puede ser algo sencillo como armar una casa más grande o, algo más complicado con diferentes bandos, buenos y malos y alguien a quien haya que rescatar. Puedes simplemente establecer el principio de la historia y los demás actúen y se vaya desarrollando como sea.

Minecraft casa en el aire

¿Creerías que hay gente que todavía no sabe como hacer una plataforma que flote en el aire? Hasta hay un video.

2. Resuelve problemas. Mucha gente no sabe como crear una cantera con el mod Technic o hacer una casa submarina, puedes hacer un video explicando como se hace esto o alguna otra cosa; o demostrando tus estrategias de supervivencia.

3. Haz competencias. Los mods tipo Juegos del Hambre son muy buenos para hacer una competencia con tus amigos o extraños y poner un video de las peleas. Puedes contar lo que pasa en primera persona o tal vez poner a alguien a narrar la partida como si fuera algún evento deportivo.

4. Reseña mods. En el universo Minecraft hay una infinidad de mods, muchos más de los que la mayoría de la gente tiene tiempo o ganas de probar. Si a ti te gusta puedes hacer tutoriales sobre como instalarlos y cuales son los mejores mods.

Busca los videos de Minecraft más populares y ve que puedes aprender de ellos pero sin copiarlos o tratar de imitarlos, simplemente viendo que cosas tratan y como las presentan.

Como encontrar imágenes legales para usar en tu blog

Mucha gente usa Google para buscar imágenes y después copiarlas para reutilizar en su blog u otras páginas. En general esto no es legal. Una imagen tiene copyright a menos que diga lo contrario, lo que significa que necesitas pedirle permiso al autor para utilizarla. Claro, si la bajas y la usas estrictamente de manera personal (como fondo de pantalla, por ejemplo) entonces no tendrás problemas, pero si la usas para otra cosa, sobre todo si es pública o comercial, entonces sí puedes tener líos si te llegan a cachar.

Mucha gente cree que poniendo el nombre del autor, algo así como “Esta foto no es mía, es de Fulanito” con eso no tendrán problemas. En realidad a lo que equivale esa frase es a una admisión de culpa, ni siquiera pueden alegar ignorancia.

Pero hay opciones para no tener ningún problema con tus imágenes. Busca imágenes que tengan licencias Creative Commons. Esta licencia significa que puedes usar la imagen (u otra obra) libremente bajo ciertas limitaciones:

– Atribución: Debes decir quien es el autor original.
– No derivadas: Tienes que usar la imagen tal cual. No le puedes hacer cambios o usarla como parte de otra cosa.
– Compartir igual: Lo que hagas con esa imagen o donde la uses también deberás compartirlo con la misma licencia Creative Commons.
– No comercial: No podrás darle uso comercial a la imagen, es decir vender lo que hagas con ella o donde la utilices.

Una licencia puede contener una o más de las limitaciones anteriores, así que asegúrate bien que puedes hacer. Si tienes dudas contacta con el autor.

Un buen lugar donde buscar estas imágenes es usando la búsqueda avanzada de Flickr. (hacia abajo está la opción de buscar Creative Commons).

Búsqueda de Creative Commons en Flickr

La opción de buscar imágenes con licencia Creative Commons está hasta abajo de la forma de búsqueda avanzada.

Otra opción es PicFindr que busca en varios servicios las imágenes que tengan licencia Creative Commons.

Búsqueda de Creative Commons en PicFindr

PicFindr te muestra esta caja del lado derecho de los resultados para que puedas afinar tu búsqueda.

Y Google parece que también puede buscar imágenes con licencia Creative Commons, pero creo que todavía no es oficial. Por lo menos la capacidad está oculta en el sitio principal, así que tal vez lo que encuentres no es seguro que realmente lo puedas usar.

Hay una gran cantidad de imágenes que puedes usar legalmente para ilustrar tu blog, tareas, presentaciones y otros trabajos. Solo es cosa de tener en cuenta las licencias.

Sobre la SOPA, Megaupload y copyright

Hace unos días la SOPA estuvo en boca de todos. Luego estuvo más porque cerraron Megaupload. La verdad es que hay que encontrar un punto medio en el que tanto los derechos de autor de protejan así como los derechos de los ciudadanos y el comportamiento natural de compartir.

