Nuevos cambios en Facebook ¿Cómo afectarán a la página de tu marca?

Hace un rato Facebook dio a conocer los cambios al muro que va a empezar a introducir a partir del día de hoy gradualmente. Cualquier día de estos te vas a encontrar con que tu muro está cambiado. Puedes ver como va a quedar.

Lo más notorio es el lugar preponderante que ocupan las fotografías y videos en el nuevo muro, todo está hecho para darle más enfoque a las imágenes.

Los cambios en el muro de Facebook

Así se verá el muro de Facebook una vez que te hayan hecho los cambios.

Otro cambio menos notorio pero que va a afectar más a las empresas que tengan una página es que ahora aparecerán separadas. Los usuarios verán primero lo de sus amigos y si hacen clic en la parte derecha entonces verán lo que han puesto las páginas que siguen, ya sean marcas, celebridades o algo más.

Creo que hay dos razones para esto: la primera es que la verdad a la mayor parte de la gente no le interesa mucho lo que digan las páginas, aunque le hayan dado “me gusta”. Les interesa más lo que digan sus amigos y familiares. La segunda es que muy probablemente el contenido promocionado siga apareciendo en el muro de los usuarios, así que es un “incentivo” para que las empresas le paguen a Facebook por hacer sus contenido más visibles.

¿Qué más pueden hacer las empresas además de pagarle a Facebook? Lo más importante es crear un grupo pequeño pero comprometido de usuarios a los que realmente les guste la marca. Fans de verdad, no nada más gente que le ha dado “me gusta” a la página, eso ahora es más irrelevante que nunca.

Para hacerlos comprometidos hay que buscar mantener un diálogo con ellos, saberlos escuchar y actuar en base a lo que nos digan; hacerles ver que están tratando con una página de personas, no una marca incorpórea en algún lugar del universo. Y hacerles favores, porque al final de cuentas les vamos a pedir un favor: que compartan nuestro contenido y nuestros mensajes.

Lo que me lleva a la segunda cosa que debe hacer una página: crear contenido que los usuarios quieran compartir. Y no me refiero a fotos con frases cursis o con gatitos, que sí se comparten bien pero no llevan nuestro mensaje. El contenido debe ser bien pensado para que vaya de acuerdo con lo que nuestra marca quiere dar a conocer y las acciones que queremos que los usuarios tomen.

Lo importante no va a ser medir los “me gusta”, será de más relevancia el porcentaje de fans que comparten nuestro contenido y el porcentaje de fans que mantienen un diálogo con nosotros. Y fíjense que digo el porcentaje, no el número total, porque es mejor tener un puñado de buenos seguidores que un ejército de gente a la que no le importas.

Como crear una gran estrategia de social media

Una de las mejores herramientas que han surgido para ayudarnos en las tareas de marketing de nuestros negocios es el social media, o medios sociales. Con estas un negocio pequeño o mediano puede alcanzar audiencias mucho mayores de lo que puede alcanzar con medios tradicionales.

Es de vital importancia crear una estrategia para alcanzar lo que queremos. Imagen de ButchLebo

Sin embargo para hacerlo bien es necesaria una buena estrategia y para crear una buena estrategia necesitamos hacernos algunas preguntas:

1. ¿Para qué?
La primera pregunta, y la más importante es preguntarnos ¿para qué queremos estar en medios sociales? Podemos tener varios objetivos: incrementar nuestra imagen, formar una comunidad con nuestro clientes actuales, aumentar nuestra base de clientes potenciales, investigar mercado, entre otras. Así que debemos empezar por definir cuales son los propósitos por los que queremos estar en medios sociales.

2. ¿Qué queremos lograr?
Aquí vamos a ser más específicos. Una vez que tenemos nuestras razones principales debemos definir que queremos de ellos. Por ejemplo, aumentar ventas 20%, retener 50% más clientes, reducir reclamaciones en 10%, etc. Es decir, metas específicas que queremos lograr con el uso de social media.

3. ¿Con quién queremos conectar?
Esta pregunta la vamos a contestar definiendo la audiencia a la que queremos alcanzar. Tal vez queramos encontrar profesionistas entre 25 y 30 años de edad, mujeres casadas de más de 30 años, parejas con niños de entre 6 y 12 años de edad, jóvenes que están buscando universidades, etc. Es decir, vamos a describir el tipo de cliente que queremos para poder enfocar nuestras esfuerzos y determinar cosas como promociones hasta la mejor hora del día para interactuar.

4. ¿Qué voz vamos a usar?
Dependiendo del tipo de cliente al que hablemos vamos a elegir que tipo de voz o personalidad usar, si nos vamos a ver como amigos, socios, colegas, formales, informales, etc. Un buen ejercicio es crear a una persona ficticia, con su propia historia y personalidad que va a llevar a cabo la comunicación e imaginar como hablaría, como contestaría a las cosas y como reaccionaría ante diferentes situaciones.

