Como usar Instagram y sus nuevos videos para tu empresa

Hoy mismo Facebook anunció que su aplicación Instagram de fotografías comenzaría a poder grabar videos de 15 segundos para modificar con filtros y compartirlos con la gente que quieras. Algo igualito a lo que hace Vine de Twitter pero con 9 segundos más y filtros para sentirse artista vanguardista incomprendido. También puedes creerte hacer videos de stop-motion.

“¿Y a mí qué?” seguro que dirán. Pues si eres el encargado de promocionar una marca, empresa, negocio, changarro, o algo así, seguro te interesará saber que, como Instagram de siempre, se integra con Twitter, Foursquare, Flickr y Facebook; aunque Youtube todavía no.

instagram

El video es mucho más atractivo que una imagen estática. En 15 segundos, con algo de creatividad puedes mostrar como funciona tu producto, como hacer algo sencillo, como arreglar un pequeño problema, o demostrar que eres bien bueno para hacer algo en particular (como dar clases de piano, organizar fiestas o comer quesadillas).

“Pero para eso mejor hago un videote grande, con valores de producción, historia y alguno de los Bichir que salen en todo.” Pues sí, pero ¿cuánto te va a costar todo eso? En tiempo y en dinero. Y encima, ¿quién tiene el tiempo o las ganas de ver un videote, y luego con los Bichir que ya están bien quemados por salir en todo.

En cambio, pensar y elaborar un video de 15 segundos no cuesta mucho, y es un video que luego puedes copiar a todos lados, ponerlo en blogs, páginas, etc. y a nadie le importa ver 15 segundos de video. Si lo planificas bien puede resultar bastante útil, barato y efectivo, y hacer un montón de videos pequeños para distribuir según lo amerite la ocasión.

La aplicación de Instagram es gratuita y está disponible para iOS y Android.

Nuevos cambios en Facebook ¿Cómo afectarán a la página de tu marca?

Hace un rato Facebook dio a conocer los cambios al muro que va a empezar a introducir a partir del día de hoy gradualmente. Cualquier día de estos te vas a encontrar con que tu muro está cambiado. Puedes ver como va a quedar.

Lo más notorio es el lugar preponderante que ocupan las fotografías y videos en el nuevo muro, todo está hecho para darle más enfoque a las imágenes.

Los cambios en el muro de Facebook

Así se verá el muro de Facebook una vez que te hayan hecho los cambios.

Otro cambio menos notorio pero que va a afectar más a las empresas que tengan una página es que ahora aparecerán separadas. Los usuarios verán primero lo de sus amigos y si hacen clic en la parte derecha entonces verán lo que han puesto las páginas que siguen, ya sean marcas, celebridades o algo más.

Creo que hay dos razones para esto: la primera es que la verdad a la mayor parte de la gente no le interesa mucho lo que digan las páginas, aunque le hayan dado “me gusta”. Les interesa más lo que digan sus amigos y familiares. La segunda es que muy probablemente el contenido promocionado siga apareciendo en el muro de los usuarios, así que es un “incentivo” para que las empresas le paguen a Facebook por hacer sus contenido más visibles.

¿Qué más pueden hacer las empresas además de pagarle a Facebook? Lo más importante es crear un grupo pequeño pero comprometido de usuarios a los que realmente les guste la marca. Fans de verdad, no nada más gente que le ha dado “me gusta” a la página, eso ahora es más irrelevante que nunca.

Para hacerlos comprometidos hay que buscar mantener un diálogo con ellos, saberlos escuchar y actuar en base a lo que nos digan; hacerles ver que están tratando con una página de personas, no una marca incorpórea en algún lugar del universo. Y hacerles favores, porque al final de cuentas les vamos a pedir un favor: que compartan nuestro contenido y nuestros mensajes.

Lo que me lleva a la segunda cosa que debe hacer una página: crear contenido que los usuarios quieran compartir. Y no me refiero a fotos con frases cursis o con gatitos, que sí se comparten bien pero no llevan nuestro mensaje. El contenido debe ser bien pensado para que vaya de acuerdo con lo que nuestra marca quiere dar a conocer y las acciones que queremos que los usuarios tomen.

Lo importante no va a ser medir los “me gusta”, será de más relevancia el porcentaje de fans que comparten nuestro contenido y el porcentaje de fans que mantienen un diálogo con nosotros. Y fíjense que digo el porcentaje, no el número total, porque es mejor tener un puñado de buenos seguidores que un ejército de gente a la que no le importas.

Facebook y la bolsa de valores: it’s complicated

Hace unos días, el viernes 18 de mayo para ser más exactos, Facebook se convirtió en una empresa “pública” como le llaman en Estados Unidos, o sea, salió a cotizar en bolsa donde cualquier persona (el público) puede ser dueño de parte de la empresa comprando acciones.

Antes de esto hubo una gran campaña de promoción para que la gente conociera las opciones de inversión y comprara las acciones, y los analistas determinaron alegremente que las acciones costarían US$38 cada una, con muchos discutiendo la posibilidad que subieran hasta alrededor de los US$100 en los primeros meses.

