Google y su Buzz

Hace como una semana Google lanzó un nuevo producto que pretenden sea su entrada directa al mercado de las redes sociales (aunque ya llevan un rato dentro de las redes sociales, pero más como funcionalidad paralela de algunos productos más que como una razón central). Google Buzz se aventó así casi sin decir “¡agua va!” a un público que reaccionó medio sorprendido y medio enojado. Más o menos como cuando el monolito se les aparece a los simios en la película de 2001: Odisea en el Espacio.

Parte de las reacciones iracundas tienen buen fundamento: Google se activó sin permiso, le dio acceso a tu perfil incluso a personas que tú no quieres que vean tu perfil, se siente como si te estuvieran obligando a participar, etc.

Pero otra reacciones son menos fundamentadas y más un acto reflejo: no quiero aprender otra red social (nadie te está obligando), no es como twitter (no tiene por que serlo), no le veo utilidad (no tiene por que tenerla).

En realidad, como todos los productos anteriores de Google, Buzz empieza como un Beta y se va a quedar como Beta durante un periodo muy muy largo, aunque Google ya no les llame Betas.

Esto quiere decir que los cambios, aditamentos y mejoras a Buzz van a ser constantes, sobre todo en los próximos meses. Esto hace muy difícil el decidir si usar Buzz o no.

Bueno, suficiente ¿qué es Buzz? Creo que sería más fácil empezar por decir lo que no es: no es Facebook, no es Twitter, no es Google Wave. Tiene ciertos parecidos, como toda red social puedes añadir contactos y compartir contenido.

Google Buzz es más como FriendFeed, un agregador del contenido que produces en otros lados y que puedes compartir con tu red para que comenten y enriquezcan.

La interacción pretende ser inmediata pero no lo es tanto, sufre de algunos problemas de sincronización y es difícil encontrar el contenido que de verdad te interesa.

Ahora es muy pronto para recomendar Google Buzz, pero sería muy estúpido darlo por descontado en este momento. A Facebook le llevó algunos años llegar donde está, igual a Twitter. Buzz tiene el respaldo de Google y estos han demostrado estar dispuestos a cambiar y corregir el servicio para ajustarse a sus usuarios.

La manera en que lo usaré será más para publicar mi activida que para seguir la actividad de alguien en particular. Pero, no se equivoquen, la funcionalidad de Buzz puede aumentar muchísimo en unos meses, sobre todo cuando liberen las interfaces de programación, y su potencial es altísimo.

Si no tienen una cuenta de Google Mail vayan sacando una ahora. La participación en Buzz por el momento no es esencial, pero si Google realmente lo considera tan importante como parece no duden que esto cambie en algunos meses.

Recuerden que Twitter pasó cerca de dos años como un servicio de nicho, casi exclusivo de geeks y diseñadores web, hasta que un buen día explotó (con todo y ballena). Google Buzz tiene la capacidad de hacer lo mismo.

Facebook ahora te permite integrar los comentarios de tu blog

Comments Box @ the Hazelwood, MO Denny's
Image by Spamboy via Flickr

El primer widget construido sobre la plataforma de Facebook Connect, Comment Box, es un aditamento que puedes agregar a tu blog o sitio de internet y te permite integrar los comentarios con Facebook. De esta manera los comentarios que hagas o te hagan irán apareciendo en tu perfil de Facebook, aunque no es necesario que quien quiera comentar tenga uno. Lo mejor de todo es que los comentarios se seguirán agregando en un hilo coherente aún cuando no provengan de tu mismo sitio.

Es una gran manera de mantener las cosas ordenadas, alentar a la gente a dejar comentarios, aumentar el tráfico a tu sitio y provocar conversaciones que al final te pueden dar más material o por lo menos hacer más interesante el tema original.

Este widget compite de frente con servicios como Disqus y Friend Connect de Google pero tiene el gran atractivo del chorromillón de usuarios y herramientas sociales de la red ex-estudiantil.  Como ves, mi sitio usa Disqus, pero estaré buscando algún lugar donde experimentar con la alternativa de Facebook.

Relacionadas

Reblog this post [with Zemanta]

¿Cuál es el valor de un sitio estático?

