Adobe se da por vencido y saca a Flash de los móviles

Desde que Apple anunció que sus aparatos móviles (iPhone, iPod Touch y el iPad) no incluirían la capacidad de reproducir Flash y jamás la añadirían, todo ha ido cuesta abajo para el que era (y tal vez sigue siendo) una de las partes más importantes de la web.

Flash fue el primer ambiente de desarrollo que permitió crear animaciones y programación compleja del lado del cliente para sitios web. Implementó por primera vez cosas que hasta ahora podemos hacer con javascript y canvas, muchas otras todavía no pueden hacerse.

Tuvo mucho éxito y se calcula que más del 96% de las computadoras tienen el reproductor de Flash instalado, lo cual lo convirtió prácticamente en la primera opción para muchos que necesitaban desarrollar un sitio. El problema fue que muchos diseñadores mal-usaron Flash para hacer sitios pesados, inaccesibles e inútiles, metiendo cosas sólo porque se puede y sin pensar en el usuario final.

Sin embargo, los obstáculos más grandes para Apple fueron que: 1) es un ambiente cerrado, bajo control de Adobe (liberaron el lenguaje después, pero no Flash Player) y a Apple no le gusta ceder control en nada, y 2) se convirtió en un software demasiado pesado, complejo y con grandes requisitos de hardware.

Esto último fue de mucho peso en la decisión de Apple de no incluir Flash en sus dispositivos. El tremendo consumo de potencia del CPU y de batería simplemente lo hacen demasiada carga para un aparato móvil.

En vez de Steve Jobs decidió que si había que presentar contenido rico en la web éste debería hacerse con estándares (HTML, CSS y JavaScript). Por supuesto esto alegró mucho a los que llevamos varios años abogando por lo mismo. Al mismo tiempo provocó una serie de críticas basadas en que estos aparatillos no podrían mostrar la verdadera “web”, presentar una parte importante del contenido que existe en ella, sobre todo la enorme cantidad de videos que dependen de Flash Player para reproducirse.

Tal vez las críticas hubieran tenido más fundamento si los dispositivos de Apple no hubieran resultado tan populares. Los que resultarían perdiendo no fue Apple, sino los dueños del contenido que ahora no se podía ver en el sector de más rápido crecimiento entre visitantes de la red. Muchos sitios mudaron su contenido a estándares, abandonando Flash casi por completo.

Esto no detuvo a Adobe, quienes desarrollaron una versión de Flash Player para dispositivos Android, pero nunca funcionó bien. Es lento, consume mucha batería y no soporta todas las funciones. Un sitio desarrollado en Flash para el escritorio simplemente no funciona nada bien en un teléfono, aunque pueda verse. Por lo menos los videos sí se ven bien.

Pero el problema más grave fue que la gente se dio cuenta que realmente no necesitan Flash, no se le extraña. Así que al fin Adobe ha decidido tirar la toalla, y anuncian que no desarrollarán más Flash Player para móviles.

Esto no significa la desaparición de Flash, va a continuar como aplicación para desarrollar contenido en la web, pero ahora junto con el tradicional swf también va a generar aplicaciones en formato nativo para Android, iOS y tal vez otros sistemas móviles (usando Air como plataforma). Flash Player va a seguir existiendo para PCs (Mac, Windows y Linux).

No está aún claro si esto quiere decir que también va a poder compilar animaciones en canvas y JavaScript, es decir, apegadas a los estándares de la web, pero no se antoja imposible.

Por otra parte, Flash aún ofrece funcionalidad que no es posible recrear con estándares, así que es muy poco probable que desaparezca por completo. Por lo menos pronto.

La web ha ganado

Uno de los principios de crear sitios web estandarizados es que estos deben ser accesibles, es decir, deben poder utilizarse por cualquier dispositivo o medio que tenga acceso a la web, no poner barreras artificiales a ciertos navegadores o equipos. Esto no quiere decir que funcionen igual, sino que se vean lo mejor posible aprovechando las fortalezas del medio donde se está mostrando.

Bajo este principio muchos de nosotros mantenemos que la “web móvil” no existe, solo la web. Los sitios que no se pueden utilizar en un dispositivo móvil es por estar mal hechos. Las razones por las que se hace mal un sitio va desde la falta de interés del diseñador por usar tecnologías estandarizadas, hasta la ignorancia de los dueños del sitio de que están perdiendo buenas oportunidades y visitantes por no tener un sitio que pueda verlo cualquier persona.