Pero otros argüían que no era para tanto y que probablemente el precio de la acción debería estar cerca de los US$17 con expectativas más modestas de crecimiento. Algunos recomendaban no comprar Facebook durante la salida. Obviamente nadie les hizo casos por amargados y aguafiestas.

Y como los amargados nunca tienen la razón la IPO (oferta pública inicial) fue exitosa y las acciones se vendieron como churros a US$38. La gente fue feliz…

…hasta el final del día cuando se vio que las acciones solo habían incrementado modestamente su valor. La algarabía se tornó en calma tensa. Fue hasta el lunes cuando se convirtió en desánimo porque las acciones bajaron de valor un 12%, desconcierto el martes, cuando bajó otro tanto y furia el miércoles cuando siguieron con la tendencia a la baja (aunque menos y con un pequeño crecimiento en after-hours), y más aún cuando se reveló que Facebook había avisado a los corredores de bolsa que las previsiones de ganancias para el resto del año habían bajado, y estos decidieron decirle nada más a unos cuantos de sus inversionistas importantes, no a todo el público.

Ahora un enorme número de inversionistas pequeños y medianos han decidido demandar a Facebook y los corredores por haber ocultado esta información, lo cual podría tener consecuencias importantes para la empresa y su participación en la bolsa. Facebook se defiende diciendo que hicieron lo correcto dando la información a los corredores, pero los inversionistas dijeron que lo deberían haber hecho público durante la gira promocional, no nada más a los corredores, sobre todo cuando se supo esto una semana antes de que salieran las acciones a la venta, durante plena campaña.

Por si fuera poco, el día de la salida a la bolsa errores en el sistema de Nasdaq (la casa de bolsa) evitó que se ejercieran millones de transacciones, lo cual también ha provocado algunas demandas.

La caída en acciones de Facebook, sin embargo, fue vista por varias personas familiarizadas con medios sociales y tecnología, como Mark Evens quien advirtió de las dificultades que tendría Facebook como empresa pública, y otros que hicieron notar que el éxito de la red social no se ha trasladado al ámbito móvil que es el que está en crecimiento, y que cada vez más gente usa Facebook desde la aplicación para celulares, la cual no tiene publicidad.

Claro, el problema es que la gran mayoría de los inversionistas no conoce en lo que invierte y se dejan llevar por la propaganda, percepciones y sus sentimientos personales. Es una muestra más de que los mercados son irracionales, a pesar de lo que los economistas quieren creer (no todos, algunos ya reconocen la situación).

¿Es éste el fin de Facebook? No necesariamente. La empresa sigue todavía en manos de Mark Zuckerberg (56% de las acciones) así que seguirá siendo él quien tome las decisiones y no lo puede botar fácilmente el consejo de accionistas como a Steve Jobs en su momento. Zuckerberg es un tipo inteligente, rodeado de tipos inteligentes y es muy probable que pueda decifrar el problema móvil para llevar a la empresa a un camino seguro de rentabilidad. Lo que sí es cierto es que primero las acciones caerán hasta el nivel en el que realmente deben estar, alrededor de US$17 si los analistas amargados no se equivocaron, para entonces sí poder crecer.

Claro, esta es la visión optimista. En el peor de los casos llegará otra cosa antes que Facebook pueda resolver sus problemas y los barrerá del mercado.

De cualquier manera, será muy interesante lo que pase con Facebook este año y determinante para el futuro a largo plazo de la red social más popular del mundo.

¿Quieres ver lo que está pasando con las acciones de Facebook? Mira la página de Facebook en Nasdaq.

Las nuevas opciones de privacidad para Facebook

A mucha gente le ha preocupado la nueva característica de Facebook de mostrarte un panel actualizado en tiempo casi real de la actividad de tus amigos. Ahí aparece lo que acaban de hacer, comentarios, actualizaciones, “likes”, etc. El problema es que puedes ver lo que hacen no solo relacionado contigo, sino también con sus amigos, gente que tal vez no conozcas. Eso quiere decir que puede haber gente que tú no conoces que también puede estar viendo lo que haces.

Hay una cadena por ahí que dice que para que no pase eso cada uno de tus amigos tiene que suscribirse y quitar la palomita de las opciones para ver tu actividad. Eso es falso y no sirve. Lo único que hace es que no verás las actualizaciones de esos amigos, pero sus amigos pueden seguir viendo tus actualizaciones.

Para que gente extraña no pueda ver lo que haces tienes que meterte a las opciones de privacidad de Facebook y ajustar las opciones acorde a lo que quieres que otra gente pueda ver, y quien no puede ver. Facebook te ofrece mucho control a la hora de ajustar tu privacidad, pero es algo a lo que le tienes que dedicar tiempo.

Hace tiempo hice un video sobre como crear listas de amigos e indicar que es lo que puede ver cada uno:

Y ahora lo he actualizado un poco con este otro video sobre las nuevas opciones de privacidad de Facebook:

Gran uso de Facebook para mejorar la marca

La empresa de ropa LOFT presentó su nueva línea de pantalones para el verano. Como muchas otras empresas ellos tienen una cuenta en Facebook y como muchas empresas de ropa usaron modelos flacuchas para presentar los pantalones.

