Nueva Mac Pro ¿renovación de la línea o su fin?

La presentación principal del WWDC de este año terminó hace un par de horas y entre los anuncios más importantes estuvo el superesperado de una nueva Mac Pro, la computadora choncha de Apple, la más poderosa y sácalepunta de las PCs de escritorio de la manzana.

Ya llevaba un par de años o más que no se renovaba, si acaso una manita de gato en la velocidad del procesador y eso. Mucha gente temía que ya no se renovaría nunca más y que Apple le daría un tiro cualquier día de estos.

Es una computadora muy necesaria por profesionales del video, cinematografía, diseño, etc. que necesitan un megamontón de memoria y harta velocidad de procesamiento para el renderizado.

Pero por fin, después de muchas decepciones, los usuarios pro de Apple tienen algo que alegrarse. La nueva Mac Pro es una bestia de computadora, con dos GPUs, hasta 12 núcleos de procesadores Xeon de arquitectura Sandy Bridge y uno de los SSDs más rápidos del mercado, si no es que el más rápido. Todo esto en un paquetito que es un hito de ingeniería.

El problema es que no se puede expandir internamente. “¿Y eso qué?” se preguntarán, “con el Thunderbolt2 se puede añadir expansión externamente, incluso tarjetas PCIx y coprocesadores para tareas específicas”. Sí, pero hacerlo así significa más cables, más fuentes de poder y más cajas regadas por ahí. En un ambiente de trabajo eso puede llegar a ser bastante importante.

Además, limita mucho el uso que le puedas dar a futuro a tu Mac Pro. Si va a seguir la nueva filosofía de Apple (y lo más seguro es que sí) no podrás cambiarle el disco duro interno, ni CPUs, ni los GPUs. La memoria parece que sí. Cuando necesites más potencia en tu Mac Pro tendrás que cambiar de computadora completamente. Y no van a ser nada baratas. Si solo usas una o dos tal vez no haya problema. Si tienes una granja de renderizado, lo más probable es que sí.

Aún más, al no poderse expandir internamente la Mac Pro se convierte en una iMac sin pantalla. Una iMac muy poderosa, sin duda, pero esencialmente no es diferente. Lo más seguro es que la siguiente generación de iMacs incluyan Thunderbolt2, así que podrán usar todos los periféricos de la Mac Pro. Seguramente serán menos poderosas, no tendrán el mismo CPU ni los GPUs duales, pero la diferencia en precio los haría mucho más atractivos. Podría darse el caso de preferir comprar tres iMacs y echarle montón al renderizado, en vez de una Mac Pro.

O pueden elegir simplemente irse con la competencia. Apple debe recordar que el mercado de la Mac Pro es muy diferente al hogareño o al de la mayoría de los profesionales. En esos casos la filosofía de diseño del todo-en-uno y “Apple hace todo por ti” es una ventaja, pero para la gente que tradicionalmente necesita una Pro puede ser más un obstáculo.

En fin, todavía falta mucho por conocer, la Mac Pro no ha salido al mercado y está por verse el precio, que tal funciona en la vida real y si en verdad no se podrán cambiar las partes.

La finalidad de un blog

Pues a la gente de AppleWebLog no les gustó el Keynote de Apple en el pasado evento del MacWorld en el que no estuvo Steve Jobs por cuestiones de que ya se murió y lo reemplazaron con un robot pero el robot terminó pareciéndose a Phil Schiller.

De todos modos cubrieron el evento y, obviamente, entre cada cosa interesante pasan otras que no necesariamente son muy importantes, así que estuvieron echando guasa. Total, que a algunas personas no les pareció porque no trataron a su manzanuosidad con el debido respeto y genuflexiones que su divinidad le hacen merecer.

En fin, que hay gente que se toma esto de los blogs muy en serio y creen que por el hecho de a veces informar algo o tratar algún asunto con cierta seriedad significa que el blog siempre será así o que el bloguero tiene una línea establecida. Obviamente esto es falso, la finalidad del blog no es otra más que la que el bloguero quiera darle y no hay ninguna línea establecida más que esa. Aunque el blog tenga publicidad en sus páginas rara vez hay un trato directo entre el bloguero y los anunciantes, y poco se deben mutuamente.

Algunos blogs sí siguen una línea editorial Por ejemplo Ars Technica e incluso MaximumPC, y tienen un equipo de editores y escritores que se ponen de acuerdo en cual va a ser esa línea y revisan las historias y conceptos que van a tratar en el blog. Incluso estos de vez en cuando cambian la dirección editorial para ajustarse a nuevas circunstancias.

Fuera de no decir mentiras la finalidad del blog no es la de sustituir a un periódico o servir de sistema de información imparcial y completo. Puede serlo, pero no es esa la finalidad. Claro, esto no quiere decir que no se puedan usar exageraciones, ironía, sarcasmo o humor, siempre que esté claro que son eso; digo, quien realmente se crea eso de que Steve Jobs se murió y lo reemplazaron con un robot pues tiene problemas graves.

En una entrada de otro blog comenté desfavorablemente que el bloguero decía, hablando de los últimos anuncios de Apple gastan cantidades descomunales en publicidad y nada en desarrollo, cuando la lógica indica hacer justo lo contrario, rematando con tiran de humor detrás del cual se ven criticas serias y fundadas. Esto, por ejemplo, no es una exageración ni sarcasmo, sino que la segunda frase deja bastante claro que el bloguero realmente considera cierta a la primera cuando en realidad Microsoft gasta mucho más que Apple en investigación y desarrollo tanto en términos de dólares como en porcentaje de sus ingresos. Es decir, es una mentira total.

Si el bloguero hubiera dicho “parece que se gastan cantidades descomunales en publicidad y nada en desarrollo ” o “con lo que se gastan en desarrollo uno esperaría cosas mejores” entonces queda más claro que es una exageración o la opinión personal del autor. Y con humor hubiera resultado mejor.

Fuera de estas cosas, en las que el bloguero confunde su opinión personal con la realidad, no tengo ningún problema. El formato de blog se inventó para que más gente pudiera publicar lo que se le diera la gana de manera fácil y rápida. Punto. Por ejemplo, en este mi blog a veces hablo de esto y aquello, con cierto desparpajo o con cierta formalidad, según me agarre el humor y sin regularidad alguna. Esta misma entrada, con menos hilación que las historias de mi abuelito, es muestra de ello.

Tal vez algún día haga o participe en un blog con una línea editorial rígida, con estrictos tiempos de publicación y con reglas de estilo, verificación de historias y lo que es o no una cita aceptable; pero no lo creo. Aunque llegue a hacer blogs un poco más serios (que estoy en vías), simplemente esa rigidez no es mi estilo; y en el mundo del internet el estilo personal es de lo más importante.

Así que, amigos lectores, blogueros y bloguívoros, si lo que buscan son noticias puras y duras, pues hay lugares, pero la gran mayoría de los blogs no lo son. Si buscan compartir y comentar las noticias, entonces sí la tienen más fácil.

Y sobre las noticias puras y duras, la necesidad de ellas y el papel de los proveedores tradicionales en los nuevos medios es de lo que vamos a hablar en el próximo episodio.