Uno de los más grandes culpables es Flash. Bueno, en realidad no es su culpa, si uno quisiera se podrían hacer sitios con Flash que puedan verse bien en una pantalla pequeña, optimizados para anchos de banda estrechos y se pueden usar técnicas de detección para servir Flash cuando tenga sentido y HTML tradicional cuando no.

El verdero problema es que muchos diseñadores han insistido en recargar sus “sitios” Flash de animaciones, imágenes y sonidos que no tienen razón de ser, dificultando su acceso y limitando su uso a unos cuantos dispositivos y anchos de banda. Todo por entender mal la finalidad de un sitio web.

Por lo mismo el plug-in de Adobe se ha vuelto cada vez más recargado y pesado, más grande, exigente e inestable. Los primeros en declararlo indeseable en dispositivos móviles fue Apple, quienes no lo implementaron en su versión de Safari para el iPhone. Android sí lo implementó, pero a menos que uno vea videos es fácil ver en un listófono Android todas las fallas de un sitio desarrollado en Flash y convencerse que Apple tenía razón: usar Flash en el móvil no tiene sentido.

La mayor parte de los dispositivos con que la gente accedera a la web en el 2015 serán móviles

Y en un mundo en que los dispositivos móviles se están convirtiendo rápidamente en la vía de acceso principal a la web esto es una falla terrible de parte de cualquier interesado en tener un sitio web.

Los últimos en darle la espalda a Flash son los de Microsoft. Windows 8 incluye la interfaz Metro, esta será la manera principal de usar una tableta o laptop con pantalla táctil, incluyendo la navegación por la web. Y el navegador web no puede usar Flash (ni otros plug-ins).

La razón oficial es la seguridad y simplicidad (o sea que esperan que esa interfaz la use gente insegura y simplona… que es lo más probable) y aunque es posible usar Flash si uno cambia la interfaz a la tradicional es casi seguro que la favorita para usar mientras se anda en la calle será Metro.

Ahora más que nunca es cuando los diseñadores que todavía están atados a Flash deben comenzar a aprender tecnologías estándar. Ni modo, van a tener que abrir el editor de texto y aprender HTML5 y CSS3 en lo que llegan herramientas gráficas que estén a la altura. Lo cierto es que ya no van a poder desarrollar el mismo tipo de sitio abigarrado y pesado. Y no nada más por las limitaciones de HTML5 y CSS3, sino también por las nuevas exigencias del medio: pantallas pequeñas, anchos de banda limitados; y el contexto en que la gente va a usar internet: en la calle no tienes tiempo de ver la animación de entrada ni de adivinar la navegación del sitio, simplemente quieres entrar, hacer lo que tienes que hacer y salir. Todo esto mientras estás en un alto, el autobús, en un restaurant o esperando en una esquina.

Este nuevo contexto exige una nueva mentalidad en el diseño y la capacidad de crear sitios que funcionen bajo diversas modalidades (de pantalla, de usuario, de lugar). Hasta el momento la mayor parte de los diseñadores ha demostrado ser muy inflexible, incapaces de pensar más allá del papel y adoptar un medio fluido y alterable por el usuario, siguen atados mentalmente a los viejos conceptos. Lo peor es que luego se burlan de los contadores e ingenieros cuando pueden ser igual de cuadrados o más.

Sin embargo, cada vez más son los verdaderos creativos que están experimentando con código, diseño y casos de uso para construir una web adaptada a esta década (iba a decir al siglo, pero quien sabe que pase en 10 años, menos en 100). Lo que me parece será el primer clavo en el ataúd de Flash y el diseño web “tradicional” (el ataúd lo construyeron los móviles, pero falta clavar la tapa y echarlo al hoyo) es el nuevo sitio del Boston Globe.

El diseño cambia y se adapta al dispositivo donde se esté mostrando, siempre de manera atractiva y teniendo en cuenta las necesidades de quien lo está leyendo. Intenta cambiar la ventana del navegador para que veas a lo que me refiero. Ethan Marcotte de hecho fue quien propuso por primera vez el concepto de “diseño responsivo” para describir este conjunto de técnicas y el Boston Globe es el primer sitio de gran tráfico que lo implementa. Aún más, este sitio se va a convertir en la “app” móvil para el periódico quienes podrán comercializarlo en cualquier plataforma sin gastar más o pagar derechos de piso por estar en la App Store.

