Turntable.fm comparte música con estilo (actualizado)

Hay muchos servicios para compartir la música que te gusta con tus amigos, blip.fm, last.fm, spotify.com, etc. pero creo que Turntable.fm es el primero que realmente me gusta y se me hace verdaderamente entretenido, así como para pasar horas en él.

El servicio está todavía en Beta privada, o sea que solo puedes acceder con invitación o si uno de tus amigos en Facebook ya está en Turntable. Yo no sé quien de mis amigos esté, pero entré con mi cuenta de Facebook sin problemas.

Una vez que entras puedes elegir ir a uno de los muchos cuartos donde hasta cinco DJs se turnan para poner música, o abres uno cuarto propio, privado nada más para los cuates, o abierto a todo mundo.

En el cuarto de Turntable.fm

Cualquier puede poner música si agarran uno de los espacios para DJs, armas tu lista de canciones y se van tocando por turnos. La diferencia es que en el cuarto también hay una audiencia escuchando y esto pueden votar a favor o en contra de la canción que escuchan. Si el DJ gusta y la canción gusta, van ganando puntos, y con estos puntos los DJs pueden ir ganando cosas virtuales como nuevos avatares y…. nada más. Bueno, como que en esta parte todavía les falta un poco.

Pero todo lo demás es bastante divertido, se ve bien acabado para ser un producto en Beta y ya llevo muchas horas paseándome entre cuartos con música de los ochenta. Tiene de donde mejorar, pero es un servicio muy divertido.

Actualización

Ni 24 horas después de haber escrito este post, turntable.fm cerró sus puertas a los visitantes fuera de Estados Unidos gracias a restricciones de licencias que datan de hace 100 años. Igual que le pasó a Pandora. Espero que algún día lo puedan solucionar, a diferencia de Pandora. Por lo menos last.fm sigue dando acceso a gente de todo mundo mediante un módico pago.

Nomee: Concepto interesante para compartir tus redes sociales

Si eres más o menos como yo probablemente te habrás unido a unas dos o tres docenas de redes sociales y servicios en línea. Cuando eso pasa se vuelve un poco difícil recordar cuales eran y encima de eso seguir las actividades de cada uno de ellos. Parece que mucha gente tiene el mismo problema, tú y yo no somos los únicos, y han surgido otros servicios (y redes sociales) para acorralar y domesticar a las otras redes sociales. Una de las propuestas más recientes es Nomee.

Nomee no es tanto un servicio o red social sino una aplicación para la plataforma Air de Adobe que corre en tu propia computadora. Esto es bueno porque la información como tus nombres de usuario, contraseñas y demás se quedan guardadas en tu propio disco duro en vez de viajar a quien sabe que servidor en quien sabe donde.

La instalación de Nomee es muy fácil si ya tienes Air instalado, de otro modo tendrás que instalar Air primero y después Nomee. Después creas una cuenta en Nomee con una dirección de correo y lo demás es bastante fácil. La aplicación intentará encontrarte en las redes sociales con las que puede comunicarse (más de 100) cuando le proporciones tu nombre de usuario. No siempre lo logra así que igual tendrás que añadir algunas manualmente, pero sí ahorra bastante trabajo.

Ya que añadiste todas las redes sociales de las que te acuerdas, además de teléfonos, correos, sitios y blogs, etc. puedes crear una tarjeta de presentación que puedes compartir con el mundo o con algunas cuantas personas. Cada tarjeta puede ir dirigida a una audiencia específica y contener información relevante para ellos. Por ejemplo, puedes crear una tarjeta para tus amigos fotógrafos con tus datos de flickr, picasa y tu blog de fotos. Otra tarjeta para tus contactos de negocios con tus ligas de Del.icio.us, tu perfil de LinkedIn y tu Twitter de información industrial. Y una más para tus amigos de farra con tu Facebook y MySpace.

Ejemplo de una tarjeta ya terminada

Nomee también te dirá si ha habido actividad en alguno de tus perfiles y haciendo clic te mandará al sitio web de ese servicio. No puedes actualizar información, su propósito principal es monitorear, no publicar. Nomee está en versión Beta y tiene todavía algunos problemas: se cae de vez en cuando, la interfaz para agregar contactos y servicios podría estar más pulida e insiste en cambiarme la fecha de nacimiento por un día. Supuestamente se integra con Facebook pero cuando lo puse en mi cuenta dice que hay un error y no se ve nada. Tal vez sólo sea cuestión de tiempo.