A mucha gente no les gustaron, algunos por el corte, otros por los colores o el material o algo más, cosa que es normal porque no se le puede dar gusto a todo mundo. Pero muchas otras personas se quejaron de que no sabían como se vería en ellas, que en flacuchas altotas se ven bien, pero seguramente se vería diferente en una chaparrita cuerpo de uva, o sea en una mujer de tamaño y formas regulares o regordetas.

Y la empresa hizo algo increíble: puso a posar a algunas de sus empleadas, mujeres comunes y corrientes de varios departamentos, y les tomaron fotos que unieron a los comentarios de los diseñadores sobre por que los hicieron así.

No todas las modelos deben flacas y altototas

Este es un ejemplo fantástico de como una empresa puede escuchar y responder a sus consumidores. Siguen sin poder darle gusto a todos, pero por lo menos sus bonos a los ojos de todo el mundo han aumentado. Y han logrado que muchísima gente hable de ellos.

¿Qué estás haciendo para escuchar y responder a tus seguidores?

Visto en Mashable

El secreto para conservar tu privacidad en Facebook (y otros sitios)

Mucho se ha hablado últimamente sobre la privacidad, o falta de esta, en Facebook y como no nos han protegido a la hora de compartir nuestros datos, fotos, pensamientos y otras actividades que preferiríamos se quedaran en un círculo pequeño de amistades en vez de a la vista de todos o en la base de datos de mercadotecnia de una mega corporación.

El problema es que internet se hizo para compartir. Irónicamente, aunque nació de un proyecto ultrasecreto de la guerra fría, cuando pasó a manos civiles el principal objetivo era que científicos y académicos compartieran información libremente. En ese entonces eran pocos, se conocían entre todos y todo circulaba abiertamente. Nunca se pensó en meter cosas como encriptación, niveles de seguridad, diversos círculos de privacidad, etc.

Todo quedaba a la vista: desde las últimas teorías sobre la gran inflación al inicio del universo, hasta las peleas sobre la mejor manera de hacer un sandwich, hasta las flame-wars más vergonzosas. El espíritu siempre fue de apertura y divulgación.

Ese espíritu continúa en las redes sociales, cuando abres una cuenta en Facebook, Twitter, MySpace, Hi5, o cualquier otra, debes suponer que están creadas para facilitar compartir la información que pongas ahí, no para dificultar su acceso.

Toda red social es una conversación, pero no una conversación que ocurre de manera aislada en un cuarto tras puertas cerradas con triple candado y un legión de rinocerontes artillados cuidando la entrada. Son conversaciones que ocurren en medio de una fiesta concurrida en la que todo mundo puede escuchar, caminar de grupo en grupo, intervenir, participar.

Siempre que pongas algo en una red social hazlo con la idea de que va a llegar a oídos de alguien más. En la vida real ocurre, a veces alguien le cuenta algo, tal vez por accidente o porque eran grandes amistades hasta que se pelearon, el chiste es que a todos nos ha pasado que de pronto alguien se entera de algo que no queremos que se enteren. En las redes sociales pasa igual, por muchos niveles de seguridad que haya siempre existe la posibilidad de que algo se escape.

Por supuesto protege tu información más sensible, como tu edad, dirección real, las fotos de aquella vez en el carnaval, pero recuerda lo que decía Ben Franklin: “Tres personas pueden guardar un secreto, si dos están muertas”. Una vez que lo pones a la vista de alguien más corres el riesgo que empiecen a correr, no importa que tantos candados de privacidad hayas puesto.

Las empesas de redes sociales son eso: empresas. Aunque digan que van a cuidar de tus datos a fin de cuenta existen para hacer negocios, no para cuidarte. El mejor cuidador de tus datos eres tú, y si te da mala espina compartir algo, no lo compartas.

Mira tu perfil como otros lo ven

Ahora que ha estado muy mencionado lo de la privacidad de los datos en Facebook y mucha gente se preocupa de que les estén vienddo los chones que pusieron en el tendedero, tal vez tengas la curiosidad de saber que tanto estás compartiendo y que tanto es tantito.

El sitio ProfileWatch pretende ayudarte a encontrar las respuestas. Después que le das el URL de tu perfil (viene una útil ilustración para encontrarlo) la aplicación va y lee todo lo que has hecho público y te lo muestra. También te da una calificación de privacidad que mide cuan “expuesto” o “seguro” estás.

Aquí es donde tengo mis problemas con este sitio. Lo mucho o poco que reveles de tu perfil en Facebook no te hace más o menos seguro, sino el tipo de cosas que pongas en tu perfil.

Por ejemplo, para mi perfil en Facebook ProfileWatch me da una calificación de 6.1, o sea que estoy compartiendo mucho más de lo que sería el perfil ideal. Sin embargo ninguno de los datos, asociaciones, fotos o posts que están a la vista del público son cosas privadas, potencialmente peligrosas o que no quiera tener a la vista de todos. Al contrario, a algunas me gustaría darles más visibilidad.

Por otra parte, una persona que obtenga una calificación alta puede creerse “segura” y al mismo tiempo revelar un dato confidencial, como su número de celular, en su bio o en algún foro abierto.

