Of Google, monopolies, menaces and fear-mongering

About a day or so ago, the Guardian ran an opinion piece by Henry Porter in which he goes on a rant accusing the internet of, you know, the usual: how it brings an end to all that’s good, makes slaves of all us and how we all should stick behind good ol’ newspapers to show us the way because, after all, when have they ever let us down? Or words to that effect.

Of course, that’s complete and utter rubbish based on nothing but ignorance and fear. I was thinking of writing this post as a defense of Google, but that has been covered amply by others, noticing how it’s actually very easy to keep Google from indexing and using your content, to how there are other services out there. Instead I’m going to focus on this misconceived idea of newspapers being the embodiment of all that’s good and right, the true bearers of journalistic standards and absolute last word on all the local news that matter.

Newspapers have always been about selling ads, to do this they must have readership, and to attract readers they are no strangers to the use of shock, cheap thrills and misleading headlines. Newspapers have been a major player in politics, pandering to whatever side they find serve their interests better, specially in Britain, or simply bending to the interests of government and advertisers. “If it bleeds, it leads” is a well know principle in newspaper publishing.

There are good examples of journalistic standards in newspapers, but no more or less than there are in blogs, online magazines and other new media. What’s more, the internet has empowered users to read and find out about several sides of a story in a way that newspapers are often unable or unwilling to cover. In local markets it’s almost always the case that only one or two newspapers end up dominating the entire offer. That truly is a monopoly, accountable to no one but the shareholders and advertisers.

The internet and Google have empowered users to find the news they need, the way they need it, instead of being subject to an editor, the limits on a single journalist, or the whims of publishers and advertisers. And I think that’s what really riles Mr Porter, that people no longer have to accept what he or some few initiates in the arcane arts newspaper publishing write. We finally have a real choice of what news we get and where we get them from. Sure, we’ll make mistakes, we’ll get bad news from time to time, but we get bad news now from the traditional channels anyway, at least now they’ll be our mistakes.

I think that people like Mr Porter really fear they will not be able to make the transition from the old way of doing things to the new way of publishing and distribution and will suddenly become irrelevant. He is right in one thing, the internet is an amoral entity, like a force of nature, a forest fire.. Like one it will consume whatever it find on its path. And after it a new forest will grow. Survivors must be quick, resilient and ingenious to survive the passing of the fire and be able to thrive once the ashes have cooled down. However, Google is hardly to blame for this, and wishing for the fire to turn back is an exercise in futility.

I believe that people who are trained journalists have the most to win from this situation. They are supposed to know how to approach a source, how to frame a story, how to write a gripping headline and how to pitch the story. And you know what will make them be better known and better able to sell their work? Google.

Apple noticias: Rumores de chirriscomputadora y tienda de aplicaciones sin Apple

The heroine from Apple's 1984 ad, set in a dys...
Esta chica podría ser ahora la tienda Cydia y Apple el Big Brother de las aplicaciones para iPhone.
Image via Wikipedia

Casi no escribo sobre Apple más que nada porque no uso sus productos excepto Safari, pero son un jugador importante en toda la cuestión de tecnología y ciertamente sus inovaciones suelen expandirse al resto de la industria con el paso del tiempo, así que siempre es bueno mantener un ojo sobre lo que están haciendo.

Esta semana (¡y eso que es lunes!) ha estado bastante interesante en lo que respecta al mundo de Apple. En primer lugar ha surgido un rumor de que podría haber una chirriscomputadora de Apple en la segunda mitad del año. Esto es bastante notorio porque es un mercado que está sufriendo una expansión explosiva y Apple, como pocas veces, se estaba viendo rezagada en este nicho. Será interesante ver si la entrada de Apple, de producirse, le influye nueva vida como hizo con los listófonos cuando sacó el iPhone, o pasa sin pena ni gloria como ocurrió con las pizarromputadoras cuando sacó la Apple Newton.

Aunque hay quienes están escépticos de que éste sea el siguiente movimiento de Apple debido a las declaraciones de hace unos meses de Steve Jobs acerca de que Apple no sabe como hacer una computadora bara bara que tenga buenas prestaciones, de que el mercado no está interesado en una computadora de bajo rendimiento y de que no les interesa ese segmento; pues no hay que olvidar que lo primero que hace Apple antes de entrar a un mercado es decir que no va a entrar, que no tiene planes y que guácala.

Además le están comiendo el mandado, ya hasta Sony le entró y Acer, con sus chirriscomputadoras, rebasó a Apple como quinto lugar en el mercado de las computadoras personales. Así que no creo que se queden nada más mirando.

La otra noticia es que la Apple store ya alcanzó la cifra de 25,000 aplicaciones, número que supera al de las aplicaciones disponibles para Windows Mobile en tan solo una fracción de tiempo que lleva operando. Esta noticia no me parece tan importante porque un buen número de esas aplicaciones son de pedos, de tetas o para usar el iPhone como lámpara o espejo. Aunque también hay aplicaciones inútiles para Windows Mobile, la proporción en el caso del iPhone parece gigantesca. Claro, es sólo una apreciación, estaría bien que alguien hiciera un estudio sobre esto.

Sin embargo, la noticia que sí me parece importante es que una empresa llamada Cydia, abrió una tienda de aplicaciones para iPhones desbloqueados, como la iTunes Store, pero sin que los desarrolladores que la quieran usar necesiten pagar una lana para entrar, pasar por un proceso misterioso de permisos y luego darle 30% de comisión a Apple.

Los que han visto la tienda Cydia dicen que está bien fea y pobre, como corresponde a un tendajal abajo de un puente vendiendo artículos chinos de contrabando. Sin embargo el atractivo, igual que cuando va uno a comprar artículos chinos de contrabando, está en que ahí podrás encontrar aplicaciones que Apple ha prohibido usar en su teléfono, muchas de las cuales son bastante útiles y algunas básicas como cortar y pegar y ejecutar más de una aplicación a la vez.

También tiene atractivo para los desarrolladores, ya que cualquier puede poner sus productos en este changarro y venderlos libremente, sin tener que preocuparse por que a Apple de repente ya no le parezca, o que un ejecutivo amanezca de malas o que se yo y que le quiten el producto sin decir ni agua va.

Por supuestísimo, para Apple no tiene ningún atractivo y lo más probable es que a alguien ahorita le esté saliendo humo por las orejas. Tal vez como en el caso de Psystar decidan esperar un poco a ver que tanto éxito tienen y si ven que sí le están pegando, pues lanzarse sobre ellos y tirarles el tenderete con todo y chivas. A ver que ocurre porque tal vez aquí sí entren en vigor las leyes anti Trust de los Estados Unidos, pero no soy abogado así que no me hagan caso.

En  fin, como lo rebelde casi no se me da deseo que a la tienda Cydia le vaya muy bien y rompa el control que Apple quiere ejercer sobre los desarrolladores y los usuarios de su listófono.

Relacionadas

Apple podría estar preparando un netbook
El App Store ha superado a la oferta de aplicaciones de Windows Mobile

Reblog this post [with Zemanta]