Librería de Apple para México ya abierta

La tienda de libros de Apple en iTunes ya está abierta para México y otros países de América Latina. En realidad ya había abierto hace algún tiempo, pero solo tenía libros del dominio público. Por fin las editoriales se han animado y ya se pueden comprar libros para leer en el iPad. Como vivo en México le eché un vistazo a la tienda mexicana.

La entrada a la librería en iTunes.

La selección, por lo menos al primer vistazo, parece bastante buena, con varios autores populares y clásicos, como Frederick Forsyth, Umberto Eco y Stieg Larsson, pero también de los otros. Los precios varían entre los $120 y $229 para los libros más nuevos y populares, pero también puedes encontrar muchos libros baratos y Apple destaca una categoría por menos de $100, donde puedes encontrar títulos a $34, a $45 y hasta $99. El libro más barato que encontré fue a $15, creo que es el menor precio posible en la tienda.

No, no es verdad. Más baratos aún son los libros gratuitos que tienen su propia sección. Está dominada por libros de dominio público publicados por Apple, pero también hay un buen número de libros nuevos publicados directamente por sus respectivos autores.

La sección de libros gratis, dominada por títulos del dominio público.

Espero que la categoría de libros baratos y gratuitos vaya creciendo conforme más autores hispanohablantes elijan la tienda de Apple para publicarlos, cosa que cualquiera puede hacer, sin tener que pasar por una editorial. Solo espero que el trámite para darse de alta y poder cobrar sea un poco más sencillo, actualmente requiere llenar algunas formas para que no te cobren impuestos en Estados Unidos.

También se pueden comprar libros en otros idiomas, aunque no está toda la selección que tiene la tienda en otros países. Por ejemplo, al buscar libros en inglés no pude encontrar ninguno por S.M. Stirling, pero sí de Harry Turtledove. Pero una rápida mirada muestra que hacen falta muchos de los libros que puede uno encontrar si entra a la tienda de Estados Unidos. Tal vez con el tiempo las editoriales abran más sus restricciones.

Aún así, la selección es bastante buena, los libros me parece que están a buen precio y es una excelente opción para hacerse de material de lectura en formato electrónico para los dispositivos de Apple.

Sección de lo más “hot”, con lo que más se está vendiendo en estos momentos.

La ventaja de la tienda de Apple es que si no tienes una tarjeta de crédito puedes adquirir tarjetas prepagadas para comprar libros, música, etc. Esto lo hace más conveniente que hacerlo a través de Amazon y la aplicación Kindle, que también es muy buena opción, pero se necesita la tarjeta de crédito.

Lo malo es que la aplicación para leer los libros, iBooks, no es tan buena como Kindle. Por lo menos a mí me parece mucho mejor la de Amazon. Y el iPad es algo pesado en comparación con un lector electrónico como el Kindle.

A pesar de estas desventajas el hecho de no necesitar la tarjeta de crédito y el nuevo iPad Mini que es más ligero, puede que se convierta en una opción muy atractiva para muchos.

El nuevo iPad Mini es un nuevo reto al diseño web

Apple presentó hoy el iPad mini, que tiene el mismo número de pixeles que el iPad más grande. Pensarías que esto es bueno porque significa que las aplicaciones y sitios web no cambian de tamaño. Pero eso solo es en número de pixeles, en centímetros son bastante más pequeños que en un iPad grande. Esto quiere decir que los dedos tienen más oportunidad de tocar otra cosa, ciertos elementos serán más difíciles de ver y el texto aparecerá más pequeño.

Vamos a tener que echarnos otro clavado a los media queries para ver si podemos solucionar esto.

La nueva MacBook Air: la No Netbook de Apple

Hoy, hace unas horas, Apple presentó su nueva línea de productos iLife 11, OS X 10.7 (que va a salir hasta dentro de unos seis meses) y la nueva línea de MacBook Air.

