Entendiendo como Windows usa la memoria

Después de haber contestado esta pregunta en Yahoo! Respuestas me di cuenta por las otras respuestas que mucha gente no sabe muy bien como usa Windows, o cualquier otro sistema operativo moderno, la memoria RAM y quedan todavía muchos mitos y percepciones equivocadas que vienen de los días de Windows 95 y cuando lo común era tener 64MB de RAM.

Como me tardé mucho un rato escribiendo y creo que no lo hice tan mal decidí también poner la respuesta en este post.

La pregunta dice:

¿como puedo hacer que mi pc consuma mas memoria ram?
mi pc tiene windows 7 64 bits con 4 gb de ram y la verdad que con muchos programas abiertos solo consume 2 gb de ram y kiero saber como le hago para que consuma mas y este mas rapida

Mi respuesta original fue:

Windows 7 tiene muy buen manejo de memoria. Cuando estés usando un programa muy pesado usará el resto de la memoria, mientras tanto usa todo lo que es capaz de usar y no se hará más rápida usando más.

Luego de leer las otras respuestas la amplié:

Ok, por los comentarios veo que mucha gente no sabe bien como se usa la memoria RAM en un sistema operativo moderno. La RAM es como un almacén de instrucciones y datos de donde pueden pasar muy rápidamente al CPU. Aparte de la RAM existe el disco duro que es otro almacén mucho más grande pero también mucho más lento.

Imagínate que tienes una tienda, y tienes artículos en el mostrador pero como es pequeño el resto de tu mercancía la tienes en la bodega de atrás. Cuando un cliente llega y te pide algo, 1 kg de azúcar, por ejemplo, si la tienes en el mostrador se la puedes dar inmediatamente. Pero si te pide azícar, habas y frijoles, a lo mejor tienes que darte una vuelta a la bodega para encontrar algo. O si te pide 10kg de azúcar.

La RAM es como ese mostrador, mientras más grande sea más cosas puedes tener ahí y menos viajes tienes que hacer a la bodega. Por supuesto, aún así no puedes tener todo así que lo que haces es tener en el mostrador las cosas que más te piden. Eso es lo que hace Windows, usa ese mostrador de la manera más eficiente posible de acuerdo al tamaño y a lo que le piden más constantemente.

Si tienes 1GB de memoria a lo mejor ese mostrador se llena muy rápido y no puedes tener todo lo que te piden más seguido, para varias cosas todavía tienes que ir a la bodega. Aún así, Windows 7 es buen administrador y trata de minimizarlos lo más posible.

Con 2GB puedes tener muchas más cosas. El mostrador se ve lleno, o casi lleno, pero los viajes a la bodega son mucho menos, por lo que puedes atender más rápido. O sea, lleno pero todo bien pensado.

Con 4GB prácticamente tienes todo lo que te piden constantmente en el mostrador y muy rara vez tienes que ir a la bodega, casi nada más cuando se trata de un pedido especial. Cierto, el mostrador se ve casi vacío pero si le pusieras más cosas prácticamente no te estarías ahorrando ningún viaje a la bodega. Igualmente, si le quitaras cosas para que se viera más “limpio”, lo harías a costa de tener que ir más veces a la bodega.

Eso es lo que hace un sistema operativo moderno como Vista, 7, OS X y los Linuxes y demás con la memoria. Saben muy bien como manejar mejor este espacio y no porque se vea que está usando más o menos quiere decir necesariamente que está siendo más o menos rápida. Windows 7 en particular tiene la filosofía de “memoria desocupada es memoria desperdiciada” así que trata de usar lo más posible todo el tiempo.

Esta es una explicación simplificada y sencilla (después de todo es para Yahoo! Respuestas) de como se usa la memoria. Notarás que no menciono la memoria virtual, la verdad porque yo tampoco tengo muy buena idea de como funciona en los nuevos sistemas operativos. Lo que sé es que su uso es mucho más complejo de como era en Windows XP y tiene que ver con el espacio que puede reservar un proceso contra lo que está usando, el límite de lo que se puede reservar, etc. Si quieres ahondar un poco más en el tema puedes leer este artículo de Mark Russinovich sobre memoria virtual (en inglés).

Mac Mini después de casi seis meses

Se supone que iba a escribir algo antes, pero lo fui dejando.

En noviembre pasado, poco después que Apple renovara su casi olvidada línea de Minis para incorporar los CPUs Core 2 Duo me decidí a comprar una. La verdad tenía ganas de comprar una Mac desde hace rato pero los precios de las iMacs y las Mac Books me parecen injustificadamente altos, sobre todo para un sistema que no sé si le voy a encontrar utilidad o no.

Si bien la Mini no es precisamente barata si la comparamos estrictamente en base a capacidades técnicas con PCs en ese rango de precios, sí es mucho más barata que las demás Macs. Tomando en cuenta que puedes usar el mismo teclado y monitor de alguna de tus PCs viene siendo una adición muy efectiva a la colección.

