Google y su Buzz

Hace como una semana Google lanzó un nuevo producto que pretenden sea su entrada directa al mercado de las redes sociales (aunque ya llevan un rato dentro de las redes sociales, pero más como funcionalidad paralela de algunos productos más que como una razón central). Google Buzz se aventó así casi sin decir “¡agua va!” a un público que reaccionó medio sorprendido y medio enojado. Más o menos como cuando el monolito se les aparece a los simios en la película de 2001: Odisea en el Espacio.

Parte de las reacciones iracundas tienen buen fundamento: Google se activó sin permiso, le dio acceso a tu perfil incluso a personas que tú no quieres que vean tu perfil, se siente como si te estuvieran obligando a participar, etc.

Pero otra reacciones son menos fundamentadas y más un acto reflejo: no quiero aprender otra red social (nadie te está obligando), no es como twitter (no tiene por que serlo), no le veo utilidad (no tiene por que tenerla).

En realidad, como todos los productos anteriores de Google, Buzz empieza como un Beta y se va a quedar como Beta durante un periodo muy muy largo, aunque Google ya no les llame Betas.

Esto quiere decir que los cambios, aditamentos y mejoras a Buzz van a ser constantes, sobre todo en los próximos meses. Esto hace muy difícil el decidir si usar Buzz o no.

Bueno, suficiente ¿qué es Buzz? Creo que sería más fácil empezar por decir lo que no es: no es Facebook, no es Twitter, no es Google Wave. Tiene ciertos parecidos, como toda red social puedes añadir contactos y compartir contenido.

Google Buzz es más como FriendFeed, un agregador del contenido que produces en otros lados y que puedes compartir con tu red para que comenten y enriquezcan.

La interacción pretende ser inmediata pero no lo es tanto, sufre de algunos problemas de sincronización y es difícil encontrar el contenido que de verdad te interesa.

Ahora es muy pronto para recomendar Google Buzz, pero sería muy estúpido darlo por descontado en este momento. A Facebook le llevó algunos años llegar donde está, igual a Twitter. Buzz tiene el respaldo de Google y estos han demostrado estar dispuestos a cambiar y corregir el servicio para ajustarse a sus usuarios.

La manera en que lo usaré será más para publicar mi activida que para seguir la actividad de alguien en particular. Pero, no se equivoquen, la funcionalidad de Buzz puede aumentar muchísimo en unos meses, sobre todo cuando liberen las interfaces de programación, y su potencial es altísimo.

Si no tienen una cuenta de Google Mail vayan sacando una ahora. La participación en Buzz por el momento no es esencial, pero si Google realmente lo considera tan importante como parece no duden que esto cambie en algunos meses.

Recuerden que Twitter pasó cerca de dos años como un servicio de nicho, casi exclusivo de geeks y diseñadores web, hasta que un buen día explotó (con todo y ballena). Google Buzz tiene la capacidad de hacer lo mismo.