5. ¿Qué redes vamos a usar?
Aunque Twitter y Facebook son las más populares actualmente hay cientos de redes sociales que podemos usar, pero hay que saber cuales serían el mejor canal para nuestra empresa, nuestra personalidad y la de nuestra audiencia. Si hay una red donde nuestra audiencia esté participando activamente, obviamente debemos estar ahí. En cambio, aunque una red sea popular, si nuestra audiencia no tiene presencia, pues no tiene caso. Dependiendo de la red y el tipo de interacciones que se den vamos a elegir diferentes tácticas para empezar con nuestra participación, pueden ser comentarios relevantes, posts de diferente longitud, preguntas a los participantes, etc.

6. ¿Cómo lo vamos a medir?
Un factor importante para alcanzar el éxito tal como lo definimos es ver si vamos por buen camino. Para esto debemos crear métricas que nos digan quien está recibiendo nuestros mensajes y si están reaccionando a ellos (haciendo RT, dando Like, visitando las ligas, preguntándonos, etc.) Hay varias herramientas que nos pueden ayudar a dar seguimiento, pero primero debemos determinar que es lo que vamos a medir y como.

Espero que estos puntos te ayuden a crear una estrategia de social media con buenos resultados ¿tienes algo que añadir o alguna pregunta? No dudes en dejarla en los comentarios.

Como sobrevivir a una caída de la nube y tu estrategia en redes sociales

Le doy un descanso a las 22 leyes inmutables del marketing para hablar de otras cosas esta semana. Luego regresamos a los de las leyes. ¡Ahora también con video presentación!

Como sobrevivir a una caída de la nube

Cada vez dependemos más de los servicios en la “nube” de internet, pero ¿qué pasaría cuando esta nube se cae? ¿estás preparado? Te sugiero algunos pasos que puedes tomar para prepararte:

1. Usa respaldos locales
Antes la nube era nuestro respaldo, pero ahora se está convirtiendo en nuestro sistema de almacenamiento principal. Eso no quiere decir que no necesitas respaldos. Afortunadamente el almacenamiento masivo es muy barato y ahora es bastante sencillo de usar.

2. Determina si el problema es interno o externo
Antes de andar correteando la solución equivocada, tienes que ver si el problema es del servicio, de internet en general o de tu conexión o red interna. De esa manera sabrás a quien perseguir o si no te queda más que esperar.

3. Revisa blogs y twitter para saber si hay avances
La mayor parte de los servicios en línea hoy en día mantienen blogs o cuentas de twitter (o en otro servicio como GetSatisfaction) para dar a conocer problemas y avances en caso de que se caiga el servicio. Esto te puede dar una idea de cuanto tiempo estarán fuera y si tu información está a salvo.

4. Coordínate con tu gente por vía telefónica
Lo bueno de las tecnologías “viejas” es que son muy robustas y la red telefónica seguirá funcionando aunque haya una caída de internet (a menos que uses un servicio de internet para llamar por teléfono). Lo importante es que la gente sepa cuando y como informar al resto del equipo de lo que tienes que saber.

5. Establece una política de sincronización de datos
Ten claro que información se debe sincronizar primero y quienes lo deben hacer. No es simplemente conforme vayan llegando en muchos casos. También cuando se recupere el servicio necesitarás saber que información debe sincronizarse y como se va a hacer.

Tu estrategia en medios sociales

La estrategia en medios sociales de tu empresa no debe estar basada solo en tener presencia, sino en elegir un mensaje claro, una audiencia adecuada y una forma efectiva de comunicarla.

Recuerda que la gente se une a un medio social para comunicarse y compartir, no solo para escuchar tus mensajes publicitarios sino también para que los escuches. De hecho los mensajes publicitarios ya no los aguanta nadie, así que es importante que definas que es lo que quieres decir, a quien se lo quieres decir y como lo vas a decir.

Y por el “como” me refiero a como vas a comenzar la conversación y que vas a hacer para escuchar.

No puedes dejar todas estas decisiones al “community manager” o a una sola persona encargada de medios sociales. A fin de cuentas involucra a toda la empresa y los empleados deben estar concientes de esto. Elabora una política de medios sociales para que sepan como actuar y que conozcan cuales son los objetivos y el plan de la empresa para cumplirlos.

La eficiencia de las camisas

Hace mucho tiempo leí un tweet de ya no me acuerdo quien, que en su momento me causó gracia pero hasta ahora me cayó el veinte que es un ejemplo perfecto de como muchas empresas entienden la eficiencia, tanto en sus procesos productivos como para medir resultados de su web o participación en redes sociales.

El tweet decía más o menos así:

Hace tiempo tardaba una hora planchando una camisa y quedaba toda arrugada. Ahora me tardo 10 minutos. No me acuerdo quien

Camisas esperando a ser planchadas.

Foto de Klara

Y así es en muchas empresas: entienden la eficiencia como hacer las mismas cosas más rápido aunque estén mal. La raíz del problema es que generalmente no se entiende que se está midiendo y para que.

Un ejemplo muy claro lo tenemos en como se miden muchas veces los resultados de un sitio web o en una red social. Para muchas empresas el éxito de su sitio se mide a través de visitas mensuales y tiempo que cada uno de los visitantes pasa en el sitio, pero sin recordar que el objetivo de un sitio web no debe ser que la gente lo mire, sino llevar nuevos clientes a la empresa o mejorar las relaciones con los ya existentes.