Primeras impresiones: los fierros

La primer impresión es muy positiva. Es increíble que tanto poder de cómputo se concentre en un paquete tan pequeño. Es muy fácil encontrar un espacio para la Mini en el escritorio o esconderla si no la quieres tener a la vista. No es mucho más grande que un paquete de discos compactos (con caja, claro). Si acaso el único defecto será el alimentador externo de energía, pero no se puede todo en esta vida.

La Mini además es muy fácil de no escuchar. Prácticamente inaudible lo que la hace ideal para cualquier sistema de entretenimiento en el que no quieres un ruido de ventilador arruinando las escenas de suspenso.

La instalación fue muy fácil: la sacas de la caja, conectas el monitor con el adaptador incuido, el teclado y ratón que tengas por ahí, por último a la corriente, la red (si la quieres conectar, porque también tiene un adaptador inalámbrico integrado) y ya.

El proceso de configuración es bastante fácil y rápido. Tan fácil y rápido como lo sería el de Windows si los fabricantes como Dell y HP no se esforzaran en joderle la vida al consumidor. En cosa de nada quedas con la computadora lista para utilizar… bueno, después de las actualizaciones de rigor de las que ningún sistema se salva hoy en día.

Segundas impresiones: Velocidad, desempeño y el SO

El procesador central de la Mac Mini que me compré es un Core 2 Duo a 2.26 GHz y tiene 2 GB de memoria. Sería injusto compararlo con la Phenom II X4 de 3.0 GHz y 4 GB de memoria que tiene a un lado, así que no lo voy a hacer.

En vez de eso la voy a comparar con la Athlon 2.2 de 2 núcleos y 2 GB de RAM que tengo en el otro cuarto 🙂

La Mini arranca mucho más rápido que el Windows x64 de la otra máquina, aunque en ambos casos es evidente que no han terminado de levantar todo antes de ceder control al usuario. Esto es normal en un SO moderno y es bienvenido. Si contamos eso al final quedan más o menos igual, pero por lo menos la Mini la puedes empezar a usar antes.

Sin embargo, en el uso cotidiano de abrir ventanas, abrir aplicaciones, cerrar aplicaciones, copiar archivos, mover archivos, etc. la Mini se siente un poco… lenta. Probablemente Snow Leopard se beneficie más de mayor cantidad de RAM, mientras que Windows x64 (un SO que ya está anticuado, por no decir obsoleto) se acomode mejor con 2 GB.

En cuanto a estabilidad, seguridad y esas cosas tan cacareadas por los fans de Apple, he de decir que no encuentro diferencia alguna entre los dos sistemas. Cierto, no he tenido un cuelgue general del sistema, pero hace años que no tengo uno en XP y en Vista dejé de tenerlos cuando cambié la memoria defectuosa de mi sistema, hace más de un año.

Pero en OS X he tenido cuelgues de aplicaciones, he tenido que matar procesos atorados, y a veces he tenido que reiniciar cuando no encontraba los discos compartidos de la PC y simplemente colgaba todo el Finder (problema corregido en una de las actualizaciones), y muchas veces he visto la bola de colores durante más tiempo de lo normal por razones inexplicables, sobre todo en el estúpido iTunes o abriendo una nueva pestaña en Safari.

O sea, igual que en Windows. ¿Seguridad? Miren: llevo 15 años sin usar antivirus o cortafuegos en Windows y nunca he tenido problemas con virus o malware. Claro sigo cuidando de mi computadora como si fuera monaguillo en una convención de sacerdotes católicos. O sea tapándole todos los agujeros y sin agacharla a encender los cirios. Esto no quiere decir que no nos robemos un trago del vino de consagrar, pero la mayoría de los usuarios de Windows es como si le pusieran a su computadora un letrero en el culo que dice “Pase Usted”

Bueno, ¿pero qué tal es usar OS X en vez de Windows? Después de un periodo de ajuste (encontrar las teclas y eso) la experiencia es muy similar. Si lo que te detiene es la costumbre te puedo decir que en menos de media hora vas a estar acostumbrado al nuevo sistema.

OS X tiene varias ventajas que lo hacen más eficiente para un usuario final: las combinaciones de teclas son caasi todas las mismas en todas las aplicaciones, prácticamente no tienes que preocuparte por el sistema de archivos, instalar y desinstalar aplicaciones es súper sencillo, y todo el sistema es mucho más amigable, limpio y fácil de entender. La unión a redes de Windows podría ser más intuitiva, pero al final tampoco es tan difícil.

