Implementando las ideas

Ahora que ya somos más creativos y tenemos ideas todo el tiempo llega el momento de implementar esas ideas.

Sin una implementación ninguna idea vale nada, por muy buena que sea. Lo más importante de una idea es llevarla a cabo y para eso tenemos que seguir algunos pasos:

1. Identificar las ideas que podemos llevar a cabo.
2. Buscar gente que sepa identificar e implementar buenas ideas y hablar con ellos.
3. Establecer un plan de acción.
4. Llevarlo a cabo.

No temas hablar de tu idea, si es una buena idea seguro que ya se le ocurrió a alguien más, además lo importante es la manera en que se implemente y es ahí donde puedes diferenciarte y lo que va a distinguir tu idea de otras similares.

Steve Jobs es una de las personas más creativas e innovadoras de las últimas décadas, pero lo que ha llevado a Apple al lugar donde está es en la magnífica implementación de ideas tecnológicas que culminan en productos que la gente quiere usar.

Para Jobs lo importante de tener una idea no es la base técnica y ni siquiera la idea en sí, sino como cambiaría la vida de la gente, el por que alguien desearía tener el producto o servicio derivado de esa idea. Para él la implementación consistía en empezar por la experiencia del usuario y luego ir hacia atrás hasta encontrar lo que tenía que hacer para llegar a esa experiencia.

Esta habilidad para ver el resultado antes que nada es parte de la filosofía que ha hecho a Apple una de las empresas más exitosas de todos los tiempos y es algo que podemos aprender para adoptarlo en nuestras propias vidas.

Como convencer a la organización de usar medios sociales

En Sitepoint Alyssa Gregory escribe sobre las razones que dan las compañías para no usar medios sociales y como convencerlos para que lo hagan. Las razones que cita son:

  1. Falta de comprensión. Muchas personas todavía no saben cuales son los beneficios de los medios sociales; peor, creen que meterse en estas redes es nada más para adolescentes y vagos sin oficio. Lo importante es hacerles ver el alcance que las redes sociales tienen hoy en día y como se están usando para llegar a más gente, hacer publicidad, aumentar ventas, reconocimiento de marca, mejorar el servicio al cliente, etc.
  2. Preocupaciones sobre la imagen de la marca. Muchos le temen todavía a los comentarios negativos que pueda hacer la gente sobre la marca o productos. Lo que no saben es que esos comentarios los van a hacer ya se que la empresa tenga una presencia o no en medios sociales. La diferencia será que cuando sabes cuales son esos comentarios los puedes manejar y resolver, conviertiéndolos en un punto positivo en vez de un negativo.
  3. Falta de tiempo y personal. Esta razón puede estar un poco más fundamentada ya que involucrarse en una estrategia de redes sociales exigirá tiempo y no la puede llevar a cabo cualquiera. Dependiendo de la empresa se puede establecer un plan piloto para probar la entrada a medios sociales, o se puede contratar a un consultor que ayude a desarrollar e implementar la estrategia.
  4. Creer que es una moda pasajera. Los medios sociales han llegado al punto en que no desaparecerán fácilmente. Aunque redes individuales pueden venir e irse de un día para otro, lo mismo no pasará con el medio en sí ni tampoco con los grandes jugadores como Facebook y Twitter. En todo caso, hay demasiadas oportunidades como para dejarlas pasar.

Puedes encontrar información relacionada en el artículo de Rosaura Ochoa sobre las redes sociales en el lugar de trabajo.

¿Has propuesto una estrategia de medios sociales en tu empresa? ¿Cómo han reaccionado?