La manera en que se crea esta calificación también me deja con dudas. Cuando visité el sitio por primera vez obtuve un resultado de 5.3. Aprovechando que estaba en eso escribí un par de párrafos para la biografía, que antes tenía vacía, y la dejé abierta para que todo mundo la pueda leer.

Así que, supuestamente, ahora estoy compartiendo más información. Sin embargo mi índice de “privacidad” subió a 6.1 Así que ya no entendí.

ProfileWatch es un sitio útil que te puede ayudar a ajustar tu perfil para que revele lo que tú quieres, pero no te vayas con la finta de la calificación, en realidad no significa nada.

La maquiavélica estrategia de Facebook

Hace unas semanas Facebook introdujo cambios a sus políticas de privacidad que básicamente le permitían pasar toda información tuya a desarrolladores y anunciantes a menos que específicamente declararas que no quieres hacerlo.

Claro, los controles para encontrar estas opciones y cambiarlas primero tienes que pasar por un laberinto, saltar un foso lleno de cocodrilos y ganarle al chupacabras en un concurso de volados. Nada fácil, y luego no sabes a que le estás diciendo que sí, a que no y como te afectará esto en el resto del sitio.

A mucha gente esto le pareció un abuso de confianza y un atentado contra la vida privada. En realidad a la mayor parte de los usuarios le pasó de noche y, o ni se enteraron o no les importó, a pesar que debería. A los que sí les importó les importó mucho y empezaron a salir grupos para salirse de Facebook, instrucciones de como borrar tu cuenta o hacer tus datos privados y alternativas a Facebook donde tú tienes el control total de tu privacidad.

Ahora Facebook dice que se arrepiente, bueno, Zuckerberg en un mensaje todo compunción y humildad, anunció que hará las opciones de privacidad más fáciles de encontrar y de cambiar, y que la opción para compartir información con empresas será sólo si tú quieres, no al revés.

Muchos pueden pensar que Facebook regó el tepache y ahora quiere enmendar la situación. En realidad fue un paso planeado maquiavélicamente e implementado de manera genial.

No es la primera vez que Facebook ha provocado a una horda iracunda al compartir datos privados, así que bien sabían lo que estaban haciendo. Al compartir datos de manera obviamente exagerada estaban buscando esa reacción. Al dar marcha atrás, contentan a gran parte de esa gente.

El resultado final es que ahora Facebook está compartiendo más datos tuyos de los que compartía antes, ofrece más a los desarrolladores y anunciantes, y los usuarios están contentos porque fueron escuchados y ejercieron su poder para que Facebook rectificara.

¿Qué tanta confianza depositas en las redes sociales a la hora de darles tus datos? ¿Qué datos les das? ¿Qué datos nunca les darías?

Como poner el botón de “Me Gusta” en tu blog de WordPress

Facebook introdujo unos cambios hace muy poco, entre otras cosas, que ahora puedes decir que “te gusta” cualquier contenido en internet y hacérselo saber a toda tu red de contactos.

Como creador de contenido la pregunta importante es “¿cómo le hago para que la gente marque mis cosas?” Facebook nos da una herramienta para crear un botón que podemos añadir en nuestra página de manera muy sencilla. Pero este botón sirve para contenido estátido, que tiene una dirección fija.

En sitios dinámicos en los que ya tenemos mucho contenido generado y cada día hacemos más, como blogs de WordPress, implementar este botón de uno por uno se hace muy difícil.

Afortunadamente la gente de GeekoSystem se las arreglaron para adaptar el código del botón de “me gusta” y meterlo en cualquier tema. El post original detalla como hacerlo, pero a final de cuentas se trata de tomar el código que nos da Facebook para hacer el botón y modificarlo así:

<iframe src="http://www.facebook.com/plugins/like.php?href=<?php echo rawurlencode(get_permalink()); ?>&layout=standard&show-faces=true&width=450&action=like&font=arial&colorscheme=light" scrolling="no" frameborder="0" allowTransparency="true" style="border:none; overflow:hidden; width:450px; height:px"></iframe>

Lo metemos en nuestro tema y ya tenemos el botón de “me gusta” funcionando para todos nuestros posts.

De hecho, cambiamos lo que está en negritas a:

<?php echo rawurlencode('http://' . $_SERVER['HTTP_HOST'] . $_SERVER['REQUEST_URI']); ?>

podemos hacer funcionar el botón en cualquier sitio.

¿Pesadillas para los “Social Media Experts”? ¡Al contrario!

Sieving 05

Lo que para unos es valioso, para otros es desechable. Filtrar el contenido y nuestra audiencia es esencial para descubrir lo que nos dará más valor. Image by Wessex Archaeology via Flickr

Ultimamente un servicio que ha hecho algo de eco en las redes sociales es el Web 2.0 Suicide Machine que sirve para que te den por muerto en Facebook, Twitter, Linked In y My Space y borra todos tus rastros de esas redes. También Facebook ha implementado nuevas opciones de privacidad para evitar que tus perfiles sean bombardeados por publicidad no deseada y formas para reportar perfiles espameros en caso de que lo primero no funcione.