Las leyes de copyright resolvieron un problema del siglo pasado, es hora de replantear el problema y desarrollar una nueva solución.

Copyright, Youtube y videos

Cada vez es más frecuente que empresas y negocios locales usen videos para su promoción y marketing. El video es una excelente herramienta para dar a conocer nuestro productos y servicios. Sin embargo también hay muchas dudas sobre como hacer videos sin meterse en problemas legales después o que Youtube nos los quite por infringir alguna norma.

No soy abogado ni mucho menos experto en copyright, pero resumiré aquí lo que he logrado aprender sobre estos temas para no tener problemas con Youtube u otros servicios de videos y puedas sentirte seguro cuando estás haciendo marketing o alguna otra cosa con tus videos.

¿Qué videos tienen copyright?

En principio todos los videos tienen copyright. El derecho de autor aplica automáticamente cada vez que creas algo: una obra literaria, musical, escultura, etc. No es necesario registrar la obra, ni ponerle la leyenda de copyright ni nada. Una vez creada, la obra queda protegida. Es conveniente registrarla o poner la leyenda en caso de que haya disputas después, pero no es necesario.

¿Cuándo tengo derecho a usar un video?

Cuando el autor te da permiso de usarlo. Aún si no sabes quien es el autor, si encontraste el video por “internet”, no puedes usarlo o tendrás que demostrar que hiciste todo lo razonablemente posible por encontrar al autor, pero es una lata demostrar esto. A menos que el autor te dé permiso o declare que el video es de dominio público no se puede usar.

Youtube recientemente implementó las licencias “Creative Commons” para que los autores puedan dar permiso de reutilizar sus videos sin necesidad de preguntarles uno a uno. Cuando un video tiene este tipo de licencia significa que puedes tomarlo y reutilizarlo bajo las condiciones de la licencia. Por ejemplo, puede ser que lo puedas usar únicamente para fines no comerciales, dando atribución al autor original o que el video que tu hagas deba tener los mismos permisos de reutilización.

Lee bien esta licencia y asegúrate de cumplirla.

¿Puedo usar fragmentos de un video?

En general no, aplica lo mismo que en la situación anterior. Si no tienes permiso para usar esos videos no lo puedes hacer. Sin embargo hay una excepción importante: si vas a usar un pequeño segmento con fines de crítica, comentario, información sobre un tópico relevante y que sea noticia, entonces lo puedes hacer. Pero tiene que ser un fragmento razonablemente pequeño que sirva para ilustrar y lo más importante debe ser el comentario, la crítica o la noticia que pretendes dar. Es decir, no puedes poner media hora de un programa de TV y al final nada más decir “Sí me gustó”.

¿Obras derivadas?

Este es un tema algo más peliagudo. Una obra derivada es cuando tomas una obra anterior como base para crear algo completamente nuevo en cuyo caso tú tendrías la autoría de la nueva obra. Aquí lo difícil es determinar que tanto es tantito, es decir, que tanto debemos alterar la obra para poder considerar que se ha hecho algo nuevo. Lo que sí está muy claro es que no basta con pequeñas alteraciones: cambiar la velocidad del video, voltearlo, alterar los colores, etc.

Eso nada más consigue engañar al detector automático de Youtube, pero en ningún caso altera el copyright. Para que se pueda considerar una obra nueva debe haber mucho más que las simples alteraciones y producir algo con un mensaje y forma claramente distinta. Esto no es fácil de determinar, especialmente en el caso de los “mash-ups” que combinan fragmentos de muchos videos con música diferente y hacen algo completamente distinto. Los mejores ejemplos son los videos de Hitler basados en una escena de la película “Der Undergang” pero con subtítulos muy graciosos que cambian completamente el sentido de la escena. Son nada más subtítulos, pero crean algo nuevo ¿hasta que punto son obra derivada y no una copia?

Hasta donde sé todavía no hay legalmente una base para decir con seguridad si una obra es derivada o no. Lo mejor en caso de duda y evitar posibles problemas para tu negocio o tu cuenta de Youtube es no hacer este tipo de videos y asegurarte que tienes todos los permisos necesarios para usar las imágenes y música que utilices.