“¿Cuánta gente visita mi página?” no nos dice si nuestro sitio está cumpliendo ese objetivo. Es posible que hoy tengamos tropecientos mil visitantes que pasan una hora cada uno en el sitio. ¿Y después? ¿Se van? ¿Quiénes son estos tropecientos mil? ¿Clientes potenciales, existentes, visitantes que vieron algún anuncio nuestro, o entraron por error creyendo que encontrarían otra cosa?

Si no respondemos esas preguntas nuestra estrategia se basará simplemente en obtener más visitantes, gastando dinero para atraerlos esperando que algun compre algo, aunque sea por casualidad. Estaremos dejando las camisas arrugadas más rápido.

Para saber con mayor exactitud que tan útil está siendo nuestro sitio es mejor preguntarse “¿Quiénes visitan mi página? ¿por qué llegaron aquí? ¿responden a las llamadas de acción?” y esas respuestas nos dirán que está pasando y que estrategias podemos adoptar para mejorar.

Es perfectamente posible que una de las estrategias sea tener menos visitantes, pero más enfocados y que una mayor proporción de ellos se convierta en nuestro cliente, de manera que aunque sean menos visitas tendremos mejores ingresos. Además, aquellos que no se conviertan en nuestros clientes por lo menos sabrán bien de que se trata nuestro sitio y podrán regresar otro día con mejor disposición o recomendarlo a un amigo.

Lo que nos lleva al tema de redes sociales. Igualmente, no se trata de cuantos “amigos”, “fans”, “likes” o “seguidores” tengas, sino de quienes sean ellos y que tan bien te lleves. Un grupo de pocos amigos pero cumplidores puede ayudarte a cumplir tus objetivos mucho más fácilmente que una turba poco involucrada.

Cuando estés haciendo tu estrategia de marketing en la red, tanto web como redes sociales, pregúntate “¿cómo le hago para dejar las camisas bien planchadas?” y no nada más “¿cómo le paso la plancha a más camisas?”

El de los anuncios en medios sociales

Según el señor Glenn Fogel, alto ejecutivo de Priceline, anunciarse en medios sociales es una pérdida de dinero y recomienda mejor crear una experiencia y que pueda ser retransmitida por los medios sociales.

Tiene razón, en varias cosas. Los medios sociales no son un simple medio para anunciarse y ya. Tampoco es cosa de contratar un community manager y ya está. Implica muchas más cosas, estrategia, planificación e inversión para poder sacar provecho de ellos.

Victoria 2, bueno al inicio, frustrante al final

Estos últimos días he estado jugando bastante Victoria 2, un juego de estrategia de Paradox, los mismos desarrolladores que nos trajeron Hearts of Iron y Europa Universalis.

Este tipo de juegos es de los llamados “gran estrategia”, es decir, a diferencia de Starcraft o Age of Empires donde puedes controlar batallas individuales, en un juego de “gran estrategia” te concentras nada más en aspectos generales como la economía, la construcción de ejércitos, la política y las relaciones exteriores, dejando la resolución de combates y otros detalles nimios a tus achichingles, es decir, la computadora.

Uno pensaría “¡pero si esa es la peor parte de controlar un imperio!” pero en realidad, si se hace bien puede resultar entretenido.

El problea con Victoria 2 es que, aunque hace muchas cosas bien, al final hay detalles que lo hacen una experiencia muy frustrante.

En la época en la que se sitúa el juego, siglo XIX y XX las guerras están lentamente tomando un lugar secundario, dando paso al dominio por diplomacia y economía. Claro, con el respaldo de un gran ejército.

Empezando por la diplomacia, mientras seas una de las 8 grandes potencias no tienes problema, pero si quieres jugar como una de las potencias secundarias o algún otro país, tus opciones son muy limitadas. No digo que eso no sea como en la vida real, donde los países pequeños están más o menos a la disposición de los grandes, pero no tienes ni siquiera la posibilidad de, por ejemplo, plantar rumores o información falsa para enfrentes a las grandes potencias, o de favorecer a una sobre la otra. Si acaso aliarte con una de ellas cuando otra presenta una amenaza, pero nada más.

En la economías la cosa pinta mejor, tienes a tu disposición mucha información, el problema es que está desorganizada y eres tú quien tiene que buscar donde están los datos más importantes. Por ejemplo, si hay sectores que están creciendo o fábricas que están perdiendo dinero, no tienes manera de ordenar o filtrar la información, sino tienes que ir una por una y tratar de recordar los datos de todas las demás. Así es muy difícil saber que información es importante y elegir la acción más adecuada.

Finalmente está la esfera militar. Tal vez la más frustrante de todas. Como dije antes, en esta época la acción militar empezaba a perder relevancia, pero todavía era muy importante y hasta el momente me he encontrado con dos aspectos que hacen al juego completamente exasperante.