A esto Eduardo Arcos le llama, medio sarcásticamente, una “pesadilla” para los expertos en medios sociales:

El Web 2.0 Suicide Machine es como la pesadilla de todo Social Media Expert, ¿no? me da risa lo de “so many people you don’t care about” 😛Twitter / Eduardo Arcos

Aunque sé que Eduardo se está refiriendo al “experto” que aparece de la noche a la mañana ofreciendo “miles de seguidores” y cuya estrategia se basa en bombardear indiscriminadamente a usuarios de Facebook poniendo sus nombres en notas o fotos publicitarias, en realidad tales estrategias para separar la paja del contenido real son una verdadera oportunidad para el verdadero experto en medios sociales, el que sabe que se trata de forjar relaciones, trabar amistad y aplicar el “hoy por ti, mañana por mí” que es lo que le da peso y valor a las interacciones en medios sociales.

¿Por qué? Si le enseñamos a los usuarios a bajar el volumen de ruido que leen en sus timelines lo que queda tendrá más valor para ellos. Lo mismo al revés: los usuarios que decidan eliminarnos como una fuente de ruido dejará a los usuarios que nos consideran valiosos.

Recuerda, tu estrategia no debe ser nada más juntar seguidores, contactos o fans, sino cultivar relaciones de calidad y con alto valor recíproco. Como dicen las abuelas: “nadie es monedita de oro para caerle bien a todos”.

Por muy bueno que sea tu producto o tu servicio, no todo mundo tendrá interés. Concéntrate en quienes sí lo tienen y no atosigues a los que no, eso sólo te dará mala fama y lo lograrás todo lo contrario a lo que querías obtener.

Reblog this post [with Zemanta]

Como promocionar tus eventos usando redes sociales

1. Crea una página para tu evento en Facebook. La red social más grande del mundo te permite crear páginas para eventos a los que la gente se puede unir e invitar a sus contactos. Ni siquiera tienen que ser contactos tuyos aunque, claro, puedes comenzar invitando a tus contactos y pidiéndoles que inviten a los suyos.

2. Mete el evento a Upcoming y crea un calendario de actividades en Google Calendar. Upcoming es una red social de Yahoo! que se especializa en eventos. La gente que se une a esta red puede buscar eventos por tópico, tipo de evento, región geográfica, etc. Si el programa de tu evento es grande, por ejemplo con una variedad de exponentes, duración de varios días y actividades en diferentes salas, entonces Google Calendar te pueda ayudar a manetener toda esta actividad organizada y distribuida. Mejor aún, los asistentes podrán enterarse fácilmente de cambios de última hora, importar el programa a sus calendarios, reenviarlo a otras personas y varios trucos más.

3. Crea expectación mediante un blog. Puedes incluir cosas como entrevistas con los presentadores, información relevantes sobre la organización del evento o el tema a tratar, atraer comentarios de asistentes potenciales. En fin, un blog puede ser una gran herramienta para transmitir información sobre el evento antes y después de llevarse a cabo. Puedes crear un blog en tu propio servidor si tienes alguno o usar servicios como Blogger o WordPress para hacerlo.

4. Usa Twitter antes durante y después del evento. Twitter es una gran manera de transmitir información a quienes puedan estar interesados en asistir. También para los que por alguna razón se quedaron afuera y que quisieran asistir para la próxima. Por supuesto, también puedes usarlo para agradecer a todos los que estuvieron, y mandar información ampliando los temas tratados.

5. Transmite en vivo mediante Ustream. Durante el evento puedes usar Ustream para transmitir algunas de las actividades. Ustream y servicios similares te permiten no nada más transmitir en vivo, sino grabar lo transmitido para conservarlo e incluirlo en tu sitio. Además permite comentarios en tiempo real. El uso de video en vivo le dará una dimensión añadida a tu evento.

6. Haz un podcast con Huffduffer. Si grabas las ponencias en audio y las vas haciendo públicas durante un periodo de tiempo usando podcasting eso servirá para mantener vivo el mensaje aún después del evento y será de gran ayuda en la promoción de eventos siguientes. Después de grabar puedes subir el archivo a la red y agregarlo a tu cuenta en Huffduffer que se encargará de crear un feed de podcast al que la gente se puede suscribir.

Estas son algunas maneras que se me ocurren que puedes promocionar a tu evento usando las redes sociales. ¿Qué más se te ocurre a ti? ¿Haz usado alguna de estas en un evento que hayas hecho? ¿Cuál fue tu experiencia?

5 consejos para promocionarse en Facebook

Facebook es una de las redes sociales con mayor crecimiento actualmente, rebasa ya a los que eran gigantes tradicionales como MySpace. Su alcance cruza varios estratos sociales, de edad, culturales y socioeconómicos. Esto quiere decir que casi con seguridad Facebook sirve de punto de reunión para muchos clientes potenciales.

Sin embargo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta para promocionarte adecuadamente en este medio:

1. Se tú mismo. Facebook es ante todo una red social, esto quiere decir que cada uno de los perfiles ahí debe ser de un individuo real, no un negocio. Facebook ofrece servicios de publicidad y mercadotecnia para negocios, obviamente no gratis. Si aún no estás listo para invertir en estas herramientas crea tu propio perfil, tuyo como persona, y úsalo para establecer contacto con clientes actuales y explorar clientes potenciales.

