El diseñador web empleable

Andy Rutledge toca un punto importantísimo en su blog, y es el de la empleabilidad de un diseñador gráfico como diseñador web. Andy externa de mucho mejor manera que yo lo podría hacer algo que yo he tenido muchas ganas de tratar, y es el de que ser diseñador gráfico no lo capacita a uno para ser diseñador web. De hecho estas dos actividades a veces poco tienen que ver entre sí.

En El diseñador web empleable Andy se enfoca en la preparación que las instituciones de educación superior dan a los diseñadores gráficos, por que crée él que es deficiente cuando se trata de diseñar sitios web y, lo más importante, las cosas que un diseñador debe conocer como requisitos mínimos para emplearse como diseñador web divididos en cuatro áreas: la interacción profesional, fundamentos de la actividad, comprensión de negocios, y habilidades tecnológicas y del web.

Pienso que Andy ha dado enteramente en el clavo. Muchos diseñadores gráficos piensan que están calificados para crear sitios de internet cuando en verdad no conocen el medio ni sus posibilidades/limitaciones tecnológicas. Es cierto que no es necesario que se conviertan en gurús de programación php o sql, pero una buena comprensión de las tecnologías subyacentes como html y css son indispensables para que una persona pueda considerarse diseñador web. Tristemente veo que poco o nada se toca este punto en las escuelas de diseño. Y triste también que en las escuelas que pretenden enseñar web poco o nada se tocan los principios básicos de diseño gráfico, entre otras deficiencias.

El diseño web debe considerarse como una disciplina separada del diseño gráfico, de la misma manera que el diseño industrial o el diseño de interiores. Las dos requieren de un conjunto de habilidades y conocimientos distintos, en muchos casos apenas relacionados.

A pesar de que se requieren conocimientos de los fundamentos del diseño en partes del sitio, específicamente en la interfaz, tecnologías como la web móvil, lectores para ciegos, RSS, APIs, microformatos, etc. exigen ya que se piense más allá del diseño gráfico a la hora de crear un sitio web. Y conforme la tecnología avance creando nuevas maneras de uso para un sitio web estas diferencias se harán más pronunciadas.