El primero es la manera en que las fuerzas que controla la computadora pueden huír y escabullirse. Es simplemente ridículo. Una vez ataqué a una fuerza de menos de 500 efectivos con un ejército de más de 130,000. Lo que hubiera sido una masacre terminó siendo en pérdidas de cerca de 1,000 efectivos para mí, y unos 400 sobrevivientes para el enemigo, que escaparon y se reorganizaron.

Entiendo que un ejército enemigo pueda retirarse y reorganizarse, pero ¿en condiciones tan desiguales? Y no sólo eso, sino que al final terminas persiguiendo a esta pequeña fuerza de un lado a otro, de un lado a otro, sin poder ganar definitivamente. Nunca se desmoralizan, nunca se desbandan. Si hicieran eso durante dos o tres batallas no sería problema, pero ocho, nueve, o más veces es totalmente ridículo. Y no los puedes dejar porque si lo haces se reorganizarían y al poco tiempo los tendrías de nuevo totalmente reforazados, mientras tú pierdes fortaleza debido a la atrición.

Ese es el problema más grande Victoria 2. Al final lograr una victoria militar se vuelve extremadamente difícil, y por mucho que intentes usar tus armas para imponer tus políticas al final lo más que puedes lograr es mantener el Status Quo.

El segundo problema son los rebeldes. El final del siglo XIX, principios del XX fue importante por el despertar de la conciencia social. Lo que empezó con las ideas liberales, el individualismo y la socialización de la educación del siglo XVIII culminó en grandes movimientos sociales: igualdad, democracia, derechos laborales, sufragio universal, feminismo. En muchos lugares estos dieron lugar a revoluciones generalizadas y violentas. México prácticamente nunca estuvo en paz interna durante el siglo XIX, Francia sufrió de movilizaciones periódicas, España tuvo lo suyo, etc.

Pero el nivel al que lo lleva Victoria 2 es simplemente ridículo. Cada dos o tres años a partir de 1860 hay una revolución generalizada y masiva en todo tu país, sin importar el tipo de gobierno que tengas. Incluso los Estaods Unidos, que a excepción de la Guerra Civil tuvieron un siglo XIX estable internamente, se ve invadido de revoluciones de jacobinos o anarco-liberales.

Y no importa que reformas políticas lleves a cabo, si puedes, porque si los conservadores están en el poder da igual, nunca votan un cambio, por muy mal que esté la situación. De todos modos, si se aprueba un cambio, se subleva otro bando, pero de que hay revolución, hay revolución.

Al final, Victoria 2 pudo haber sido un gran juego de estrategia. Tiene buenas cosas como la diplomacia y el comercio, pero son estos detalles lo que lo hacen un ejercicio de futilidad.

Igual sirve para divertirse jugando con algunas facciones y probar algunos escenarios (por ejemplo México mantiene Texas, Francia ocupa España, Suecia invade Rusia) hasta antes de 1870, pero no lo recomiendo.

Por que los números en medios sociales no importan /v @boagworld

Gracias a Paul Boag me entero de este excelente post en el blog de eConsultancy acerca de la diferencia entre “uso e involucramiento“.

No todos los que ves en tus estadísticas están realmente comprometidos con la marca

El involucrar a los visitantes es el Santo Grial de los medios sociales: que se comprometan con la marca y que compren. Sin embargo, muchas veces vemos a los consultores y “espertos” más preocupados por medir cosas como número de visitantes, fans y retweets. Cosas que son fáciles de medir pero que no implican necesariamente estar involucrados.

Como dice en el artículo, una persona que pasa 3 minutos en el sitio puede estar más involucrada con la marca que una que pasa 20, simplemente porque sabe lo que quiere y a lo que va. Igualmente una persona que te hace retweet o se une a tus “fans” no necesariamente va a hacer nada más.

Es un artículo imperdible para todos los interesados en hacer mercadotecnia a través de medios sociales y para recordarnos que al final se trata de conocer a todas las personas con las que interactuamos, no de seguir una estadística.

Nuevo video de Shogun 2: Batallas

Para los que somos fanáticos de los juegos de estrategia la serie Total War tiene sin duda un lugar especial, son grandes juegos de grandes batallas donde impera el manejo de tácticas y maña.

La nueva adición a esta serie será Shogun 2: Total War, planeado para la primavera de 2011. Está situado en Japón del siglo 16 y tiene por objetivo la conquista del archipiélago.

Para ir abriendo boca han presentado un nuevo video centrado esta vez en las batallas contra la inteligencia artificial. Lo primero que se nota es la calidad increíble de los gráficos. Cada unidad tiene dos veces más partes animadas que en Napoleon: Total War, y los efectos de niebla, lluvia y luz son mucho más realistas.

Han puesto de nuevo el discurso del general, así que podrás escucharlo arengando a las tropas. Hay varios tipos de discurso que dependerán del tipo de general, la clase de batalla que tienen enfrente y las batallas pasadas. Espero que tengan traducción porque en japonés no voy a entender nada.

Las animaciones de los monitos luchando fueron hechas grabando a un maestro de artes marciales haciendo los movimientos, así que los combates individuales cuerpo a cuerpo son mucho más fluidos y los destripamientos más reales.

