Las noticias de la muerte de los sitios ha sido exagerada

Gaby Castellanos comenta hoy en su sitio:

Suelo decir en muchas de mis charlas que el microsite/la web ha muerto (tal como lo conocemos, para aclarar). Suele causar dolor de barriga, de tripas tal afirmación. Y a veces me lleva a traerme mucha gente en contra. Y se que es doloroso aceptarlo.La Web y el Microsite han muerto. Viva el Social Media. | gabycastellanos.com

No estoy de acuerdo. Las gráficas realmente no demuestran una tendencia general, son sólo algunos puntos dispersos que estadísticamente no tienen valor. Encima usa escalas de tiempo diferentes, compara sólo unas pocas marcas contra sólo unos pocos sitios de medios sociales (¿por qué no tomar MySpace o Friendster por ejemplo?). Vamos, me recuerda al análisis de los piratas y el calentamiento global.

Es cierto que el concepto de microsite ha cambiado y ahora debe incorporar a los medios sociales (por ejemplo, incluyendo los tuits que hablen de nosotros), extenderse a las redes sociales por medio de páginas de fans, y permitir la participación de los usuarios de redes sociales como usar su “login” de Facebook, compartir en diversas redes, etc.

Es decir, el microsite se convierte más en un agregador de las conversaciones, un punto de contacto que facilita encontrar y participar en esas conversaciones y no el simple mensaje de uno a muchos que era antes. Pero así tanto como muerto, no está.

Otra falla del análisis es confundir la cantidad de visitas diarias con la utilidad, efectividad o salud general del sitio. De siempre ha sido cierto que la gente no necesita visitar el sitio de una marca todos los días, no tiene caso. Sólo la consultarán cuando necesiten más información sobre la marca o estén a punto de realizar una compra.

Lo que las redes de medios sociales hacen es suplir parte de esa necesidad sirviendo como punto inicial para buscar información, preguntar a otros usuarios, compartir experiencias, etc. Por eso es tan importante para las marcas tener presencia en estas redes.

Sin embargo, esto no significa para nada que en algún momento no acudan al sitio de las diferentes empresas. Al contrario, cuando lo hacen será mejor informados, con preguntas diferentes y con un objetivo distinto al de antes. Y cuando lo hagan más te vale tener un buen sitio que se acomode a resolver esas preguntas o canalizar al visitante apropiadamente.

No, Gaby, creo que te equivocas del todo. El sitio web y el micrositio no están muertos, al contrario, están más vivos que nunca. Simplemente su orientación y objetivos, así como la manera de medir su éxito, han cambiado.

¿Destronará el Palm Pre al iPhone?

Escribe Eduardo Arcos en Alt1040:

Yo estaba convencido que nunca saldría un dispositivo que le quite atención al iPhone pero creo que estaba muy equivocado … No estoy seguro si superarán las ventas a Apple, si lograrán ofrecer mejor calidad o si “matarán” al iPhone, pero me queda claro que es un aparato sumamente interesante – Una demostración de la interfaz gráfica de la nueva Palm Pre

Eip. Palm parece que ha vuelto de las mismísimas garras de la muerte con un producto que se ve sensacional. No sé si desbancarán al iPhone, no creo, no parece que vayan a atacar al mismo mercado aunque sí se van a traslapar.

Sin embargo creo que sí le pondrán una buena corretiza a Windows Mobile, Symbian (Nokia), Blackberry y Android; sobre todo en el grupo de usuarios de BB o WM que tuvimos que dejar de usar nuestra Palm porque simplemente no había nada nuevo de su parte. También entre los “power users” del iPhone que no están a gusto con su insistencia en correr sólo una aplicación a la vez y la falta de copiar y pegar.

El grupo difícil va a ser el “trendy” porque seguramente Apple sacará alguna cosa para mantenerlos entretenidos, volviéndose una cuestión de cual tiene cosas más brillantes, se pone de “a muertito” y esas cosas.

Parece que todo está amarrado ya para que el nuevo listófono salga pronto y espero que los nuevos aparatos estén disponibles para cuando me aburra de mi actual teléfono y le pueda negociar un contrato a mi empresa telefónica para adquirir uno.