La Air es la mini de las portátiles de Apple: pequeñita, menos potente, bien bonita y, hasta ahora, retecara.

El nuevo modelo sigue igual pero menos caro. Viene en dos sabores: pantalla de 11″ o de 13″. No tiene disco duro tradicional, sólo de estado sólido no reemplazable, vida de batería de 5 o 7 horas dependiendo del modelo y la misma tarjeta de video que las demás Macs.

Las limitaciones de disco duro y CPU (un Core 2 Duo de 1.4 GHz para la de 11″ y 1.83 GHz para la de 13″) significan que ésta no debería ser tu computadora principal, tal vez ni siquiera tu portátil principal.

Esto quiere decir que su papel va a chocar de frente con el de las netbooks. A pesar de que Apple es muy cuidadosa en no llamar a la MacBook Air una netbook, y técnicamente no lo es, las comparaciones son inevitables.

Más allá de las características técnicas y capacidades lo que define a una netbook es el tamaño y peso. Como bien dijo Jobs, “las netbooks no hacen nada bien” y es cierto, no están hechas para hacer algo bien, simplemente para resultar adecuadas y ocupar muy poco espacio.

Y esto es la nueva MacBook Air: no va a hacer nada bien, simplemente adecuadamente y ocupando poco espacio y peso. El problema es que el precio la coloca en una situación completamente desventajosa. Es justamente igual al de una MacBook normal, que es mucho más poderosa. Y un iPad resulta mucho mas ligero.

En lo personal creo que si estos modelos fueran unos US$200 más baratos, Apple podría tener un verdadero contendiente. Pero a este precio se va a dar un tiro en el pie: o la gente va a preferir la MacBook, o van a prefirir el iPad. Claro, es posible que sea un éxito, pero si lo es será a costa del MacBook.

Por el lado de las PCs las netbooks también han cambiado bastante. Ya no son la computadora casi de juguete de hace tres años. A pesar que por políticas de Microsoft la mayoría sigue teniendo procesadores débiles y un sistema operativo recortado, su precio es menos de la mitad que la Air.

Encima de eso hay una nueva generación de netbooks para este año lideradas por la Asus eee PC1215N que tiene un pantalla de 12″, un nuevo procesador Atom de dos núcleos a 1.8 GHz, que habrá que ver que tan bueno es en comparación con el Core 2 Duo de la Air, y Windows Home Premium sin recortes.

En comparación con la MacBook Air la vida de la batería es similar (6 horas de uso) y, como usa un disco duro mecánico la capacidad de almacenamiento es mucho mayor. Tal vez donde la Asus quede algo corta sea en la tarjeta gráfica, usa el nuevo chip ION de Nvidia que no sé que tal resulta contra el 320M que usa Apple. De todos modos ninguno de los dos son extraordinarios y para el uso que se les va a dar a estas computadoras resultarán más que suficiente.

La Air tiene un par de ventajas más. Gracias al disco duro de estado sólido y a que no se apaga puede despertar de inmediato de su estado de suspensión. Puede durar así unos 30 días con una carga de batería. Por su parte una netbook tradicional tarda como 30 o 45 segundos en despertar de hibernación, estado en el que puede permanecer indefinidamente. Así que la ventaja realmente no es tan grande.

Donde está la gran diferencia es en el precio. La Asus eee PC 1215N es US$400 dólares más barata que la Macbook Air más sencilla. Es incluso más barata que un iPad.

Al igual que la mini la Air nunca lo ha tenido fácil existiendo entre dos mundos, pero creo que el nuevo modelo se las verá más negras que nunca para encontrar un nicho significativo.

A menos que Apple comience a desfasar sus portátiles tradicionales. Según Jobs, la Air es el futuro de las computadoras, así que podría pasar.

Mac Mini después de casi seis meses

Se supone que iba a escribir algo antes, pero lo fui dejando.