Ni twitter está a salvo de la policía del copyright

Algunos de ustedes tal vez sabrán de la ley DMCA que protege los derechos de autor en medios digitales, que en principio suena bien pero en la práctica se ha prestado para una infinidad de abusos, entre otros el obligar a Youtube a quitar las excelentes parodias de Hitler, con todo y que la parodia forma parte de la libertad de expresión.

Pues la última es que ahora hasta lo que tuitées puede eliminarse por faltas a la DMCA. Según lo han reportado en Mashable y Ars Technica un usuario tuiteo su último post de su blog personal donde habla del álbum filtrado de The National e incluyó una liga a una de las canciones filtradas.

Pues alguien supuestamente dueños de ese copyright pidió a Twitter quitar el tuit en cuestión. Ok, entiendo que sí dé mucho coraje que alguien filtre tu trabajo antes de que lo termines y te robe esa satisfacción de presentarlo como debe ser, la exclusividad con los medios, las posibles ganancias generadas, etc. pero el álbum ya se filtró, el daño está hecho. Entendería que pidieran al dueño del blog qutiar la liga al material filtrado (que no han hecho, por cierto), pero el problema es que la DMCA se está aprovechando para abusar y quitar todos los referentes a algo con lo que las empresas no están de acuerdo o que remotamente pudieran estar ligadas a una de sus propiedades.

Twitter dice que ellos hicieron lo correcto y lo que el usuario debe hacer es inconformarse por escrito, con lo cual su tuit volvería a existir. Eso está bien, pero las empresas también deberían ser más activas en la protección de los contenidos de sus usuarios, no simples monitos empuja-palancas.

¿Quién tiene la razón?

Respuesta a las nenas quejumbrosas

Esto lo escribí como respuesta a las nenitas quejicas que sienten como que les meten las manos en los calzoncitos cuando leyeron las nuevas condiciones de uso de Facebook:

Señores, con todo respeto, pero parecen nuevos. Veo que a muchos todavía les cuesta mucho trabajo aceptar la nueva realidad de colaboración y creación de contenido de la red, en la que las fronteras de lo que es mío o tuyo o lo que se puede hacer o no con ese contenido se desvanecen.

Por ejemplo, por el sólo hecho de hacer este comentario el señor Eduardo Arcos puede reclamar que tiene derecho a hacer lo que quiera con él, desde borrarlo hasta retransmitirlo vía feeds, correo electrónico, etc. Es más, él mismo tiene un botón que dice Share en este mismo post, mediante el cual él mismo o algún otro usuario puede poner este mismo post y el comentario en algún sitio de red social como Facebook o retransmitirlo por otro medio. Y eso le daría a esas redes sociales y servicios licencia para retransmitir el post y este comentario que ahora forma parte del mismo.

Es decir, mis palabras ya no son, técnicamente, mías, sino que ahora pertenecen a la comunidad (aunque desde el aspecto de la ley sigan perteneciéndome). El señor Arcos se beneficiará (muy poco) por el contenido que le genero. Facebook se beneficiará (muy poco) por el contenido que le generamos. Yo me beneficiaré (poquísimo) por la difusión que se le dará a mis palabras. ¡Bienvenidos a Internet!

Sí, tal vez esto me conviera en una ranfla a la que no le importa que mi tesorito pase de mano en mano y esté en boca de todos (por cierto, no lo he puesto explícitamente, pero todo lo que encuentren en este sitio que sea creación mía lo pueden usar para cualquier cosa, incluyendo fines comerciales) y no es que me valga madre, es que es la nueva realidad en las comunicaciones y en la propiedad intelectual. En la nueva realidad de la comunicación, lo que yo publico es público aunque no me parezca.

Miren ustedes, el verdadero valor no está en las cosas que se hacen, o en las palabras que se dicen, o en la música que se toca. El verdadero valor está, y siempre ha estado, en saber hacer las cosas, en saber decir las cosas y en saber tocar la música. Si ustedes lo que venden es el “saber” y no la “cosa”, nunca se morirán de hambre ni temerán al robo porque será imposibles robarles.

Historia de un plagio 2.0

Todo empezó un buen día cuando el bloguero indio Diwaker Gupta notó que el sitio del Consorcio de la Comunidad de Computación compartía una enorme similitud con el de Una Lista Aparte, el sitio del gurú de los estándares y la web semántica, Jeff Zeldman.