Facebook puede ayudarte a obtener nuevos clientes, pero primero tienes que hacer nuevos amigos

Facebook puede ayudarte a obtener nuevos clientes, pero primero tienes que hacer nuevos amigos

2. Crea amistades, no ventas. Siguiendo del punto anterior, lo último que desea alguien es ver que su nuevo amigo lo único que le interesa es hacer una venta. Estas personas suelen ser denunciadas y expulsadas de Facebook. Por supuesto no quieres esto. Lo que sí quieres es cultivar las amistades, ofrecer tu experiencia en forma de noticias, consejos y de vez en cuando alguna liga al sitio de tu negocio sin exagerar. Pero lo más importante es cultivar las relaciones personales primero y el negocio se irá dando.

3. Crea un grupo. Si tienes un producto o servicio puedes crear un grupo de personas que hayan usado el servicio o tengan una problemática similar. Por ejemplo, si eres un contador puedes crear un grupo dirigido a pequeños empresarios con preguntas contables. Esto te permitirá conocer clientes potenciales, medir el mercado actual y crear nuevos productos o soluciones. Usa este grupo para dar consejos e ideas sin promocionarte abiertamente pero sí ofreciendo ayuda.

4. Complementa tu perfil con una página o blog. Si bien no puedes usar Facebook como herramienta de promoción abiertamente nada impide que anuncies las actualizaciones a tu blog o página. Que de vez en cuando haya algo que diga “Nuevo post: Actualizaciones impositivas para pequeñas empresas” y vaya la liga a tu blog no se considera abuso.

5. Investiga el mercado. Ya una vez que tengas un buen número de amigos en tu perfil puedes hacerles preguntas, pedirles su opinión y observar sus comentarios. Algunas aplicaciones te permiten crear encuestas y llevar un seguimiento algo más complejo de las opiniones de tus amigos.

Con estas ideas puedes comenzar a promocionarte en Facebook y utilizar el enorme potencial de esta red social. Para nada es una lista exhaustiva y seguramente tendrás muchas más ideas conforme te vayas familiarizando con la red social y sus conceptos.

Cosas que los negocios deben hacer ya en medios sociales

Todo negocio actualmente debería estar involucrado ya de un modo u otro en medios sociales (o social media, como quieran) pero no se puede hacer todo al mismo tiempo, sobre todo al inicio. De hecho no se debe tratar de hacer todo al mismo tiempo porque lo más seguro es que se hará mal.

Lo mejor es concentrar esfuerzos en una sola cosa hasta tenerla más o menos segura y de ahí ir avanzando paso a paso a otras cosas, pero siempre con una estrategia para guiarnos y un objetivo en mente.

Chris Brogan comparte cinco cosas con las que los dueños de pequeñas y medianas empresas pueden empezar para poner un pie dentro de los medios sociales.

Las cinco cosas son:

1. Crear un blog. Si no se tiene, un blog puede ser la herramienta ideal para empezar en los medios sociales. Son una manera fácil de mantener a nuestros clientes actuales y potenciales informados sobre nuestros productos y servicios, así como contestar preguntas, escuchar quejas y sugerencias y fomentar un sentido de comunidad entre ellos y nosotros.

2. Comenzar a escuchar. Haz búsquedas con tu nombre o el de tu negocio o tu marca, mira que encuentras y si hay alguien hablando de ti y como están hablando. Esto te permitirá definir tu estrategia y los siguientes pasos a seguir. Si hablan bien de ti querrás reforzar eso, si hablan mal, pues habrá que averiguar específicamente cual es la queja, como solucionar esos problemas y como resarcir tu imagen.

3. Suscribirte a Twitter O Facebook. Estos dos son las redes sociales con más usuarios y empuje hoy día. La razón por la que no es recomendable empezar por las dos es porque cada una tiene ventajas y desventajas distintas. Dependiendo de tu tiempo y estrategia general te podrá servir más una u otra. En general no sería buena idea repartir ese tiempo entre las dos redes hasta que te hayas consolidado en una. Por supuesto, en el mediano y largo plazo es conveniente considerar las dos.

4. Informa a todo mundo. Pon tu dirección del blog (y twitter o facebook) en tus tarjetas de presentación, panfletos, folletos, bolsas, etc. De esta manera tus clientes serán tus primeros visitantes, sabrán como contactarte y te tendrán en mente más seguido. Ellos mismos se pueden encargar después de pasar esta información a sus amigos.

5. Avanza poco a poco. Una vez que ya tengas un pie adentro puedes comenzar a avanzar más creando nuevos contactos y seguidores en las redes sociales. Invita a tus seguidores a un evento especial, dale descuentos a quienes te sigan o regálales algo. Sé creativo para atraer a nuevas personas y no te limites únicamente a publicidad en línea, también busca atraer a gente usando medios tradicionales a tu alcance.