Con esto solo los más recalcitrantes seguirán aferrados a Flash, ocultando a sus empleadores la verdad: Flash en la web está muriendo, excepto algunos casos de uso muy específicos usar Flash es una desventaja. Y esos casos disminuyen a cada instante.

Así que si eres “creativo” aferrado al Flash o “diseñador web” que no sabe que es CSS, ahora es el momento de empezar a aprender. Te quedan uno o dos años antes que tu especialización se vuelva un lastre, todavía estás a tiempo.

Temas básicos para WordPress hechos con HTML 5

Blank, bare-bones, naked, themes, or whatever you prefer to call them, are a life-saver for developers who have to build WordPress themes on a regular basis. They are basically stripped-back themes that have had all of their surplus non-essential code stripped away, leaving only the bare necessities and a fantastic starting point for any new project.10 HTML5-Ready Blank, Bare-Bones and Naked Themes for WordPress

Una colección de temas para WordPress hechos siguiendo HTML5 y con la gracia de estar completamente desnudos, es decir, son la base para crear tu propio tema sin tener que empezar de cero.

Todos para uno y HTML5 para todo (parte 3)

Pues después de los dramas que siguieron a la presentación del logo para HTML5 y su propósito que sería agrupar toda una serie de tecnologías dispares bajo el único término HTML5, aunque no fueran parte de la especificación, ahora la W3C recula y dice HTML5 es nada más para HTML5. Lo demás se supone que tendrá su propio nombre, aunque para lo único que especifica es para CSS3 aunque suponemos, o queremos creer, que también se extenderá a lo demás: JavaScript, WOFF, geolocalización, etc.

Claro, ahora HTML5 no es HTML5 sino simplemente HTML. El WHATWG va a seguir desarrollando la especificación pero en vez de decir de vez en cuando “Ok, esto va a ser HTML5” o “esto va a ser HTML” simplemente irá actualizándola de modo continuo, si acaso con una fecha de última revisión, pero siempre será HTML.

Por otra parte, el W3C puede decidir tomar esta especificación en algún punto en el tiempo para su implementación en distintos navegadores. Ellos tal vez le llamarán a esto HTML5 o HTML6. Sepa la bola.

Como nos afectará a los desarrolladores aún está por verse. Por el momento se puede decir que podemos desarrollar usando la especificación del WHATWG (lo que era HTML5 que ahora es HTML).

A fin de cuentas, de todos modos vas a tene que seguir haciendo pruebas en distintos navegadores.

Formularios en html5 en cualquier navegador usando jQuery

Una de las cosas que html5 hace mucho mejor que html 4 es el manejo de formularios. Incluye mejores etiquetas, manejo de fechas, rangos, validación, etc.

Desafortunadamente sólo Chrome y Safari entienden esas etiquetas actualmente; pero con este plugin para jQuery se pueden utilizar en Firefox e Internet Explorer (siempre que tengan javascript activado, claro).

Es un desarrollo del argentino Matías Mancini. ¡Muy bueno y útil!

/vía @usejquery

¡Video para todos!

Una de las características más cacareadas de html5 es el tag <video> que nos permitiría incrustar video en nuestra página sin tener que depender de plug-ins o hacer malabarismos complicados.

Sin embargo, del dicho al hecho hay mucho trecho y muchos navegadores todavía no soportan ese tag. Lo que es peor, los que lo hacen lo soportan de manera diferente. Ya no digamos la pelea entre los codecs Theora vs H.264 sino en la manera de presentar los controles o alguno que otro error que nos puede afectar al momento de crear nuestra página.

En el sitio de Camendesign han decidido escribir un pedazo de html que nos permitiría usar el tag de html5 pero al mismo tiempo proveer una alternativa para los navegadores que no lo soportan, primero usando QuickTime y finalmente Flash para presentar nuestro video en cualquier dispositivo.

Video for Everybody is simply a chunk of HTML code that embeds a video into a website using the HTML5 <video&ht; element, falling back to QuickTime and Flash automatically, without the use of JavaScript or browser-sniffing. It therefore works in RSS readers (no JavaScript), on the iPhone / iPad (don’t support Flash) and on many, many browsers and platforms. code · Video for Everybody!

El resultado es bastante complicado, con lo que me pregunto si realmente estamos listos para usar el tag video o si será mejor esperar a
que la tecnología esté mejor establecida.

