Como enviar tarjetas electrónicamente

En los albores de la humanidad (hace unos 10 años) para mandar una tarjeta de felicitaciones o de Navidad o de lo que sea, tenías que ir a comprarla a una tienda, escribir adentro lo que querías, ponerla en un sobre, lamer un sello postal y meterla a un buzón. Semanas después llegaría a su destino.

Eso tal vez funcionaba para nuestros antepasados cavernícolas, pero estos días exigimos algo más: tarjetas completamente personalizadas, que lleguen en un par de días, o máximo una semana y que podamos enviar desde la comodidad de nuestro sillón o cafetería más cercana. Y que no tengamos que llenarnos la lengua de pegamento.

tarjetas

La ventaja de las tarjetas de papel es que se pueden poner junto al árbol y después guardar o meterlas a un álbum. O digitalizar y hacer un álbum virtual. Foto de Géraldine Adams.

Con eso de que la Navidad está a la vuelta de la esquina y seguramente se te olvidó mandarle tarjeta a más de uno, o tienes amigos y familiares en otros países, ahora es una buena ocasión para darnos una vuelta y ver que cosas están disponibles para nosotros.

No encontré nada en México que te dé este servicio para mandar tarjetas al país o a otro lado del mundo. Si conoces alguno no dudes en compartirlo. Afortunadamente puedes ordenar usando servicios de otros países y alegremente mandarán tu tarjeta a México o a cualquier otro lugar que les digas.

En Estados Unidos hay varios servicios, algunos provistos por compañías grandes de tarjetas tradicionales.

Moo es un servicio que permite que diseñes tus propias tarjetas, desde tarjetas de visita hasta de felicitación. Puedes usar sus propios diseño o hacer el tuyo, con tus fotos e imágenes. Ellos no mandan la tarjeta a su destino final, sino que te las mandan a ti con todo y sobres. Así nada más tienes que escribir tu mensaje y meterlas al sobre. Es un poco más inconveniente, sobre todo porque hay que llevarlas al correo, pero si quieres que lleven un mensaje de tu puño y letra, además de que serán completamente originales, pues es una excelente opción.

Si tienes una Mac Apple ofrece un servicio similar a través de su aplicación iPhoto. Tiene menos opciones y flexibilidad en el diseño que Moo y está más orientado a producir álbumes y otro tipo de impresos con tus fotografías, pero los resultados son muy elegantes y atractivos. La tarjeta que armes en iPhoto será enviada directamente a su destino, el problema es que este servicio solo está disponible en algunos países y México no está entre ellos. Si tienes una cuenta y forma de pago para Apple en Estados Unidos o Canadá lo puedes hacer una opción.

Hay muchas empresas más, como The Greeting Card Shop que tiene una variedad enorme de tarjetas para toda ocasión. Puedes pedirles que la envíen directamente a su destino o que te las manden para que tú te encargues de enviarlas después. También les puedes pedir que la manden en cierta fecha para que lleguen cerca de la ocasión especial.

Otra opción es CardStore, con una variedad muy grande de tarjetas y varios catálogos de tarjetas tradicionales. Al igual que Greeting Card Shop las envían directamente o les puedes decir que te las envíen.

Para destinos más alejados checa Moonpig. Tienen diseños para toda ocasión, muy divertidos y te permiten personalizar varios aspectos y con bastante flexibilidad para hacer un diseño único. Moonpig manda tarjetas desde tres países: Estados Unidos, Australia y el Reino Unido.

Para Australia y Estados Unidos la tarjeta se enviará desde el país respectivo, pero todos los demás países del mundo recibirán desde el Reino Unido. Sería más conveniente que lo que fuera a América saliera desde Estados Unidos, así que hay que tener en cuenta el tiempo adicional que le llevará a algo llegar desde el Reino Unido.

Pero si tienes amigos en Europa o Australia, Moonpig es una fantástica manera de hacerles llegar una tarjeta de felicitación. Si tus amigos viven en México u otras partes de América, probablemente te convenga buscar un servicio que envíe desde Estados Unidos o mandar las tarjetas con algo de anticipación.

El secreto del Pulpo Paul para predecir el futuro

El mayor éxito del mundial de Sudáfrica que acaba de terminar no fue el equipo español, ni el anfitrión, ni los anuncios de tenis, refrescos y cervezas. El éxito más grande fue del pulpo Paul, el molusco adivinador que pudo predecir correctamente los resultados de todos los partidos de Alemania más la final.

La hazaña del pulpo anglo-alemán, sin paralelo entre los cefalópodos, resulta verdaderamente sorprendente cuando vemos que las probabilidades de que hubiera acertado por pura casualidad son de menos del 0.5%, es decir, en otras palabras, el pulpo sabe de lo que está hablando.

Entre las explicaciones que se han dado sobre el fenómeno pulposo están que realmente tiene poderes psíquicos, que influencia a los jugadores con sus predicciones o que es un cefalópodo viajero del tiempo. Todas estas explicaciones son francamente tan ridículas y absurdas que no me voy a perder tiempo contemplándolas.

La verdad es más bien simple y hasta obvia: Paul es un hipnopulpo. El poder de Paul no es el de predecir el futuro, sino el de hipotizarnos a todos para que creamos que lo que predijo resultó ser verdad. Por ejemplo, a lo mejor Holando ganó por goleada la final de ayer ¡vamos! a lo mejor hasta la ganó Trinidad y Tobago; sin embargo el pulpo nos tiene a todos convencidos de que ganó España y fue en Sudáfrica gracias a su poderes de hipnotismo.

Para pruebas podemos simplemente fijarnos en los ojos. Miren los ojos de Paul:

Pulpo Paul

Miren los ojos del pulpo

Y ahora vean los ojos del hipnosapo:

¡Gloria al hipnosapo!

Como pueden ver son muy semejantes. ¿Casualidad? Yo no lo creo.