Aún así es una aplicación que promete por lo menos para mantenerte un poco más organizado y espero que las próximas versiones arreglen las pequeñas fallas que tiene.

Por que no odio Twittear

Recientemente (hoy) hubo un post invitado en el blog de ChicaSEO sobre el odio de alguien hacia twitter. Aunque no creo que sea realmente odio (una emoción fuerte, gacha y cucaracha) sino más bien indiferencia, creo que vale la pena analizar los puntos que expone la twitereje en el post:

1. Chicas con tetas. Pues sí, en todas las redes sociales el enseñar las tetas o la cola para atraer “amigos”, “followers”, “contactos” o como se le quiera llamar es un recurso de lo más utilizado y además efectivo para atraer adolescentes barrosos o adultos jóvenes calenturientos y chaqueteros. Twitter no podía ser la excepción pero hay que recordar que no hay ninguna obligación de seguir a nadie. Si no eres un chaquetero barroso tal vez lo de las tetas no resulte tan efectivo en ti y simplemente no sigues a esa persona. Igualmente, si tu intención no es la de atraer chaqueteros barrosos, pues simplemente no enseñas lolas y ya.

2. El uso de twitter como chat. El usar twitter como chat es cosa de cada quien. Es como una fiesta con diferentes grupos teniendo conversaciones y de pronto llega alguien más y se integra a la plática. Estoy de acuerdo que twitter no es el medio más eficaz para esto pero funciona adecuadamente. Nuevamente, si estás siguiendo gente que el 90% de sus tweets son conversaciones con alguien más, pues los dejas de seguir y ya. Eso sí, si alguien se entromete en tu “plática” por twitter no salgas con que “¡ay! no estaba hablando contigo”.

3. Twitter no sirve como SEO. Independientemente que el SEO no lo es todo en esta vida, Twitter puede ser una plataforma para formar una red de gente realmente interesada en ciertos temas, lo cual redituará en nuevos visitantes a tu sitio y que además es más probable que se vuelvan visitantes asiduos. Además de esto Google ahora está indexando tweets, lo cual te pude atraer más visitantes que encuentran tu tweet con la liga a tu sitio. Optimizar búsquedas en menos de 140 caracteres, eso sí es  un reto.

4. A mi me siguen tropecientos mil, shalalala la la. La neta, la neta, sí hay bastante divismo en twitter de “me siguen tantos”, “este es mi twitt chorrocientos millones”, “me dejaron de seguir 2 personas, se me cae el mundo”. Ya sé que para muchos twitter es una reafirmación del ego, pero hasta eso, las verdaderas divas twitteras son fáciles de reconocer y evitar. Nuevamente, si la persona que sigues no manda tweets útiles con la frecuencia que a ti te gustaría, pues los dejas de seguir. Y si se les cae el mundo por eso, pues que se les caiga, total es su problema, no el tuyo. Y si te dejan de seguir, pues mejor, por lo menos sabes que te está siguiendo gente que de verdad te quiere seguir.

Básicamente estos son mis contraargumentos para no odiar twitter que en realidad se pueden resumir en uno sólo: sigue nada más a quien quieras seguir.  Tomando esta mentalidad twitter se ha convertido una de mis herramientas más valiosas en mi arsenal de medios de información.

¿Quién más twittea?

¿Quién está hablando de ti?

whostalking.com es un nuevo servicio que acaba de salir de la versión beta y cuyo propósito es buscar en blogs, redes sociales y mini-blogs tipo twitter. Es como un Google especializado, de hecho las búsquedas en blog de Google también están incluidas.

Aunque al principio parecería un poco inútil lo verdaderamente interesante es que también busca en conversaciones y comentarios. De esa manera puedes saber que tanto impacto están teniendo tus campañas o productos en la blogosfera. El buscador te dice quien ha estado comentando sobre ti en sus perfiles de Facebook, comentarios en blogs, twitter y otra gran variedad de servicios y redes.