Los únicos usuarios que podrían beneficiarse de este método son los que nos visitan a través de iPhone que no muestra videos en Flash, o los de Mac, cuyo desempeño en Flash apesta. Si estos usuarios son parte importante de nuestra audiencia deberemos considerar servirles el contenido de esta manera.

De otro modo se me hace muy difícil justificar el incremento en complejidad en la página contra el limitado beneficio actual.

¿En realidad la pelea es entre HTML y Flash?

Armando Sosa opina sobre la trifulca del iPad y HTML5 vs Flash:

Dentro de un mes, más o menos, tendremos en el mercado la iPad, el nuevo producto de Apple que viene siendo anunciado como “La mejor forma de experimentar la web”. Lo que no dice Apple, es que la web que vas a experimentar no es la web del mundo real.Dupermag: ¿Flash contra HTML5? ¡Webkit vs. Flash!

En general estoy de acuerdo con Armando. HTML5 y Flash son soluciones distintas a problemas distintos, similares pero distintos.

Flash nació a principios del neolítico (1996 más o menos) como respuesta a la incapacidad de la web de ese entonces de mostrar gráficos de vector, animaciones y la interactividad limitada a hacer clic en ligas. Además le daba a los diseñadores un conjunto de herramientas de desarrollo que les permitían crear de manera fácil y más cercana a su experiencia aplicaciones en línea que podían servir a través de internet u otro medio (como CDs, aunque creo que se usaba más Shockwave para eso).

A partir de entonces HTML se ha desarrollado a pasos agigantados: css, javascript, html 4, xhtml y ahora html 5 han hecho posible que se puedan recrear muchas, pero no todas, las capacidades de Flash.

Por su parte Flash tampoco se ha quedado estático y es, hoy por hoy, el principal medio para servir video en internet. Del mismo modo las herramientas de creación de contenidos de Flash siguen sin tener comparación.

Flash no es perfecto: es un sistema propietario (aunque abierto), tiene problemas de accesibilidad y de indexabilidad, aunque se pueden solventar casi en su totalidad si el diseñador sabe como.

Sin embargo el problema más grande de Flash son los diseñadores que no entienden las limitaciones, sus ventajas y desventajas. Durante muchos años se abusó del uso de Flash y ahora suele asociársele con animaciones de introducción y sitios perfectamente inútiles.

Los estandaristas nos podemos regocijar un poco con la guerra de Apple vs Flash por la concientización hacia estándares que esto ha provocado, pero no debemos confundirnos. El enemigo a vencer no es Flash, sino el abuso de querer usar la ultimísima tecnología, lo más nuevo y vistoso sin ponernos a pensar en los objetivos del sitio ni los principios de usabilidad y accesibilidad que los deben acompañar.

Igual que pasó con AJAX, mucha gente está salivando ante HTML5 y CSS3 por la novedad, pero sin preocuparse por crear un sitio utilizable.

La iPad y el diseño web

Steve Jobs llamó a la nueva iPad “el aparato definitivo para navegar en la web”, algo así. Claro, está por verse que pasará pero lo más seguro es que la iPad se venda muy bien sobre todo en un segmento del mercado más o menos afluente y que de pronto se encontrará con que tiene en sus manos una nueva manera de acceder a la información de la red: desde cursos y videos de gatitos en Youtube, blogs, foros y aplicaciones en línea.

Todo esto tendrá un impacto en los diseñadores y desarrolladores de sitios. Aunque el iPad es un aparato muy flexible con una resolución generosa para un dispositivo portátil, no deja de ser más pequeña que un monitor normal en estos días. Además que se puede voltear para cambiar la orientación.

Por lo que hemos visto en el iPhone esto no será gran limitante pero de todos modos querrás hacer tu sitio adaptable a las diferentes resoluciones del iPad. Por ejemplo, aunque es posible que el iPad haga un zoom automático para meter la página en su pantalla conservando todas las proporciones, tal vez no quieras conservar las proporciones y sea más importante mantener un área con cierto ancho.

O tal vez quieras hacer ciertos elementos y contenido más prominentes en la pantalla del iPad de lo que son en una pantalla de escritorio. Esto implica diseños líquidos y flexibles, el diseñador tendrá que pensar en términos de distintas resoluciones y orientaciones. Es algo que algunos hacían hace un par de años pero con las nuevas funcionalidades de zoom se dejó de hacer. Ahora va a rescatarse.

Afortunadamente el iPad incluye un gran navegador con soporte para HTML5, CSS3 y JavaScript por lo que hacer estas cosas no representará gran dificultad técnica. De hecho, si eres de los que sigue las mejores prácticas de desarrollo web probablemente no tengas que hacer absolutamente nada.

