¿Respondiente o responsivo?

Como todos los que se dedican a hacer sitios web saben (o deberían saber) de un año o dos para acá se ha venido hablando más y más de diseño que se puedan ajustar todo tipo de pantallas, desde las pequeñas en un teléfono celular hasta monitores grandototes de 27 pulgadas, obviamente pasando por tabletas y laptops.

En inglés a esta práctica de diseño se le llama “Responsive Web Design” y en español se le ha dado por llamar “Responsivo”. Sin embargo a mí nunca me gustó mucho el palabro porque como que no transmite bien lo que se quiere decir. En inglés se le llama así porque así se le dice a las cosas que reaccionan a algo. En español tenemos también una palabra para eso, pero no es responsivo, sino respondiente.

Cuando algo reacciona, o responde, a un estímulo externo se dice que es respondiente. La palabra se usa en varias ramas científicas, sobre todo la psicología, en el área de la conducta. Y es precisamente de la conducta de la página web a la que nos referimos cuando hablamos de “responsive design”.

Responsivo, en cambio, es algo que da una respuesta a otra cosa. No es una reacción o una adaptación, sino la contestación a una pregunta o averiguación. Tal vez se pueda decir que el media-query que usamos es “responsivo”, pero el resultado total es “respondiente”.

En fin, yo prefiero decir “diseño web respondiente” porque me parece que la palabra tiene el significado que queremos transmitir, mientras que responsivo no se ajusta por completo.

Tal vez sea hilar muy fino, pero así soy a veces.

Usando CSS para poner guiones automáticamente

En la escuela nos enseñaron que para usar toda la hoja al escribir deberíamos separar las palabras que no quepan al final del renglón con un guión al final de una sílaba. De esa manera podríamos usar mejor el papel. Esa solución se ha utilizado en la tipografía desde las primeras imprentas.

En la web no tenemos el problema del uso de papel, pero tenemos otro problema. Por lo general no usamos texto justificado para que no se creen ríos de espacio blanco que dificulta el salto del ojo de renglón en renglón. El problema es que como las palabras son de una longitud muy variable muchas veces el navegador tendrá que pasar una palabra larga completa al renglón siguiente, dejando renglones de longitud muy variable.

Para el CSS3 se creó una propiedad llamada hyphens que le indica al navegador que puede separar las palabras con guiones. Si el idioma de la página tiene un diccionario apropiado, el navegador insertará los guiones y hará que la longitud de los renglones sea más uniforme. Estas son muy buenas noticias desde el punto de vista de la tipografía.

Desafortunadamente todavía no está completamente implementado. Solo funciona si le pones el prefijo del fabricante. En Safari funciona, pero Firefox solo lo ha implementado para el inglés y en Chrome tampoco funciona en español. Aunque a la velocidad con la que se implementan mejoras estos días debe ser cuestión de poco tiempo.

No te recomiendo que digas que tu página está en inglés porque las reglas para poner el guión en ese idioma son diferentes, así que te encontrarás con sílabas partidas a la mitad. Si es que funciona porque los diccionarios se supone que serán distintos.

El código que necesitas incluir en tu css es:

-webkit-hyphens: auto;
-moz-hyphens: auto;
hyphens: auto;

Puedes ver un ejemplo de su uso. Solo funciona en Safari, como dije, pero iremos probando de nuevo conforme se vayan actualizando los navegadores.

¿Qué significa ‘stuff’ en español?

Stuff simplemente significa ‘cosas’. Pueden ser cosas tangibles o intangibles, pero con la particularidad que no son fáciles de colocar en una sóla categoría. Muchas veces se usa para no ser muy específico, por ejemplo, en vez de listar cada cosa que tienes en tu carro: revistas, CDs, cambio, latas de cerveza, etc. dices “the stuff in my car” (que podría traducirse como “el mugrero en el carro”). O también cuando realmente no sabes de que está hecho algo o que tantas cosas tiene adentro: “the stuff inside the microwave” (“las tripas del microondas”).

Es un vocablo muy útil para ahorrar tiempo y esfuerzo.