La inteligencia artificial ha mejorado bastante. Ahora la computadora puede crear trampas, montar emboscadas y llevarte a ellas mediante engaños. Pero no es invencible. Las tropas se asustan y pierden la moral cuando se enfrentan a un ejército mayor o cuando sus compañeros huyen de la batalla. La computadora tampoco sabe todo lo que está ocurriendo en el campo y se puede “distraer” preparando algo mientras tú atacas por la retaguardia o el costado.

Se supone que es una versión pre-alfa, es decir, muy lejos todavía de estar lista para el lanzamiento. Aún así se ve fantástico, sin duda una gran adición a la línea Total War y que definitivamente no me voy a perder (a diferencia de Napoleón: Total War, bueh, a lo mejor luego me lo compro).

Algunas observaciones sobre los 1,000 sitios más visitados

Ayer Google presentó una lista de los 1,000 sitios con más tráfico de acuerdo a sus propias mediciones para ayudar a la gente que compra anuncios con ellos a decidir donde colocarlos.

No he terminado de ver la lista entera ni mucho menos, pero hay algunas cosas interesantes:

En primer lugar está Facebook, con 500 millones de visitantes y 570 mil millones de páginas vistas, o sea, un promedio impresionante de más de mil páginas por visitante.

El segundo lugar, Yahoo, a pesar de tener 490 millones de visitantes apenas se vieron 70 mil millones de páginas ¡500 mil millones menos que en Facebook!

El primer sitio chino está en el lugar ocho. Y de los primeros 20, siete son chinos. Por si acaso a alguien le quedaban dudas de la importancia de China en internet. De hecho, en las estadísticas se puede ver una caída importante en la cantidad de visitas que coincide con la salida de Google de China después del altercado que tuvieron con el gobierno. Eso no quiere decir que esos sitios hayan dejado de recibir visitas, sólo que se dejaron de medir, o sea que su importancia es todavía más grande de lo que dice la lista.

El primer sitio en japonés está en lugar 25, el primero en ruso en el 57, el primero en portugués en 95 y el primero en español en el 200, es decir, la presencia hispanoparlante en la red está muy por debajo de lo que debería. Si creen que es simple cosa de acceso a la red noten que los primeros sitios en portugués son de Brasil, cuyos niveles de acceso son más o menos iguales a los de países como México, Chile, Argentina o España.

Las redes sociales están bien representadas. Obvio, Facebook es la primera y más grande, pero también MySpace y Hi5, las redes de las que se burlan los “social media experts”, están en posiciones muy saludables, 26 y 63 respectivamente; digo, por si estás considerando una estrategia de redes sociales.

LinkedIn, la red social para profesionistas, está en un muy envidiable lugar 56; pero Orkut, el éxito más desconocido de Google, por lo menos fuera de Brasil, (aunque no es un sitio brasileño) está en el 45, por encima incluso de Blogger.

En el primer lugar para una empresa de medios tradicionales es de la Tía Bibi: la BBC está en el lugar 43. Es una lástima que no hayan quedado en el 42 para ser la respuesta a la vida, el universo y todo lo demas. Ese lugar le corresponde a FC2, de los cuales nunca había escuchado.

Después de la BBC hay que bajar hasta el 64 para encontrar al siguiente sitio de medios tradicionales, CNN. Y después al 88 para encontrar a Xinhua, la agencia china. Claro, a menos que contemos a Weather, que surgió a partir de The Weather Channel y está en el 73.

De ahí hay un saltototote hasta el lugar 154 para toparse con Globo de Brasil. No llegué hasta el final de la lista pero las que se supone que son las grandes empresas de medios tradicionales no las vi en los primeros 300.

Por último, la larga cola es muy, muy larga. Después de los primeros 10 sitios o algo así la cantidad de visitantes cae rápidamente y luego muuuy gradualmente y así se mantiene el resto de la lista.

¿Tú qué cosas notas?

La maquiavélica estrategia de Facebook

Hace unas semanas Facebook introdujo cambios a sus políticas de privacidad que básicamente le permitían pasar toda información tuya a desarrolladores y anunciantes a menos que específicamente declararas que no quieres hacerlo.

Claro, los controles para encontrar estas opciones y cambiarlas primero tienes que pasar por un laberinto, saltar un foso lleno de cocodrilos y ganarle al chupacabras en un concurso de volados. Nada fácil, y luego no sabes a que le estás diciendo que sí, a que no y como te afectará esto en el resto del sitio.

A mucha gente esto le pareció un abuso de confianza y un atentado contra la vida privada. En realidad a la mayor parte de los usuarios le pasó de noche y, o ni se enteraron o no les importó, a pesar que debería. A los que sí les importó les importó mucho y empezaron a salir grupos para salirse de Facebook, instrucciones de como borrar tu cuenta o hacer tus datos privados y alternativas a Facebook donde tú tienes el control total de tu privacidad.

Ahora Facebook dice que se arrepiente, bueno, Zuckerberg en un mensaje todo compunción y humildad, anunció que hará las opciones de privacidad más fáciles de encontrar y de cambiar, y que la opción para compartir información con empresas será sólo si tú quieres, no al revés.

