Periodista argentino crée que bebida de un juego es verdadera

Y luego se quejan los periodistas de que el internet les está quitando la chamba. Pues si lo siguiente es un ejemplo de la rigurosidad y seriedad con la que se toman su trabajo, no me sorprendería.

Un periodista de la cadena C5N se topó con la receta de una bebida en Facebook y se alarmó al ver que contenía, entre otras cosas, keroseno, ácido sulfúrico y grasa para ejes de coche. Inmediatamente y, sobre todo pensando en en los niños, se dispuso a dar el grito de alarma para que la sociedad argentina defendiera la salud de sus peques.

Desafortunadamente no se le ocurrió llevar a cabo el más mínimo trabajo de investigación. De haberlo hecho se hubiera enterado que la bebida de la receta es pura fantasía, es la que toman los piratas del fabulosísimo juego The Secret of Monkey Island. El juego se ha vuelto a poner de moda porque hay una nueva versión, pero fue muy conocido hace como 15 años. Lo peor de todo es que el periodista interpreta el símbolo “XD” como parte del nombre de la bebida y no como el emoticono que denota una carcajada y que hace ver que la receta es en tono de broma.

Digo, aunque es cierto que el grog realmente era una bebida marinera basada en ron, agua y a veces limón y azúcar, hay que ser muy idiota para creer que alguien puede tomar ácido sulfúrico y keroseno; por lo menos más de una vez.

¿De qué otros peligros nos alertarán los periodistas en el futuro? ¿Una invasión de tentáculos? ¿Una raza extraterrestre se está robando la inteligencia de las personas? ¿Un profesor chiflado tiene secuestrada a una porrista?

Con los niveles de periodismo de los medios “de verdad” nada de esto me extrañaría.

Microsoft busca patente sobre la evolución

En realidad éste no es un post anti-Microsoft, sino anti Oficina de Patentes de los Estados Unidos que cada vez está más ridícula e irrelevante. Y creo que en esta ocasión se lleva las palmas, aunque todavía está a tiempo para redimirse.

Sucede que un empleado de Microsoft ha solicitado una patente para demostrar relación entre dos sistemas biológicos mediante el análisis de material genético compartido. Es decir, buscan patentar las técnicas que la biología ha estado usando durante años.

La Oficina de Patentes todavía no ha aprobado la solicitud, el caso es que cualquiera puede patentar cualquier peregrina idea que se le ocurra, sean o no los inventores o aunque exista “arte previo”. En los Estados Unidos las patentes cada vez se alejan más de la idea de proteger al inventor al tiempo que se beneficia al público y se encarga más bien de otorgar patentes de corso a corporaciones que no tienen que inventar nada, sino alegar que tienen una idea de algo.

Aunque la patente pudiera anularse en un juicio posterior, para eso tendrían que pasar varios años y cientos de miles de dólares, sin mencionar el golpe tremendo que esto implicaría a la ciencia y el hecho que se podrían establecer sanciones económicas a países que no acaten tal estupidez.

Espero que la Oficina de Patentes reaccione esta vez y que en el futuro deje de conceder patentes estúpidas.

¿Qué piensas? ¿Son los de Microsoft los pasados de lanza o es la Oficina de Patentes la que tiene problemas?