Esta es una manera en la que puedes introducir a tu pequeña o mediana empresa a los medios sociales. Lo más importante es contar con una estrategia y objetivos claros y buscar la manera en que los medios sociales te pueden ayudar a cumplirlos. Recuerda que es mejor avanzar con pasos cortos pero firmes y bien encaminados.

¿Tienes tú ideas propias o preguntas sobre este tema? ¡Deja un comentario!

Guía de Facebook para periodistas

Journalists and the institutions they write for are finding Facebook to be an important resource in conducting the reporting that they do. Reporters and media companies are using Facebook to engage with their audience, connect with sources and build their brands.The Journalist’s Guide to Facebook

Muy buen artículo que escribió Leah Betancourt para Mashable. Va desde encontrar fuentes e historias hasta como checar la información y aspectos éticos. Lo mismo puede aplicar a Facebook que a otras redes sociales. Es una lectura indispensable para todo periodista que quiera usar las herramientas tecnológicas actuales.

Reblog this post [with Zemanta]

Batalla de audio twitts: AudioBoo vs TweetMic

Apenas ayer les hablabla de AudioBoo y hoy me entero de otro servicio para grabar audio en el iPhone y compartirlo por medio de Twitter. Se llama TweetMic.

A primera vista parece similares: tienen un cliente para iPhone en el que grabas lo que tengas en mente, lo subes al servicio y de ahí se manda un twitt a tus contactos para que vayan a escuchar tus sabias palabras. Pero las similitudes llegan hasta ahí. El cliente de AudioBoo es gratis, el de TweetMic cuesta $0.99; AudioBoo integra tus audio con Facebook y otras redes sociales, TweetMic nada más lanza un twitt; con AudioBoo puedes compartir tus Boos fácilmente con cualquier persona, TweetMic no te deja crear redes ni compartir con nadie fuera de tu red de Twitter.

Lo peor de todo: para escuchar un audio de TweetMic a través de la computadora necesitas un plug-in que se supone sería el de Quicktime pero por problemas técnicos entre éste y Flash hasta el momento no resulta fácil escucharlos. En cambio cualquier navegador puede escuchar tus Boos, fácil y sin rollos.

Aún más, AudioBoo promete en el futuro disponibilidad para otros clientes a través de un API, mientras que no hay una sola palabra sobre si pasará lo mismo con TweetMic.

AudioBoo además se nota mucho más maduro, estable y mejor organizado. La flexibilidad y la habilidad para formar tu propia red en AudioBoo y compartir en otras redes sociales lo hacen mucho más útil.

En definitiva: AudioBoo gana de calle esta batalla. TweetMic se queda muy, pero muy atrás.

Reblog this post [with Zemanta]

Nueva versión de TweetDeck: arreglos y mejoras

Si eres usuario de TweetDeck supongo que ya habrás recibido la notificación de una nueva versión. Si no la has instalado te recomiendo que la instales ya que incluye varias mejoras muy interesantes.

Interfaz de TweetDeck

La anterior funcionalidad, como TweetScoop, 12 Seconds y Twitter Search sigue aquí

La más visible es la integración con Facebook. Si tienes una cuenta en Facebook puedes ahora ver el estatus de tus amigos y actulizar el tuyo sin salir de TweetDeck. Esto puede resultar muy conveniente cuando hay estatus que quieres mandar a las dos redes. Otra de las mejoras es que ahora puedes ver las fotografías (o por lo menos el thumbnail) que se mandan desde TwitPic, por lo que no tienes que abrir el navegador a menos que realmente te interese ver la foto en tamaño real.

Igualmente con los url acortados que tanto se han criticado recientemente, ahora puedes ver de que se tratan sin tener que abrirlos en el navegador. Por último, uno de los cambios más recientes es que han tapado un hoyo que hacía que TweetDeck fuera consumiendo más y más memoria con el tiempo.

En resumen, es una nueva versión que vale la pena. Aún si no tienes cuenta en Facebook o no te interesa tener las dos cuentas ligadas o ya las tienes ligadas usando otras opciones, las otras funciones adicionales sí merecen descargar esta versión. Aunque no me ha gustado que ahora no puedo ver cuantos tuits nuevos tengo que leer.

Lo que odio es la tuiterización de casi todo

En el post pasado contestaba a una opinión en Chicaseo sobre twitter y comentaba que yo no odio tuitear. Sin embargo, sí hay una cosa que me está preocupando tremendamente y es que, gracias al éxito de twitter ahora todas las redes sociales se le quieren parecer, tanto en formato como en inmediacidad. Eso sí lo odio.

Aunque creo que twitter es un medio fantástico para compartir pequeñas cosas con un grupo de escuchas (o seguidores) y al mismo tiempo para poder seguir a un grupo de personas interesantes y así poder compartir contenidos, pensamientos, ideas y oportunidades de colaboración, esto no quiere decir que deba ser el único medio o que sea la forma más eficaz y deseable de comunicación.

Esto viene a colación por la reciente aparición del beta de FriendFeed y los cambios de hace unas semanas en Facebook que prefieren ahora mostrar más o menos poco detalle pasándolo muy rápidamente en una línea de tiempo. O sea, como twitter.

