Tu empresa debe ser móvil

Iba a titular este post “tu sitio debe ser móvil” pero en realidad a estas alturas esto no es suficiente, sino que toda tu empresa debe ser móvil. Tus clientes son móviles, cada vez hacen más cosas a través de su teléfono, pc portátil, tableta, etc. y lo pueden hacer mientras están en su casa u oficina, café, restaurant, en un tren, en el taxi, en un hotel, avión o parada de autobús.

Si tú no eres móvil, no estás con ellos. Si no estás con ellos, estás perdiendo oportunidades de negocio.

Estos días incluso un teléfono sencillo tiene un navegador web decente y para muchas personas es el único punto de acceso a la web. Foto de kiwanja

¿Cómo se hace una empresa móvil? Obviamente no me refiero a que cierres las puertas de tu negocio físico y lo hagas todo en línea, o que metas todo en una camioneta y vayas manejando por ahí con un sistema de sonido para atraer clientes (aunque a algunos les funciona), me refiero a que los procedimientos de tu negocio deben adaptarse para atender a un cliente que puede estar en cualquier parte y tratando de malabarear un número de cosas que no tenemos ni idea.

Por supuesto, un sitio web respondiente y adaptable a cualquier dispositivo es esencial, pero es apenas el comienzo. Tu sistema de aceptar órdenes, prestar servicios o entregar productos debe ser igualmente flexible, proveer múltiples puntos de contacto y respuestas. Uno que, de preferencia, funciones igualmente bien sin importar que el cliente se encuentre con nosotros o en un pequeño celular a miles de kilómetros de distancia.

Por supuesto la naturaleza de nuestros productos y servicios va a crearnos algunas limitantes. Si pintas casas vas a tener que seguir haciéndolo a domicilio y si el cliente no está para dejarte entrar, pues no vas a poder pintar la casa. Pero puedes aceptar nuevos clientes a través de tu sitio web, responder preguntas, hacer y mandar cotizaciones, revisar colores (aunque los colores varían de pantalla a pantalla, pero eso es otra conversación), y acordar horarios de visita sin que el cliente tenga que irte a ver.

Incluso podrías crear un blog donde hablas de distintos tipos de pinturas y brochas, videos con técnicas para pintar e igualar colores, si tres manos son mejores que dos, etc.

Todo esto te dará una presencia a toda hora del día y permitirá a la gente contactarte por múltiples vías. No olvides que tienes que contestar.

¿Qué retos encuentras en tu empresa o negocio para convertirlos a la nueva movilidad?

Tira las políticas y checa tu sitio en un móvil

En este episodio del podcast hablo de las políticas de una organización y por que debes checar tu sitio web en un dispositivo móvil.

Para muchas empresas las políticas son una serire de reglas sacrosantes e inquebrantables sin las cuales se hundirían, reinaría el caos y la gente se convertiría en zombis caníbales.

Nada más falso. En muchas ocasiones las políticas restringen la creatividad e impiden aprovechar oportunidades. Estaban bien para fábricas de principios de siglo, pero para las empresas de la era de la información son completamente inútiles y hasta dañinas.

Tomemos el ejemplo de lo ocurrido a esta pianista que se dedica a buscar pianos en lugares públicos y dar conciertos imprevistos sin pedir permiso.

Un pianista toca en la calle para deleitar a los paseantes

Es mejor hacer pasar un buen rato y crear una buena experiencia que seguir reglas estrictas. Foto de magnetisch

En una empresa actual es mucho mejor tener valores y principios claros en vez de políticas, decirle a los empleados que es lo que se espera de ellos y que es lo que queremos representar como empresa. Y después dejarlos a sus anchas, a que actúen según su mejor parecer dentro de lo que les hemos dicho.

Cierto, es útil tener guías de procedimientos para meter algo de orden y evitar que todo mundo pierda tiempo descubriendo el hilo negro, pero el objetivo de estas debe ser el servir como recomendaciones, mejores prácticas y consejos susceptibles de ser mejorados por los empleados mismos, no como reglas inflexibles.

La mejor manera de aprovechar los talentos de cada miembro de nuestro equipo es fomentando su uso, no ahogándolos en cientos de políticas que ya nadie se acuerda para que sirven.

Prueba tu sitio web en un dispositivo móvil

Por si no te habías dado cuenta cada vez es más la gente que tiene un teléfono celular, tableta o alguna otra cosa móvil con la que pueden ver sitios de internet. Esto ha llevado a un incremento dramático en usuarios que ven sitios en estos dispositivos.

No es difícil hacer un sitio que se adapte al dispositivo, aunque lo mejor es crear uno realmente adaptado a las necesidades del usuario que se encuentra en el móvil que pueden ser muy diferentes a cuando está sentado en frente de la computadora en la comodidad de su casa u oficina.

Aún más importante es probar tu sitio en el móvil. Es muy fácil estos días conseguir algunos prestados, de hecho te recomiendo que pruebes en más de uno, por ejemplo en un iPhone y dos o tres modelos de Android.

Lo que buscas no es nada más que el sitio se vea aceptablemente bien en un dispositivo móvil, sino que además se pueda usar, que los botones y ligas no sean demasiado pequeños (ya se que el usuario puede cambiar el tamaño pero idealmente no debería tener que hacer eso) y que las diversas partes, sobre todo las más importantes para cumplir tus objetivos, funcionen y sean accesibles.

Hay muchos sitios que supuestamente tienen versión para móvil, pero no sirven. O presentan errores, o no se ven bien, o dejan al usuario sin saber que hacer. Y cada uno de esos es una mala experiencia que al final se va a ver reflejado en tu clientela.

Tu sitio y las políticas de privacidad

La semana pasada entró en vigor la nueva ley de protección de datos personales que pretende “proteger” la información que la gente deja por todos lados. Si eres de los que recoge información a través de tu sitio, blog, encuestas y eso dice que es lo que puedes recoger y como debes manejar esos datos. También dice a que tienen derecho las personas que dejan sus datos.

Por ejemplo, esta ley dice que únicamente debes recoger los datos que sean estrictamente necesarios para lo que vas a hacer. Más de una vez me ha tocado que para tener acceso a algunos sitios me piden número de teléfono y hasta dirección física cuando no hay razón por la que deban pedirla.

Otra cosa a la que hay que estar muy atentos es que tu sitio debe tener una política de privacidad en donde especifiques a la gente que información estás recabando, que vas a hacer con ella y darle a la gente la oportunidad de corregir o eliminar la información que tengas sobre ellos.

Muchas de estas cosas son de sentido común y nunca está de más el tener una política de privacidad aunque no sea cuestión de ley. En esta ley no estamos contemplado los bloggers comunes y corrientes que no tengan intereses comerciales y reúnan la información con fines simplemente comerciales. Como este sitio, donde la única información que se te pide es para los comentarios, que además son de Disqus, así que si tienes un problema, es con ellos. A mí no me vengas 😛

Pero si reúnes más información personal o tienes algún fin comercial, entonces sí debes elaborar una política de privacidad. De cualquier modo es conveniente que tengas en mente como manejas la información que otras personas puedan dejar en tu sitio.