Como crear una gran estrategia de social media

Una de las mejores herramientas que han surgido para ayudarnos en las tareas de marketing de nuestros negocios es el social media, o medios sociales. Con estas un negocio pequeño o mediano puede alcanzar audiencias mucho mayores de lo que puede alcanzar con medios tradicionales.

Es de vital importancia crear una estrategia para alcanzar lo que queremos. Imagen de ButchLebo

Sin embargo para hacerlo bien es necesaria una buena estrategia y para crear una buena estrategia necesitamos hacernos algunas preguntas:

1. ¿Para qué?
La primera pregunta, y la más importante es preguntarnos ¿para qué queremos estar en medios sociales? Podemos tener varios objetivos: incrementar nuestra imagen, formar una comunidad con nuestro clientes actuales, aumentar nuestra base de clientes potenciales, investigar mercado, entre otras. Así que debemos empezar por definir cuales son los propósitos por los que queremos estar en medios sociales.

2. ¿Qué queremos lograr?
Aquí vamos a ser más específicos. Una vez que tenemos nuestras razones principales debemos definir que queremos de ellos. Por ejemplo, aumentar ventas 20%, retener 50% más clientes, reducir reclamaciones en 10%, etc. Es decir, metas específicas que queremos lograr con el uso de social media.

3. ¿Con quién queremos conectar?
Esta pregunta la vamos a contestar definiendo la audiencia a la que queremos alcanzar. Tal vez queramos encontrar profesionistas entre 25 y 30 años de edad, mujeres casadas de más de 30 años, parejas con niños de entre 6 y 12 años de edad, jóvenes que están buscando universidades, etc. Es decir, vamos a describir el tipo de cliente que queremos para poder enfocar nuestras esfuerzos y determinar cosas como promociones hasta la mejor hora del día para interactuar.

4. ¿Qué voz vamos a usar?
Dependiendo del tipo de cliente al que hablemos vamos a elegir que tipo de voz o personalidad usar, si nos vamos a ver como amigos, socios, colegas, formales, informales, etc. Un buen ejercicio es crear a una persona ficticia, con su propia historia y personalidad que va a llevar a cabo la comunicación e imaginar como hablaría, como contestaría a las cosas y como reaccionaría ante diferentes situaciones.

5. ¿Qué redes vamos a usar?
Aunque Twitter y Facebook son las más populares actualmente hay cientos de redes sociales que podemos usar, pero hay que saber cuales serían el mejor canal para nuestra empresa, nuestra personalidad y la de nuestra audiencia. Si hay una red donde nuestra audiencia esté participando activamente, obviamente debemos estar ahí. En cambio, aunque una red sea popular, si nuestra audiencia no tiene presencia, pues no tiene caso. Dependiendo de la red y el tipo de interacciones que se den vamos a elegir diferentes tácticas para empezar con nuestra participación, pueden ser comentarios relevantes, posts de diferente longitud, preguntas a los participantes, etc.

6. ¿Cómo lo vamos a medir?
Un factor importante para alcanzar el éxito tal como lo definimos es ver si vamos por buen camino. Para esto debemos crear métricas que nos digan quien está recibiendo nuestros mensajes y si están reaccionando a ellos (haciendo RT, dando Like, visitando las ligas, preguntándonos, etc.) Hay varias herramientas que nos pueden ayudar a dar seguimiento, pero primero debemos determinar que es lo que vamos a medir y como.

Espero que estos puntos te ayuden a crear una estrategia de social media con buenos resultados ¿tienes algo que añadir o alguna pregunta? No dudes en dejarla en los comentarios.

Twitter tiene una gran oportunidad con Posterous ¿la aprovechará?

Posterous es uno de los servicios más sencillos y a la vez poderosos para compartir contenido y establecer rápidamente un blog o sitio personal e incluso algunos de negocio. Es muy bueno para formar comunidades fuertemente enlazadas (aunque no tanto como un foro)

Twitter es uno de los servicios más populares para comunicar de manera corta y rápida lo que se nos pegue la gana. Es muy buen lugar para formar redes débilmente enlazadas.