En noviembre pasado, poco después que Apple renovara su casi olvidada línea de Minis para incorporar los CPUs Core 2 Duo me decidí a comprar una. La verdad tenía ganas de comprar una Mac desde hace rato pero los precios de las iMacs y las Mac Books me parecen injustificadamente altos, sobre todo para un sistema que no sé si le voy a encontrar utilidad o no.

Si bien la Mini no es precisamente barata si la comparamos estrictamente en base a capacidades técnicas con PCs en ese rango de precios, sí es mucho más barata que las demás Macs. Tomando en cuenta que puedes usar el mismo teclado y monitor de alguna de tus PCs viene siendo una adición muy efectiva a la colección.

Primeras impresiones: los fierros

La primer impresión es muy positiva. Es increíble que tanto poder de cómputo se concentre en un paquete tan pequeño. Es muy fácil encontrar un espacio para la Mini en el escritorio o esconderla si no la quieres tener a la vista. No es mucho más grande que un paquete de discos compactos (con caja, claro). Si acaso el único defecto será el alimentador externo de energía, pero no se puede todo en esta vida.

La Mini además es muy fácil de no escuchar. Prácticamente inaudible lo que la hace ideal para cualquier sistema de entretenimiento en el que no quieres un ruido de ventilador arruinando las escenas de suspenso.

La instalación fue muy fácil: la sacas de la caja, conectas el monitor con el adaptador incuido, el teclado y ratón que tengas por ahí, por último a la corriente, la red (si la quieres conectar, porque también tiene un adaptador inalámbrico integrado) y ya.

El proceso de configuración es bastante fácil y rápido. Tan fácil y rápido como lo sería el de Windows si los fabricantes como Dell y HP no se esforzaran en joderle la vida al consumidor. En cosa de nada quedas con la computadora lista para utilizar… bueno, después de las actualizaciones de rigor de las que ningún sistema se salva hoy en día.

Segundas impresiones: Velocidad, desempeño y el SO

El procesador central de la Mac Mini que me compré es un Core 2 Duo a 2.26 GHz y tiene 2 GB de memoria. Sería injusto compararlo con la Phenom II X4 de 3.0 GHz y 4 GB de memoria que tiene a un lado, así que no lo voy a hacer.

En vez de eso la voy a comparar con la Athlon 2.2 de 2 núcleos y 2 GB de RAM que tengo en el otro cuarto 🙂

La Mini arranca mucho más rápido que el Windows x64 de la otra máquina, aunque en ambos casos es evidente que no han terminado de levantar todo antes de ceder control al usuario. Esto es normal en un SO moderno y es bienvenido. Si contamos eso al final quedan más o menos igual, pero por lo menos la Mini la puedes empezar a usar antes.

Sin embargo, en el uso cotidiano de abrir ventanas, abrir aplicaciones, cerrar aplicaciones, copiar archivos, mover archivos, etc. la Mini se siente un poco… lenta. Probablemente Snow Leopard se beneficie más de mayor cantidad de RAM, mientras que Windows x64 (un SO que ya está anticuado, por no decir obsoleto) se acomode mejor con 2 GB.

En cuanto a estabilidad, seguridad y esas cosas tan cacareadas por los fans de Apple, he de decir que no encuentro diferencia alguna entre los dos sistemas. Cierto, no he tenido un cuelgue general del sistema, pero hace años que no tengo uno en XP y en Vista dejé de tenerlos cuando cambié la memoria defectuosa de mi sistema, hace más de un año.

Pero en OS X he tenido cuelgues de aplicaciones, he tenido que matar procesos atorados, y a veces he tenido que reiniciar cuando no encontraba los discos compartidos de la PC y simplemente colgaba todo el Finder (problema corregido en una de las actualizaciones), y muchas veces he visto la bola de colores durante más tiempo de lo normal por razones inexplicables, sobre todo en el estúpido iTunes o abriendo una nueva pestaña en Safari.