Muchos pueden pensar que Facebook regó el tepache y ahora quiere enmendar la situación. En realidad fue un paso planeado maquiavélicamente e implementado de manera genial.

No es la primera vez que Facebook ha provocado a una horda iracunda al compartir datos privados, así que bien sabían lo que estaban haciendo. Al compartir datos de manera obviamente exagerada estaban buscando esa reacción. Al dar marcha atrás, contentan a gran parte de esa gente.

El resultado final es que ahora Facebook está compartiendo más datos tuyos de los que compartía antes, ofrece más a los desarrolladores y anunciantes, y los usuarios están contentos porque fueron escuchados y ejercieron su poder para que Facebook rectificara.

¿Qué tanta confianza depositas en las redes sociales a la hora de darles tus datos? ¿Qué datos les das? ¿Qué datos nunca les darías?

¿De qué tipo es tu comunidad?

Para poder llevar a cabo una estrategia inteligente de redes sociales debemos definir no nada más quienes formarán parte de nuestra comunidad, sino también el tipo de comunidad que queremos formar (o que se ha formado).

Nick Milton reconoce cuatro tipos de comunidades:

1. La comunidad de practicantes. Estas son personas que están en la comunidad porque está directamente relacionada con lo que hacen. Pueden ser diseñadores, geólogos, músicos, etc. y se unen a la comunidad para hablar de diseño, geología o música, cosas relacionadas directamente con su actividad profesional.

2. La comunidad de propósito. Estas son las comunidades formadas por una organización con un objetivo en común. La comunidad se compromete a ciertas entregas y actúa como un equipo de trabajo. Están por razones profesionales y la participación no siempre es voluntaria.

3. La comunidad de interés. Las conforman personas que tienen un interés en común, por ejemplo, una banda de rock, un pasatiempo, un producto o marca, una película, etc. Los miembros están ahí para recibir información de su objeto de interés y compartir experiencias.

4. Las comunidades sociales. Estas no tienen otro propósito más que establecer y fortalecer lazos sociales. La participación es completamente voluntaria y los miembros pueden indicar con quien compartir o de quien recibir información.

La distinción es importante porque de ella dependerá cual es la mejor manera de acercarnos e interactuar con los miembros de una red. Asimismo, si queremos formar una comunidad alrededor de nuestro producto, es importante saber si el tipo de comunidad que queremos crear corresponde a quienes queremos como audiencia principal para nuestros mensajes.

¿Estás de acuerdo con esta división o crees que sea irrelevante?

Retos de Arkham Asylum: Record Breaker (Extreme)

Una de las cosas que hacen de Batman Arkham Asylum uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos son los retos. He pasado muchísimas horas con ellos y me hacen regresar al juego mucho después de haber terminado la historia principal.

Si tienes problemas tratando de obtener un buen tiempo en Record Breaker (Extreme) y los tres murciélagos, en este video puedes ver como lo hice. Yo no fui el inventor de esta estrategia, pero le agregué lo de tirar a los dos últimos con la batigarra desde el barandal. Eso ahorra varios segundos.

Lo más importante es donde tiras el batibúmerang sónico al inicio, eso determina quienes van de mirones para alinearse al batibúmerang de control remoto. El final es un poco de suerte.

8 cosas a evitar cuando construyas tu comunidad

Construir una comunidad participativa que le agregue valor a tu sitio y se convierta en un punto focal para gente que quiere compartir e informarse sobre un tema, es algo que no se da de la noche a la mañana y requiere mucha dedicación y trabajo.

Por supuesto, el camino no es fácil y hay muchos problemas potenciales. Leah Betancourt escribió un excelente artículo para Mashable sobre 8 cosas que debes evitar.

Les recomiendo que lea el artículo completo, pero los puntos que me parecen más importantes son:

1. “¡Hola! ¿Hay alguién ahí… ahí… ahí… ahí…?” No hay nada peor que sentir que se está hablando con una pared o como loquito en una esquina del parque sin que nadie haga caso. Si quieres que los miembros de tu comunidad respondan y se involucren, respóndeles e involúcrate con ellos. Por lo menos dales una señal que los estás escuchando. Varios sitios van más allá, por ejemplo, haciendo una lista de las mejores participaciones, resaltando debates, presentarlos de alguna manera especial. Todo eso contribuye a que tus miembros sientan que sí están logrando algo.

5. No trates de estar en todos lados. Hay como 730 mil millones de sitios sociales, es imposible abarcarlos todos. En vez de meterte a todos lados, concéntrate en los que son más importantes para tu estrategia, en los que ya tienes presencia. De esa manera puedes hacer algo importante en esos sitios en vez de acciones blandengues y nada memorables en cientos de lugares.

6. No apoyar internamente al Administrador de Comunidades. Ya saben que me choca usar términos en inglés cuando se puede usar el español, me refiero al Community Manager. Si éste no tiene el apoyo de la directiva, si sus acciones en la comunidad, sus recomendaciones, lo que escucha, lo que transmite de la empresa a la comunidad y viceversa, cae en oídos sordos, no llega a ninguna parte, se toma como juego por los altos directivos, entonces tu comunidad va a mandar a tu empresa… pues bastante lejos. Debe haber apoyo y compromiso de la directiva con la comunidad, no simplemente algo pasajero o que se hace porque está de moda.