No es deseable. Twitter está muy bien para lo que es, pero cuando uso Facebook o FriendFeed me interesa hacerlo de una manera menos fugaz, más permanente y organizar el contenido de divesas maneras. Quiero, además, tener un receptáculo de contenido que no se pueda pone en 140 caracteres.

El éxito de twitter no está en el formato en sí, ni en la manera en que uno puede hacerse de seguidores y de seguir a la gente, sino en que hace una cosa muy bien. Ese debería ser el enfoque de las demás redes sociales: en vez de tratar de hacer lo que twitter ya hace, concentrarse en hacer lo que se supone que deberían estar haciendo y hacerlo bien. ¿para qué quiero docenas de servicios que medio satisfacen mis necesidades?

Lucha libre de relevos australianos 2.0: Microsoft y MySpace vs Facebook y Adobe

Arm wrestling in Bricklane II

Imagen de fabbio via Flickr

¡Damas y caballeros! ¡Pelearán a dos de tres caídas, sin límite de tiempo, por el título de red social y aplicaciones más chipocludas! En la esquina azul, Microsoft y MySpace, los emeses. En la esquina contraria, de azul con rojo, Facebook y Adobe, los fabs.

Resulta que MySpace y Microsoft se aliaron para portar una versión de MySpace a la plataforma Windows Mobile y usar Silverlight como plataforma oficial de aplicaciones en MySpace. Por el lado contrario, Facebook y Adobe también se aliaron para impulsar el desarrollo de aplicaciones hechas en Air y Flash.

MySpace era la primer red social por tamaño hasta hace poco cuando cedió ese lugar a Facebook, mientras que Microsoft es el desarrollador de los navegadores más usados en el escritorio (aunque nos pese a muchos) y también muy importante en los listófonos con acceso a web. De hecho hay más listófonos con Internet Explorer pero la gente lo usa mucho menos que el iPhone para navegar por la red porque… bueno, pues porque no es nada agradable usar IE para Windows Mobile. Sin embargo, Microsoft ha anunciado que pretenden cambiar esta experiencia de navegar por la red en su sistema en la próxima versión de WM, la 6.5.

Por el otro lado, Facebook es la red social más importante y todavía con un crecimiento importante, a pesar de hacer enojar a sus usuarios de vez en cuando con los cambios de interfaz. Adobe es el fabricante de Flash, la plataforma de desarrollo para web interactiva más extendida y Air, la plataforma para desarrollar aplicaciones de internet basadas en el escritorio. Esto permitiría a los desarrolladores de aplicaciones para Facebook el poder hacer cosas mucho más vistosas, más complicadas, usar herramientas ya conocidas y bien documentadas y combinarlas con aplicaciones de escritorio lo cual les daría mucha flexibilidad, tanto a ellos para desarrollar y distribuir la aplicación, como a los usuarios para utilizarla.

MS tiene algo similar en Silverlight, pero hasta el momento no se encuentra tan expandido como Flash, pero quienes han visto el nuevo Silverlight 3.0 dicen que tiene bastante para poner a Flash en aprietos; además de que también usa herramientas de desarrollo sumamente extendidas.

Nada más para hacer las cosas interesantes y ya para abrir las apuestas hay que hacer notar que Microsoft también tiene una inversión importante en Facebook, mientras que Google (arroz de todos los moles) tiene inversiones en MySpace. Y, claro, no olvidar que Microsoft tiene su propia red social, que no sabemos que pasará con ella. Así que no te pierdas lo que promete ser una interesante y divertida saga durante los próximos meses.

Facebook ahora te permite integrar los comentarios de tu blog

Comments Box @ the Hazelwood, MO Denny's
Image by Spamboy via Flickr

El primer widget construido sobre la plataforma de Facebook Connect, Comment Box, es un aditamento que puedes agregar a tu blog o sitio de internet y te permite integrar los comentarios con Facebook. De esta manera los comentarios que hagas o te hagan irán apareciendo en tu perfil de Facebook, aunque no es necesario que quien quiera comentar tenga uno. Lo mejor de todo es que los comentarios se seguirán agregando en un hilo coherente aún cuando no provengan de tu mismo sitio.

Es una gran manera de mantener las cosas ordenadas, alentar a la gente a dejar comentarios, aumentar el tráfico a tu sitio y provocar conversaciones que al final te pueden dar más material o por lo menos hacer más interesante el tema original.

Este widget compite de frente con servicios como Disqus y Friend Connect de Google pero tiene el gran atractivo del chorromillón de usuarios y herramientas sociales de la red ex-estudiantil.  Como ves, mi sitio usa Disqus, pero estaré buscando algún lugar donde experimentar con la alternativa de Facebook.

Relacionadas

Reblog this post [with Zemanta]

OPP Número 1

Ontario Provincial Police badgeBienvenidos al primer número del OPP que significa Otro Pinche Podcast, u Otro Podcast Pitero, u Otro Pendejo que Podcastea, o algo así.

En este número hablo de:
El rastreador GPS Gisteq PhotoTrackr CD110BT.
Las pistas de GPSed.com y la pista de Bliin.com.
Los dominios robados de Christian Van Der Henst.
Las condiciones de uso de Facebook.