Ahora Twitter ha comprado a Posterous lo cual representa una oportunidad muy buena para la compañía del pajarito si es que logran apalancar las fortalezas de ambos servicios y complementar sus habilidades naturales.

Pero lo más probable, si nos atenemos a las lecciones de la historia, es que Twitter lentamente vaya saqueando a Posterous, apropiándose de sus ingenieros y otras personas de valor y su producto se vaya quedando rezagado hasta que un buen día se lo lleven a la parte de atrás del patio y le metan un tiro en la cabeza.

Atención niños: Eso nunca pasa, lo que sucederá en realidad es que se irá a una granja donde podrá jugar con otros servicios 2.0 como Friendster y Magnolia que allá viven desde hace tiempo. Claro, si sobrevive al tiro en la cabeza.

En fin, el caso es que Twitter podría tener una excelente oportunidad entre manos si sabe aprovechar bien los recursos adquiridos con Posterous y los integra de manera inteligente a los que ya tiene.

De momento Twitter ha dicho que no piensa cambiar nada como se están haciendo las cosas en Posterous y seguirá dando los mismos servicios, pero en realidad el tiempo dirá si piensan mantener a las dos marcas separadas o si integran todo bajo la sombrilla de Twitter.

El del retorno sobre la inversión

El retorno sobre la inversión, o ROI, es uno de los términos más temidos e incomprendidos en los medios sociales, o social media que le dicen. Los community managers, social media experts y demás fauna rara tienden a menospreciar la importancia del ROI, muchas veces por no tener las herramientas adecuadas o carecer del enfoque para poder medirlo.

Es un gran error. Sin el ROI no sabremos que tan efectivas están siendo realmente nuestras acciones en social media en términos de su contribución a la empresa, haciendo difícil justificar el gasto realizado. Esto viene muy al caso a raíz de los comentarios de Glenn Fogel el otro día sobre el desperdicio de dinero que muchas empresas tienen al anunciarse en medios sociales, y la entrevista a Brian Solís el día de ayer sobre el ROI.

Comprende bien como calcular el retorno sobre la inversión, de donde vas a sacar los números, como los vas a justificar y no tengas miedo en medir lo que muchon consideran inmedible.

El de los anuncios en medios sociales

Según el señor Glenn Fogel, alto ejecutivo de Priceline, anunciarse en medios sociales es una pérdida de dinero y recomienda mejor crear una experiencia y que pueda ser retransmitida por los medios sociales.

Tiene razón, en varias cosas. Los medios sociales no son un simple medio para anunciarse y ya. Tampoco es cosa de contratar un community manager y ya está. Implica muchas más cosas, estrategia, planificación e inversión para poder sacar provecho de ellos.

If I unfollow you from Twitter it’s not you, it’s me

Dear Twitter Followee:

Maybe by now you will have noticed I stopped following your updates and you are perhaps wondering why, what you did wrong and if there is a way to set things right and if I will follow you again. I have to be honest with you, there probably is no way I will follow you again.

You see, we are just not made for each other. I am looking for worthy insights, links that will help me advance as a person and a professional, someone who will expand my horizons, challenge me and is able to call me on my bullshit and is not offended when I call bullshit on him/her. However I have noticed that of late there is nothing I can take from your tweets that’s valuable to me. Sure, I understand, my tweets are not 100% all-value, and I don’t expect yours to be either, but something nice from time to time is not too much to ask, is it?

The thing is… there is just so much fluff on my timeline and I don’t have the time to deal with it all. But you have other followers, I’m sure they find your style of tweets worthwhile.

Don’t think of this as your failure, I probably was looking for something different without realizing it and just gave you some false hope, sent you the wrong signs, clicked on the “Follow” button before knowing more about you. I don’t want you to feel bad about yourself, you did nothing wrong and, if it’s any consolation, you are not the only one I’m unfollowing. You see, I made some choices that I now must sadly go back on. It’s all my fault. It’s not you, it’s me.

But this doesn’t mean we can’t still be friends.