Los puntos de Leah son muy interesantes y me parecen bastante válidos ¿Qué opinas de ellos? ¿Te parece qué hacen falta más recomendaciones?

Como convencer a la organización de usar medios sociales

En Sitepoint Alyssa Gregory escribe sobre las razones que dan las compañías para no usar medios sociales y como convencerlos para que lo hagan. Las razones que cita son:

  1. Falta de comprensión. Muchas personas todavía no saben cuales son los beneficios de los medios sociales; peor, creen que meterse en estas redes es nada más para adolescentes y vagos sin oficio. Lo importante es hacerles ver el alcance que las redes sociales tienen hoy en día y como se están usando para llegar a más gente, hacer publicidad, aumentar ventas, reconocimiento de marca, mejorar el servicio al cliente, etc.
  2. Preocupaciones sobre la imagen de la marca. Muchos le temen todavía a los comentarios negativos que pueda hacer la gente sobre la marca o productos. Lo que no saben es que esos comentarios los van a hacer ya se que la empresa tenga una presencia o no en medios sociales. La diferencia será que cuando sabes cuales son esos comentarios los puedes manejar y resolver, conviertiéndolos en un punto positivo en vez de un negativo.
  3. Falta de tiempo y personal. Esta razón puede estar un poco más fundamentada ya que involucrarse en una estrategia de redes sociales exigirá tiempo y no la puede llevar a cabo cualquiera. Dependiendo de la empresa se puede establecer un plan piloto para probar la entrada a medios sociales, o se puede contratar a un consultor que ayude a desarrollar e implementar la estrategia.
  4. Creer que es una moda pasajera. Los medios sociales han llegado al punto en que no desaparecerán fácilmente. Aunque redes individuales pueden venir e irse de un día para otro, lo mismo no pasará con el medio en sí ni tampoco con los grandes jugadores como Facebook y Twitter. En todo caso, hay demasiadas oportunidades como para dejarlas pasar.

Puedes encontrar información relacionada en el artículo de Rosaura Ochoa sobre las redes sociales en el lugar de trabajo.

¿Has propuesto una estrategia de medios sociales en tu empresa? ¿Cómo han reaccionado?

La Batalla de Inglaterra y los medios sociales

En la película de 1969, “La Batalla de Inglaterra“, hay una frase muy contundente cerca del final cuando los británicos están tratando de comparar cifras con lo que dicen los alemanes. El mariscal Dowding simplemente dice: “No le presto atención a la propaganda. Si nosotros estamos en lo correcto, se van a dar por vencidos. Si ellos están en lo correcto, los tendremos aquí en la semana”.

Aunque muchas veces no es tan fácil para nosotros a la hora de establecer una estrategia de medios sociales, el tener un objetivo claro y preciso al cual queremos llegar nos va a ser imposible, o irrelevante, el obtener información de verdad de los números que adoptemos como parámetros de medición.

Las grandes empresas no entienden twitter ¿es problema para las PYMES? Al contrario

En la mañana publiqué el reporte de que las grandes empresas de la lista del Fortune 100 no entienden a Twitter, son incapaces en su mayoría de generar beneficios con el uso de esta herramienta de medios sociales.

Si una empresa enorme con grandes recursos financieros y humanos no puede aprovechar las capacidades de Twitter, ¿significa esto que a una empresa pequeñá le será totalmente imposible?

Al contrario. Para las PYMES el que las grandes empresas no puedan sacar ventaja de la situación con las redes sociales es una oportunidad.

Gran parte de la causa de su relativo fracaso son las capas de burocracia interna y miedo al riesgo dentro de las grandes empresas. Esto las hace lentas en responder, estériles en su contenido y alejadas en su trato social.

Las PYMES tienen una gran ventaja ya que pueden moverse rápidamente, entrar a medios sociales sin grandes aspavientos y probar diversas estrategias, adecuándose a las reacciones de sus seguidores, fans y contactos. Aún más importante pueden crear cuentas de gente real con personalidades reales para comunicarse con sus seguidores, también de manera real y personal.

También es mucho más fácil que en una PYME le lleguen los mensajes a alguien con autoridad, quizá el dueño o administrador general, y puedan dar respuesta más rápida y personalizada. Si el tiempo y las actividades lo permiten pueden ser ellos mismos quienes manejen la cuenta directamente, si tienen la inclinación.

Las únicas desventajas que puede tener una PYME es dedicar los recursos de una persona a la tarea de crear, nutrir, monitorizar y comunicarse en las redes sociales, pero esto debe verse como una inversión estratégica y no como un gasto.

Aunque personas entusiastas no faltan es necesario que sea alguien comprometido con la empresa y los resultados, así como buen conocedor de las fortalezas y debilidades de cada herramienta.

El que las empresas grandes no hayan aprendido todavía a usar estos medios son una enorme oportunidad para las PYMES. ¡Aprovéchenla!

Las mayores empresas del mundo desperdician Twitter

Según los resultados de un estudio dado a conocer hoy la mayor parte de las grandes empresas no entiende como usar Twitter.