Diwaker decidió hacer un post sobre esto, sin percatarse todavía que las similitudes eran más que mera coincidencia, de hecho el código estaba copiado completamente de una de las plantillas anteriores de ULA hasta el punto de no haber quitado los comentarios del código que dejaban establecida la propiedad. Zeldman se percató y a su vez hizo un post acusando directamente al CCC de robo. Lo que es peor es que el CCC depende del Fondo Nacional para las Ciencias, parte del gobierno de los Estados Unidos.

Las reacciones contra el CCC no se hicieron esperar y más de uno mandó un correo directamente a los responsables del sitio para cuestionarles sobre el diseño robado. Hay que reconocer que la acción del CCC fue rápida y adecuada; al verse alertados quitaron inmediatamente el sitio dejándolo sin nada más que una nota de “En Mantenimiento”, se disculparon con Zeldman y Una Lista Aparte y después subieron otro diseño con la disculpa pública visible a todo mundo. Que la dependencia oficial haya tomado esas acciones de manera tan rápida y humilde es loable.

Lo más seguro es que la administración del CCC no se hubiera dado cuenta (aunque cuesta trabajo creerlo, con los comentarios del código, pero démosles el beneficio de la duda) y que algún otro diseñador bajo contrato se le haya hecho fácil robarse el código y cobrar como si fuera original. Por supuesto, ése diseñador ahora puede ser sujeto a tener que reparar daños y perjuicios.

Leer los comentarios en el post de Zeldman es fascinante. Es alentador ver que la táctica del escarnio público funciona por lo menos en algunos casos, pero sigue siendo triste la facilidad con que algunos “diseñadores” se apropian del trabajo de otros sin los permisos necesarios y ni siquiera dar las gracias.

Me pregunto ¿pasaría lo mismo en México si algún sitio gubernamental o empresa se robara un diseño, foto o texto aún de manera tan descarada? Díganme cínico pero yo creo que no. Y eso me entristece.

Copyright y derechos de autor en internet

Si creaste contenido para internet que quieres proteger y no sabes que derechos tienes o que hacer para defenderlos en caso de robo dale una leída a este artículo para que tengas una idea rápida. De Robertobaca.Net

Hace más de cincuenta años se celebró en Ginebra, Suiza una convención sobre la protección de derechos de autor y un par de décadas después se ampliaron estos derechos. A esta convención se ha unido casi un centenar de países que han acordado una definición sobre los derechos de autor y su protección.

Entre los acuerdos que se adoptaron en la convención está todas las obras se consideran propiedad de su autor y protegidas desde el momento en que quedan plasmadas en un medio físico o electrónico. Es decir, desde el momento de su creación. No es necesario registro ni nada así, sino simplemente crear algo para ser considerado un autor y tener derecho a la explotación de esa obra, ya sea directamente o por medio de la autorización a terceros.

Generalmente se pone la leyenda Copyright o el símbolo © para dar a conocer que la obra está protegida y que tú eres el autor, pero no es estrictamente necesario. También puedes registrar tu obra ante el registro de propiedad intelectual o de derechos de autor de tu país. Esto con el fin de que quede una constancia pública ante la autoridad de que tú eres efectivamente el autor. Si alguien más llegara a robar tu obra tendrías una manera fácil de comprobar la autoría.

Sin embargo, hay mucha gente a la que el actual esquema de copyright le parece limitado ya que no estimula la creación de obras basadas, no copiadas, en obras de otros autores, haciéndolas diferentes, mezclándola, tomándolas de inspiración, etc.

Para eso se crearon los esquemas copyleft, que le da a los autores más flexibilidad para decidir que se puede hacer con sus creaciones: usarlas libremente, hacer obras derivadas, etc. Uno de los esquemas de este tipo más exitosos es el Creative Commons al que le puedes echar una mirada y ver si te conviene más que el copyright tradicional.

Sitios Relacionados

  • marcas.com.mx Una introducción a los derechos de autor. Aunque está enfocado a México el sistema mexicano sigue la convención de Ginebra, así que lo básico aplica para los demás países signatarios.
  • Creative Commons en México es el organismo que se encarga de difundir y apoyar el esquema de Creative Commons en México. De aquí puedes acceder también a la información de otros países.