O sea, igual que en Windows. ¿Seguridad? Miren: llevo 15 años sin usar antivirus o cortafuegos en Windows y nunca he tenido problemas con virus o malware. Claro sigo cuidando de mi computadora como si fuera monaguillo en una convención de sacerdotes católicos. O sea tapándole todos los agujeros y sin agacharla a encender los cirios. Esto no quiere decir que no nos robemos un trago del vino de consagrar, pero la mayoría de los usuarios de Windows es como si le pusieran a su computadora un letrero en el culo que dice “Pase Usted”

Bueno, ¿pero qué tal es usar OS X en vez de Windows? Después de un periodo de ajuste (encontrar las teclas y eso) la experiencia es muy similar. Si lo que te detiene es la costumbre te puedo decir que en menos de media hora vas a estar acostumbrado al nuevo sistema.

OS X tiene varias ventajas que lo hacen más eficiente para un usuario final: las combinaciones de teclas son caasi todas las mismas en todas las aplicaciones, prácticamente no tienes que preocuparte por el sistema de archivos, instalar y desinstalar aplicaciones es súper sencillo, y todo el sistema es mucho más amigable, limpio y fácil de entender. La unión a redes de Windows podría ser más intuitiva, pero al final tampoco es tan difícil.

Esta aparente sencillez puede resultar engañosa. Si eres un usuario experto puedes acceder directamente al sistema de archivos, a los archivos de configuración y a las tripas de la máquina donde se esconde una versión de FreeBSD. Hay muchas aplicaciones útiles para meterle mano al sistema en la carpeta de Utilerías que pueden hacer al sistema más eficiente para ti. Es una gozada usar SFTP o SSH en una Mini para conectarse a un servidor remoto, cosa que en Windows requiere aplicaciones adicionales y nunca deja de sentirse “raro”.

Terceras impresiones: la paquetería incluida

Como todas las Macs nuevas la Mini viene con la paquetería iLife instalada que incluye iPhoto, para fotos; iMovie, para hacer videos; iDVD para meterlos a un DVD; iWeb para hacer páginas web, y GarageBand, para editar audio.

De todos ellos, aunque buenos, sobre todo iPhoto y iMovie, me siguen pareciendo medio simplones, muy buenos para trabajo casual pero hasta ahí.

Excepto Garage Band.

Garage Band es una reata.

Garage Band es la neta del planeta.

Si haces cualquier cosa relacionada con audio, debes echarle un muy buen ojo a Garage Band. Y si te llega a quedar chico (que puede que nunca pase), Logic Express es la segunda neta más neta del planeta.

Logic Studio sería la tercera neta del planeta, pero es una neta muy cara para mi presupuesto.

Aparte de iLife, toooodas las clases de aplicaciones que existen en Windows existen para OS X (no necesariamente las aplicaciones específicas, pero sí que hacen lo mismo). Hasta la compatibilidad de documentos está básicamente resuelta hoy en día. Así que, a menos que tengas mucho dinero invertido en software para Windows, no hay por que temer a no encontrar algo en OS X.

Incluso para juegos Valve anunció que Steam va a estar disponible para OS X. Sin embargo, para los jugadores verdaderamente serios, la tarjeta de video es medio enclenque prácticamente en todas las Macs (sí, sí, Mac Pro, las nuevas iMac, bla bla. OK, dos palabras nada más: ATi 5890), así que una buena PC (no las chingaderas que de Dell o HP o las que venden en Office Depot) sigue siendo lo más ideal para esta clase de jugadores y probablemente lo será durante años.

Ultimas impresiones: ¿Conviene o no?

Definitivamente sí. Si eres un usuario de PC con ganas de una Mac o una segunda PC, un entusiasta que busca expandir el establo, o simplemente para ver si OS X es así tan sácalepunta como dicen (pista: sí y no), la Mini es ideal.

Pongámoslo de este modo: difícilmente me compraría una iMac, pero una segunda Mini no me lo pienso dos veces.