Como sabemos el servicio de microblogging permite a un usuario mandar cortos mensajes a un grupo de seguidores que voluntariamente se apuntan para recibirlos. En este servicio la interacción humana es indispensable, ya que esos seguidores quieren sentir que realmente se están comunicando entre sí, no nada más recibiendo pasivamente mensajes de publicidad y mercadotecnia de alguien que ni siquiera es una persona.

Esto fue lo que encontró el estudio. Aparentemente de las empresas que aparecen en la lista de las 100 de Fortune la mayor parte de ellas no se preocupa por generar contacto con sus seguidores, prefiriendo transmitir mensajes sin personalidad y sin beneficios reales. Esto es más increíble considerando que Twitter es la plataforma social preferida por las grandes empresas.

Lo que queda claro es la necesidad de las empresas, grandes o pequeñas, de establecer una verdadera y bien pensada estrategia de medios sociales, definir los objetivos que desean y poner a gente de verdad interesada en la empresa y sus clientes detrás de esas cuentas de medios sociales.

Las PYMES y la estrategia en los medios sociales

En varias formas los medios sociales, o social media si lo quieren decir en inglés, vinieron a cambiar muchs cosas, pero muchas otras quedaron igual. Entre estas la necesidad de una estategia coherente que sepa aprovechar las fortalezas de los medios sociales y de nuestra empresa para lograr nuestros objetivos.

Muchas empresas se lanzan a abrir una cuenta de Twitter o una página en Facebook sin tener una idea clara de que irán a hacer con ella o para que. Aunque en algunos casos es necesario hacerlo, por ejemplo para que alguien más no se apodere del nombre, no vamos a sacar provecho hasta que no tengamos claros los objetivos que queremos lograr.

En un gran número de casos las empresas se limitan a usar sus cuentas como medios publicitarios, sin escuchar y mandando mensajes a quien se deje. Esto en el mejor de los casos se considera spam y puede afectar muy negativamente la imagen de la empresa y marca. En otros casos ponen a alguien de la empresa a tuitear o bloguear pero sin dirección y sin muchas ganas, agarran al primero que encuentran que más o menos le sabe a las computadoras y lo ponen a escribir.

Esto resulta en mucho tiempo perdido y frustración, ya que si a la persona no le interesa estar en contacto con otra gente y además no sabe que tiene que hacer o a donde hay que llegar, pues esto se va a notar. La gente con la que tenga contacto lo notará y en sus mentas esa empresa va a quedar como apática y desinteresada.

Lo primero que debemos hacer para conseguir la estrategia adecuada en medios sociales es preguntarnos ¿para qué? ¿queremos mejorar el servicio al cliente? ¿conocer lo que está hacendo la competencia? ¿demostrar nuestra experiencia en nuestro campo?

La segunda cosa es ¿cómo lo vamos a medir? ¿vamos a tomar en cuenta ventas o reconocimiento? ¿el crecimiento de nuestra comunidad? ¿menciones en otros medios?

Ya sabidas la respuesta a esas dos preguntas entonces podemos pasar al “como”: elegir las herramientas y los medios, ya sea un blog, twitter, facebook, etc. Y después al “quien”: no puede ser cualquier persona, sino alguien que pueda ayudar a conseguir los objetivos que ya trazamos y que además tenga la inclinación para usar los medios sociales, es decir, no cualquiera.

Sólo creando una estrategia coherente y bien pensada podremos obtener verdadero provecho de las herramientas de medios sociales. De otro modo simplemente vamos a desperdiciar tiempo o, lo que es peor, manchar irremediablemente el nombre de nuestra empresa.

Planeando actualizaciones: Windows 7

Actualmente mi sistema utiliza Windows Vista SP2 como sistema operativo. Vista tuvo muy mala publicidad cuando apareció porque era muy inestable y lento, tenía pocos controladores y varios programas eran incompatibles,

Unos meses y varios parches después Vista se volvió un sistema operativo bastante robusto, relativamente seguro y tanto los fabricantes de hardware y desarrolladores de soft tienen aplicaciones y controladores compatibles con Vista, incluso con la versión de 64 bits que es la que tengo.

Windows 7 promete ser mucho más estable desde el inicio, tener compatibilidad total (o casi) con Windows XP mediante virtualización y ser más rápido sobre todo en computadoras con menos potencia. Además, claro, de las mejoras visuales, herramientas de administración y alguna que otra monería.

¿Voy a actualizar mi Vista a Windows 7? No. Por lo menos no inmediatamente. Mi nueva computadora ejecuta Vista con muy buen desempeño y estabilidad. No tengo queja. Bueno, tal vez copiar archivos de un dispositivo de red a otro todavía es algo lento pero casi nunca hago eso.

Seguramente acutalizaré eventualmente, pero por el momento puedo esperar un año o algo así. Tal vez si hago una actualización de CPU o tarjeta madre y pueda conseguir la versión OEM por US$80 o $100 lo haga. Pero mientras tanto no.

¿Y tú? ¿Piensas actualizar a Windows 7 de inmediato o esperar un poco?