Lo más complicado será cambiar la mentalidad del diseñador, sobre todo aquellos que no entienden bien el medio en que se están desenvolviendo. En más apuros estarán los diseñadores que no saben hacer sitios flexibles o que no se molestan en aprender html (esa cosa que sale cuando le aprietas en vista de código en el Dreamweaver). Si sus clientes se comienzan a dar cuenta que su sitio no se ve bien en el iPad (a ver si friegan igual que como cuando no se ve en IE6) muchos van a tener que ponerse al día de manera acelerada.

Más color de hormiga la tendrán los flasheros. Por flashero no me refiero a todos los desarrolladores de flash, sino nada más a los que todo lo hacen con flash sin consideración por la accesibilidad y usabilidad del sitio.

El iPad, hasta donde sabemos ahora, no soportará Flash. Así que si has hecho un sitio que sea puro Flash o que tenga elementos importantes, como la navegación, hecha en Flash, no se verá nada o será inutilizable para quienes tengan un iPad.

A lo mejor no te importa mucho, pero tus clientes van a estar perdiendo clientes y visitantes, así que no les va a agradar (ok, a los que se den cuenta), y finalmente te va a repercutir.

En las filas de Adobe no están nada contentos y culpan a Apple de la falta de soporte para Flash. No dudo que tengan parte de razón, sobre todo cuando señalan que el iPad no puede ser el dispositivo definitivo para navegar por la red si no soporta Flash.

Para bien o para mal Flash es parte importante de la red y pasará mucho tiempo antes que HTML5 alcance una presencia suficiente para desbancarlo (y que se desarrolle un IDE con el que los diseñadores puedan trabajar de un modo parecido a que lo hacen en Flash).

Adobe dice que no hay por que temer, la versión CS5 te permitirá crear una aplicación lista para iPhone simplemente haciendo click en “Save As…”, pero una aplicación no es un sitio web y habría que ver que tan bien se implementa esta característica.

Por lo pronto los fans de Flash están haciendo trinchera, pero si el iPad es tan exitoso como el iPod a mí me parece que no les quedará otra que admitir derrota y aprender estándares si no quieren ser arrollados por la Appleanadora.

El diseñador británico Andy Clarke está de acuerdo conmigo, por lo menos en la parte sobre el diseño líquido.

Video con HTML5

De hace mucho tiempo una de las cosas más latosas de hacer en la web ha sido la inclusión de video en una página. HTML 4 tiene una etiqueta para incluir elementos de multimedios: <object> que gracias a la estúpida implementación de Internet Explorer casi siempre tenemos que usarla junto con el obsoleto <embed> para que funcione bien.

Hasta ahora la reproducción de video ha dependido de que el usuario tenga un aditamento (plug-in) instalado en su navegador con la consecuente pérdida de desempeño y riesgos de seguridad. Además de tener que ir a otro sitio a instalarlo antes de poder ver el video.

El reproductor más utilizado es Flash, propiedad de Adobe que se puede decir que son los dueños del pandero cuando se trata de producir video en internet.

HTML5 introduce una nueva etiqueta para video que se llama ¡<video>! y que no depende de un plug-in. Peero sí depende de un decodificadorr.

La pelea grande está entre el decodificador patentado y propiedad de Apple llamado H.264 y el libre y exótico (por poco común) Ogg Theora. El primero es apoyado por Safari y Chrome (Google le pasa una lana a Apple para poder usarlo). Los otros navegadores grandes, Firefox y Opera, apuestan por el Ogg Theora porque no tienen que pagar nada para usarlo y tampoco los creadores de contenido tendrán que pagar nada.

No me acuerdo cual es el que apoya Internet Explorer pero como seguramente no van a introducir la etiqueta sino hasta el 2020 pues no importa. Y cuando lo hagan seguro la van a romper. Espero equivocarme, pero no me extrañaría mucho.

El caso es que hace unos días Youtube anunció que servirá páginas HTML5 con la etiqueta de video pero el formato H.264, seguido al poco tiempo por Vimeo y otros servicios. Esto deja fuera de la jugada a Firefox y Opera que tendrán que pagar el precio de entrada a Apple, formar alianzas con otros servicios, o arriesgarse a quedarse atrás en la competencia.