En Web Worker Daily Aliza Sherman pregunta si vale la pena mantener un sitio estático, o sitio folleto como también se le llama. Su opinión personal es que no, siendo mucho más importante el mantener un sitio dinámico, tipo blog, o por lo menos que te lleve a los diversos lugares donde tienes tus perfiles sociales.

Creo que desde el punto de vista del prestador de servicios profesional tiene de razón. Dependiendo del tipo de servicio que otorgues será necesario para tus clientes el conocerte a ti, como persona, más que simplemente obtener tu número de teléfono y el grado escolar que obtuviste. Para poder saber si quieren confiar en ti los clientes potenciales querrán saber tu opinión sobre las cosas, si eres una persona seria y responsable, si tienes amigos, algún hobby con el que ellos también se pueden relacionar. Y por supuesto, también querrán ver si eres un profesional capaz y si lo puedes demostrar con un blog, referencias en linked-in, etc. pues que mejor.

Claro, me estoy refiriendo a casos particulares de profesionales como contadores, médicos, consultores y cosas así en los que una relación personal puede ser clave para el buen desempeño de la actividad profesional. Sin embargo, habrá otras situaciones donde tal vez esto no sea tan importante. Por ejemplo, en los comentarios mencionan al jardinero o a una limpiadora de casas. Tal vez en este caso no sea tan importante la relación personal y puedan justificar tener un sitio estático, sin embargo sería una gran ventaja tener referencias profesionales en sus sitios, testimonios de clientes satisfechos, etc.

Todo depende en gran parte de la audiencia a la que quieran llegar y que tanta inclinación tienen hacia la tecnología, si están ellos mismos en redes sociales, si saben usar un blog, etc. Y, finalmente, hay ora cosa que puede ser todavía más importante: quien le va a dar mantenimiento al sito,  de cuento tiempo disponen y que capacidad tecnológica.

Mi conclusión es que es mucho mejor tener un sitio dinámico y una gran presencia en las redes sociales, pero no se debe subestimar al sitio estático. Después de todo es mejor tener algún tipo de presencia que no tener nada.

El diseñador web empleable

Andy Rutledge toca un punto importantísimo en su blog, y es el de la empleabilidad de un diseñador gráfico como diseñador web. Andy externa de mucho mejor manera que yo lo podría hacer algo que yo he tenido muchas ganas de tratar, y es el de que ser diseñador gráfico no lo capacita a uno para ser diseñador web. De hecho estas dos actividades a veces poco tienen que ver entre sí.

En El diseñador web empleable Andy se enfoca en la preparación que las instituciones de educación superior dan a los diseñadores gráficos, por que crée él que es deficiente cuando se trata de diseñar sitios web y, lo más importante, las cosas que un diseñador debe conocer como requisitos mínimos para emplearse como diseñador web divididos en cuatro áreas: la interacción profesional, fundamentos de la actividad, comprensión de negocios, y habilidades tecnológicas y del web.

Pienso que Andy ha dado enteramente en el clavo. Muchos diseñadores gráficos piensan que están calificados para crear sitios de internet cuando en verdad no conocen el medio ni sus posibilidades/limitaciones tecnológicas. Es cierto que no es necesario que se conviertan en gurús de programación php o sql, pero una buena comprensión de las tecnologías subyacentes como html y css son indispensables para que una persona pueda considerarse diseñador web. Tristemente veo que poco o nada se toca este punto en las escuelas de diseño. Y triste también que en las escuelas que pretenden enseñar web poco o nada se tocan los principios básicos de diseño gráfico, entre otras deficiencias.

El diseño web debe considerarse como una disciplina separada del diseño gráfico, de la misma manera que el diseño industrial o el diseño de interiores. Las dos requieren de un conjunto de habilidades y conocimientos distintos, en muchos casos apenas relacionados.

A pesar de que se requieren conocimientos de los fundamentos del diseño en partes del sitio, específicamente en la interfaz, tecnologías como la web móvil, lectores para ciegos, RSS, APIs, microformatos, etc. exigen ya que se piense más allá del diseño gráfico a la hora de crear un sitio web. Y conforme la tecnología avance creando nuevas maneras de uso para un sitio web estas diferencias se harán más pronunciadas.