Esta aparente sencillez puede resultar engañosa. Si eres un usuario experto puedes acceder directamente al sistema de archivos, a los archivos de configuración y a las tripas de la máquina donde se esconde una versión de FreeBSD. Hay muchas aplicaciones útiles para meterle mano al sistema en la carpeta de Utilerías que pueden hacer al sistema más eficiente para ti. Es una gozada usar SFTP o SSH en una Mini para conectarse a un servidor remoto, cosa que en Windows requiere aplicaciones adicionales y nunca deja de sentirse “raro”.

Terceras impresiones: la paquetería incluida

Como todas las Macs nuevas la Mini viene con la paquetería iLife instalada que incluye iPhoto, para fotos; iMovie, para hacer videos; iDVD para meterlos a un DVD; iWeb para hacer páginas web, y GarageBand, para editar audio.

De todos ellos, aunque buenos, sobre todo iPhoto y iMovie, me siguen pareciendo medio simplones, muy buenos para trabajo casual pero hasta ahí.

Excepto Garage Band.

Garage Band es una reata.

Garage Band es la neta del planeta.

Si haces cualquier cosa relacionada con audio, debes echarle un muy buen ojo a Garage Band. Y si te llega a quedar chico (que puede que nunca pase), Logic Express es la segunda neta más neta del planeta.

Logic Studio sería la tercera neta del planeta, pero es una neta muy cara para mi presupuesto.

Aparte de iLife, toooodas las clases de aplicaciones que existen en Windows existen para OS X (no necesariamente las aplicaciones específicas, pero sí que hacen lo mismo). Hasta la compatibilidad de documentos está básicamente resuelta hoy en día. Así que, a menos que tengas mucho dinero invertido en software para Windows, no hay por que temer a no encontrar algo en OS X.

Incluso para juegos Valve anunció que Steam va a estar disponible para OS X. Sin embargo, para los jugadores verdaderamente serios, la tarjeta de video es medio enclenque prácticamente en todas las Macs (sí, sí, Mac Pro, las nuevas iMac, bla bla. OK, dos palabras nada más: ATi 5890), así que una buena PC (no las chingaderas que de Dell o HP o las que venden en Office Depot) sigue siendo lo más ideal para esta clase de jugadores y probablemente lo será durante años.

Ultimas impresiones: ¿Conviene o no?

Definitivamente sí. Si eres un usuario de PC con ganas de una Mac o una segunda PC, un entusiasta que busca expandir el establo, o simplemente para ver si OS X es así tan sácalepunta como dicen (pista: sí y no), la Mini es ideal.

Pongámoslo de este modo: difícilmente me compraría una iMac, pero una segunda Mini no me lo pienso dos veces.

Respuesta a las nenas quejumbrosas

Esto lo escribí como respuesta a las nenitas quejicas que sienten como que les meten las manos en los calzoncitos cuando leyeron las nuevas condiciones de uso de Facebook:

Señores, con todo respeto, pero parecen nuevos. Veo que a muchos todavía les cuesta mucho trabajo aceptar la nueva realidad de colaboración y creación de contenido de la red, en la que las fronteras de lo que es mío o tuyo o lo que se puede hacer o no con ese contenido se desvanecen.

Por ejemplo, por el sólo hecho de hacer este comentario el señor Eduardo Arcos puede reclamar que tiene derecho a hacer lo que quiera con él, desde borrarlo hasta retransmitirlo vía feeds, correo electrónico, etc. Es más, él mismo tiene un botón que dice Share en este mismo post, mediante el cual él mismo o algún otro usuario puede poner este mismo post y el comentario en algún sitio de red social como Facebook o retransmitirlo por otro medio. Y eso le daría a esas redes sociales y servicios licencia para retransmitir el post y este comentario que ahora forma parte del mismo.

Es decir, mis palabras ya no son, técnicamente, mías, sino que ahora pertenecen a la comunidad (aunque desde el aspecto de la ley sigan perteneciéndome). El señor Arcos se beneficiará (muy poco) por el contenido que le genero. Facebook se beneficiará (muy poco) por el contenido que le generamos. Yo me beneficiaré (poquísimo) por la difusión que se le dará a mis palabras. ¡Bienvenidos a Internet!

Sí, tal vez esto me conviera en una ranfla a la que no le importa que mi tesorito pase de mano en mano y esté en boca de todos (por cierto, no lo he puesto explícitamente, pero todo lo que encuentren en este sitio que sea creación mía lo pueden usar para cualquier cosa, incluyendo fines comerciales) y no es que me valga madre, es que es la nueva realidad en las comunicaciones y en la propiedad intelectual. En la nueva realidad de la comunicación, lo que yo publico es público aunque no me parezca.

Miren ustedes, el verdadero valor no está en las cosas que se hacen, o en las palabras que se dicen, o en la música que se toca. El verdadero valor está, y siempre ha estado, en saber hacer las cosas, en saber decir las cosas y en saber tocar la música. Si ustedes lo que venden es el “saber” y no la “cosa”, nunca se morirán de hambre ni temerán al robo porque será imposibles robarles.