Aunque H.264 es un formato más avanzado, compacto y rápido que Ogg Theora, creo que no hay que perder de vista lo que esto puede significar para el futuro de los navegadores. De acuerdo, hasta ahora hemos dependido de otro formato propietario, el de Adobe, pero todos los navegadores dependían del mismo y necesitaban el plugin. Ahora, hay unos que tienen ventaja sobre los demás.

¿Contraatacarán Firefox y Opera o se rendirán? ¿Liberará Apple su formato? ¿Dirá algo el WHATWG? ¿Soportará Youtube Ogg Theora? No se pierda el próximo emocionante capítulo cuando salga.

En Bitelia también están tratando el tema: ¿Por qué la versión en HTML5 de Youtube no funciona en Firefox?

Metiéndote de lleno a HTML5

Dive Into HTML5 seeks to elaborate on a hand-picked Selection of features from the HTML5 specification and other fine Standards. I shall publish Drafts periodically, as time permits. Dive Into HTML5

Extraordinaria guía para adentrarse al HTML5, con todo muy bien explicado y con atractivas ilustraciones. La guía saldrá publicada en forma de libro eventualmente pero permanecerá en línea.

Introducción a HTML5

The HTML5 work stems from the WHATWG (Web Hypertext Application Technology Working Group), and their focus is the development of HTML and APIs for web applications. The reason it came to life back in 2004, founded by people from Apple, Mozilla and Opera, was a worry about the direction W3C were taking with XHTML, and no focus on HTML or the real-life needs for web developers.An introduction to HTML5 – Robert’s talk

Un excelente artículo introductorio a HTML5 escrito por Robert Nyman. Trata muy bien los orígenes y fines del, aún en desarrollo, lenguaje estándar para crear páginas web. Sobre todo se centra en las diferencias con HTML4 y lo que puede o no ser útil. Es muy recomendable tenerlo de referencia.

Rediseñando y reorganizando

Este diseño de blog ya lleva un buen tiempo. Durante ese tiempo muchas cosas han cambiado en el mundo del desarrollo web, además de que la plantilla que tomé, aunque atractiva, tampoco es así como que muy avanzada técnicamente.

Lo que voy a hacer es una nueva plantilla para WordPress usando html 5 y al mismo tiempo aumentar la usabilidad y accesibilidad para los usuarios que estén visitándolo desde un celular o un navegador antiguo (como IE6 pero que igual podría ser Netscape 2 o Voyager de Amiga).

También pretendo consolidar y cambiar el sentido de este blog para que se vuelva más personal y sirva como concentrador de otras de mis actividades en redes sociales. Los artículos técnicos, guías y reseñas los voy a pasar a robertobaca.com (que hasta ahora ha sido sólo en inglés) junto con el contenido de trabajamovil.com y ojoflotante.com.

Este espacio me servirá para poner lo que había antes en el difunto VisionesBizarras, que pasa a ser VacaCósmica.com, y lo que nunca llegué a poner en Rock’n’Rolas. Habrá secciones para ese contenido a las que redigiré los nombres de dominio. Esto me permitirá concentrarme en escribir más y gastar menos tiempo en hacer malabares con tanto dominio.

Durante las próximas semanas irán viendo los cambios.

La W3C publica el borrador de HTML5

Finalmente se reveló el borrador de trabajo de HTML 5 de lo que será la quinta revisión al lenguaje en el que están escritos los sitios de internet. Todavía falta mucho trabajo, pero algunas de las especificaciones ya se están implementando. De Robertobaca.Net

A pesar de la noticia a principios de semana que IE8 requerirá un switch para activar su modo de compatibilidad con estándares, el hecho de que ya se esté en la recta final para definiir el HTML5 es muy alentador, ya que el mismo IE8 reconocerá un DOCTYPE de HTML5 y activará el modo estándar de inmediato.

¿Por qué es esto tan importante y alentador? Pues porque así quienes nos encargamos de hacer sitios de internet podremos por fin programar las cosas una sola vez con la seguridad de que se interpretarán correctamente en todos los navegadores. Esto nos permitirá concentrarnos en programar nuevas características y concentrarnos en brindar una experiencia más agradable al usuario y cumplir mejor con los objetivos del dueño del sitio.

La nueva versión de html incluye nuevos elementos como section, nav y article para definir la estructura del sitio de una manera semántica y sin tener que recurrir tanto al div.

Falta ver que tan rápido avanza ahora el proyecto, pero espero que no falte mucho para tener una nueva versión del HTML.

Sitios Relacionados