A mi parecer le faltan todavía algunas mejoras, por ejemplo hacer más fácil la navegación entre los resultados y análisis estadístico, o por lo menos una manera de acceder a los resultados a través de rss o un sistema semejante. Sin embargo, si quieres ver si alguno de tus productos, posts, o videos se está convirtiendo en un fenómeno viral, whostalking.com es una buena manera de irse enterando.

Plurk: otra opción

Desde hace tiempo soy usuario de Twitter, no súper asiduo pero lo uso para seguir a algunas personas cuyas ideas y actividades en el mundo del diseño web me interesan, además de otras que son simplemente interesantes. Ultimamente Twitter ha estado pasando por interrupciones de servicio más largas que de costumbre y este fin de semana fue bastante malo, así que un buen número de nosotros fuimos a probar Plurk.

Plurk es un nuevo servicio de microblogging, desarrollado y mantenido por un grupo de programadores de Ontario, Canadá, donde el sitio tiene su casa principal. Recientemente salió de la etapa de beta privada y cualquiera se puede unir como miembro.

El principio de Plurk es semejante al de Twitter: tienes 140 caracteres para expresarte y una red de contactos que recibirán tus joyas de sabiduría. La diferencia es que Plurk está organizado alrededor de una línea de tiempo que muestra los plurkeos desde el inicio de la historia. Además cada plurkeo puede expanderse para mostrar lo que otros plurkeristas han agregado creando un hilo de conversación que puede seguirse más o menos fácilmente.

Esto convierte a Plurk en un medio de comunicación más flexible y potente que Twitter, a pesar de no poder mantener conversaciones vía SMS todavía. En contraposición esto lo vuelve más difícil de empezar a usar y hallarle el modo a todas las opciones que tiene. En cierto sentido es más parecido a usar un foro que un sistema de microblogging.

El sistema se presta para que se genere muchísima información en poco tiempo, pero la interfaz nunca se siente apelotonada y es fácil esconder conversaciones o enfocarte tan solo en las que te interesan; aunque no estaría mal que hubiera un sistema para catalogar y separar ciertas conversaciones específicas o por lo menos un sistema de búsqueda para regresar a una conversación que dejaste 14 horas antes.

La interfaz de plurk, no conocida como la plurkeriza

Con todo, los comentarios, contestaciones y contestaciones de las contestaciones pueden hacer que rápidamente crezca el número de trozos de conversación a los que tienes que seguirle la pista y aunque sean de 140 caracteres cada uno, siguen siendo muchos.

Afortunadamente Plurk también tiene la opción de marcar todas las contestaciones como leídas y descargar un poco tu conciencia. Si se te da ser grosero y antisocial y puedes simplemente echar un vistazo rápido e ignorar lo que no te atraiga, como yo, entonces no tendrás problemas; pero si quieres mantenerte al tanto de todo lo que está pasando, te vas a encontrar con que es demasiada información. En sí este es el mayor peligro de Plurk, en menos de lo que crees ya pasaron dos horas de estar pegado a las respuestas y más respuestas.

¿Reemplazará Plurk a Twitter? No. En mi caso veo los dos sistemas como complementarios y enfocados a necesidades distintas. Twitter para mensajes cortos y autocontenidos que no necesariamente necesitan respuesta, y Plurk para cuando se desean mantener conversaciones más largas y formar lazos más fuertes con los contactos. Cada una tiene su lugar.

Esa misma es la opinión de uno de los creadores de Plurk, quien comenta en un blog que su misión fue crear una especie de microblogging para una audiencia que no necesariamente ha oído hablar de Twitter, algo así como super chateros a los que el MSN les queda guango.

Está además la fauna de aditamentos, clientes, plugins y demás que se han generado alrededor de Twitter, los cuales no será fácil reemplazar. De hecho Plurk parece no tener un API todavía.

En definitiva, aunque plurkearé de vez en cuando, Plurk para mí es nada más otra opción y no un reemplazo del caballito de batalla microbloguero, Twitter.

Soy rb3m en Plurk y Twitter.

Otras opiniones

Vuarnet también da a conocer su opinión en Isopixel.
Jorpinedo dice que plurk puede verse como una evolución del microblogging.