VP8: Un formato para unirlos a todos

Por fin se puede ver la luz al final del túnel que ha sido la pelea entre los distintos formatos de video que se usarán con html5.

La cosa estaba que Apple, Google y Microsoft querían usar el formato H.264 para mostrar videos nativamente en sus navegadores con la nueva etiqueta <video> y así olvidarse de plug-ins y demás zarandajas.

El problema con H.264 es que es privativo, o sea, se necesita una licencia para usarlo. Por el momento la licencia es gratuita para propósitos no comerciales, pero los creadores de navegadores, editores de video y tal vez otros, tendrían que pasar por caja; además que esto podría cambiar en el 2015 cuando la licencia se revise.

Por ese motivo Mozilla y Opera se pronunciaron a favor de Ogg Theora, un formato abierto que cualquiera puede usar.

La discusión se puso rígida y como no se llegaba a nada no se puso nada en la especificación de html5. Como quien dice, John Hicks se cansó de los pleitos y les dijo “hagan lo que quieran”.

Y hasta ahora parecía que el ganador sería H.264. Google empezó a servirlo en Youtube, Safari para iPhone y iPad lo soportan nativamente y Microsoft declaró que IE9 soportaría el formato, y sólo ése. Un factor que contribuyó grandemente a esto es el hecho que H.264 se ha venido usando desde hace algo más de un año para codificar video y reproducirlo a través de Flash, así que para la mayor parte del mundo no es necesario hacer mucho cambio.

Pero seguía haciendo ronchita la cuestión de las licencias. Steve Jobs dijo que la razón por la que Safari no reproduciría Ogg Theora es porque había algunas dudas en cuanto a la solidez legal del formato. Un día después anunció que estaban armando un grupo para demandar a Ogg Theora y otros codecs libres, bien ojete.

Y así estaban las cosas cuando Google le dio un giro de 180 grados a la situación. En la conferencia Google I/O anunciaron no nada más la liberación del formato VP8, sino además la adopción inmediata en Chrome y Youtube, seguido por anuncios de Mozilla y Opera que ya lo soportan en sus versiones de desarrollo. Hasta Adobe anunció que Flash Player lo soportaría.

Incluso Microsoft soportará VP8 en IE9 si el codec está presente en la computadora, dando, si no marcha atrás, por lo menos una apertura a lo que era su posición inicial.

Se puede decir que de un sólo plumazo Google acabó con las expectativas de que H.264 fuera el estándar de facto para video en internet. Indudablemente que hay mucho video en ese formato por ahí y la mayor parte no será recodificado, pero el video nuevo, sobre todo el que se suba a Youtube y otros servicios, seguro será codificado en VP8 y la adopción será rápida.

Apple es el único desarrollador importante de navegadores que no ha dicho si adoptará el nuevo formato. Pero como ya sabemos que a Jobs le encantan los estándares abiertos y ampliamente adoptados, no dudo que pronto anunciarán oficialmente que Safari lo soportará. A menos que sean hipócritas, en cuyo caso saldrán con algún pretexto pendejo o una demanda mala leche.

Los que citan algunos problemas del VP8, sobre todo en calidad y desempeño, pierden de vista que las diferencias no son grandes y al ser ahora un proyecto abierto las mejoras continuas seguramente harán desaparecer estos problemas en un plazo de tiempo razonable y, eventualmente, superar a H.264.

IE9 soportará estándares

La presentación que hizo ayer Microsoft no pudo haber sido mejor. Internet Explorer 9 saldrá tal vez en un año o algo así y Microsoft planea hacer todo lo posible por ajustarse a los estándares establecidos.

Históricamente MS ha sido bastante malos siguiendo los estándares, incluso los propios, prefiriendo inovar por su cuenta antes de ajustarse a las convenciones establecidas con las que todo mundo está trabajando.

Eso está muy bien, siempre y cuando sus funciones no entrara en conflicto con los estándares, así sería cosa fácil hacer algo para todos los navegadores y después, encima de eso, poner una capa para IE.

Pero no. Los estándares de Microsoft generalmente echan a perder los otros estándares y hay que hacer malabares para poder hacer una solución que se ajuste a todos.

Uno de los principales problemas, por ejemplo, es no poder usar el tag <object> como se debe por culpa del ActiveX, así que hay que meterle un anticuado <> en medio para que nuestro video o audio se puedan ver en todos los navegadores.

Pero el nuevo IE9 soportará adecuadamente los tags <video> y <audio> tal y como lo prescribe el W3C. Además soportará selectores de CSS3, el modelo del DOM y cosas como border-radius, rgba() y gráficos escalables (SVG). Todo esto de acuerdo a los estándares y como lo dicta el W3C.

Mejor aún, IE9 tendrá un nuevo motor de Javascript, más rápido y optimizado para procesadores multinúcleo. Esto hará todavía más atractiva la opción de computación en la nube. Para los desarrolladores se puede bajar una versión de prueba de IE9 la cual no está nada completa pero nos permite empezar a ver como interpretará el nuevo navegador nuestras instrucciones.

Todas estas noticias son geniales puesto que nos acerca más al ideal de una web completamente abierta y accesible tanto para consumidores del contenido como para creadores.

El único punto de contención, por ahora, es la creación de video. Microsoft, por lo menos en la versión de prueba que está disponible para desarrolladores, soporta el códec H.264 que es propiedade de Apple. Eso no es un problema en sí, pero significa que si alguien quiere crear video para la web tendrá que hacerlo usando programas y otras herramientas de pago que tengan licencia para crear videos con este códec.

Sin embargo es muy difícil saber por que lado se decantará Microsoft para la versión final. Personalmente espero que se unan a Mozilla y Opera para apoyar al formato libre Ogg Theora.

En fin. A IE9 todavía le falta un buen trecho por avanzar, pero por lo pronto promete y las declaraciones de Microsoft son bastante alentadoras.