El verdadero mundo aguado

Una estrella enana roja podría ser la poseedora de un verdadero planeta aguado, como el de la película de Kevin Costner pero sin la trama ridícula y con mejores actuaciones.

El planeta fue descubierto por el observatorio espacial CoRoT y mide casi 20 veces más que la Tierra, pero su masa es apenas unas siete veces mayor. Los científicos especulan que esto puede deberse a que es un planeta compuesto casi enteramente de agua con un núcleo rocoso relativamente pequeño.

Si eso es verdad el planeta debió formarse a una distancia relativamente alejada de su estrella y después acercarse hasta su órbita actual, derritiendo el hielo. Según esto la temperatura es demasiado alta para resultar habitable así que vayan olvidando el crucero. Pero a lo mejor se puede un viaje en submarino. Lo malo es que no creo que haya nada que ver, más que pura agua.